Rugby > EN EL CHARRÚA

Jaguares fueron demasiado para Los Teros 

El equipo argentino venció 61-0 a Uruguay en la reinauguracion del Charrúa  

Tiempo de lectura: -'

24 de enero de 2019 a las 22:31

Los Teros sintieron la diferencia con un equipo top del mundo y cayeron 61-0 en un amistoso que sirvió como inauguración de la iluminación del Estadio Charrúa para el rugby. Ante 10 mil personas, los celestes sufrieron la diferencia de dinámica, pero sobre todo el poderío de los forwards argentinos, que en el primer tiempo liquidaron el pleito con 5 tries, todos entre los 20' y los 40', para irse al descanso 35-0.

Un 61-0 llama la atención, por supuesto. Es lógico. Pero analizar el amistoso de Los Teros ante Jaguares exclusivamente desde lo numérico sería muy pobre, sobre todo teniendo en cuenta que fue un partido de pretemporada y que hubo más de 60 jugadores en cancha.

Y yendo un poco más allá de los números, la primera conclusión es que Los Teros se encontraron un poco de lo que verán ante Australia o Gales en poco menos de ocho meses. Y quizás ante Fiji, si se repite la lógica del partido que jugaron en noviembre. Es decir: más allá de estilos de juego, son países del Tier 1 jugando contra un rival del Tier 2. Y eso se nota. 

¿En qué? Para empezar, en el lapso en el que ambos equipos pueden mantener esfuerzos de alta intensidad. Porque Los Teros arrancaron bastante bien. A pesar de ser un partido típico de pretemporada, plagado de errores de manejo y de falta de fineza, en los primeros 20 Uruguay tuvo la pelota y el protagonismo, pero nunca pudo quebrar a una buena defensa argentina. 

Con pelota, Los Teros buscaron los espacios, intentaron desafiar al rival en el juego físico. Tuvieron una chance desde un line y maul en 5 yardas que terminó en penal por retención (Magno quedó muy solo en su puntada, en una jugada que prometía). Otra chance desperdiciada fue un penal factible fallado de Cat 

Pero quizás lo mejor de ese arranque estuvo sin pelota. La defensa se mostró firme, con mucha prodigación para el tackle, y el doble tackle. Sabiéndose menos, Uruguay apostó por lo que muchas veces ve cuando tiene rivales inferiores enfrente: mucha intención de complicar el punto de contacto, de enlentecer las pelotas de Jaguares.

Y durante ese lapso logró resultados, porque incomodó a Jaguares y hasta tuvo una chance de pelota recuperada, un balón suelto que Prada pateó dos veces pero se le terminó yendo largo.

El tema es el del principio: la dificultad para mantener esos niveles durante lapsos grandes. Porque si ante rivales medianamente parejos el elogio de los últimos tiempos es que se dejaron de jugar 60 minutos para completar 80, y hasta dominar en el cierre, ante rivales de la talla de este equipo argentino todavía se está lejos. El esfuerzo de esa defensa envolvente, de esos dos o tres jugadores involucrados en el contacto, se pagó en los siguientes minutos, y llegó la catarata de tries,

Un knock on en 5 yardas de Silva trajo un scrum de Argentina y un fácil try de Bruni. El equipo sintió el golpe, y ya no pudo cruzar la mitad del campo. Los huecos en defensa empezaron a aparecer (dos quiebres por el centro de la cancha), pero además, los forwards empezaron a pasarla mal. El line y maul trajo dos tries más, el scrum sufrió con pelotas propias y ajenas, y más errores defensivos trajeron sendos tries: un line obtenido con malos pases en retroceso derivaron en una anulada de Prada y el scrum 5 subsiguiente, además de una floja defensa por el ciego de un ataque rápido argentino, que dejó números para que Jaguares apoyara el quinto try en el cierre del partido. 35 puntos en 22 minutos hablan de un equipo que bajó la intensidad del arranque, y que, como era previsible, lo pagó caro.

En el segundo tiempo Jaguares metió un equipo nuevo en cancha y Uruguay mantuvo mayoría de titulares, pero el trámite fue parejo hasta los últimos 15, cuando otra vez los argentinos sacaron diferencias, esta vez con juego veloz de sus tres cuartos. Uruguay hizo más pie en el scrum pero falló en en line, donde no pudo aprovechar varios penales que cometió el rival.

En el balance, una derrota dura pero esperable, aunque con la interrogante de un pack que sufrió más de lo que podía esperarse, y que mostró los mismos problemas de scrum que ante las potenciales en el Mundial 2015.

Ante todo, el equipo tuvo la prueba ante un Tier 1, como quería. Y las distancias quedaron claras. El objetivo, antes del Mundial, será recortar todo lo que se pueda.

 

Mucha gente

El marco fue un éxito: más de 10 mil personas estuvieron en el Charrúa, lo que obligó a habilitar las tribunas cabeceras, luego que se llenara la tribuna Bolivia.

 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...