Fútbol > SE VIENE EL APERTURA 2021

Juan Tejera, el jugador limitado que laburó 35 años en el puerto y que se recibió de salvador

Debutó en Danubio en 1974, jugó en equipos de barrio en canchas bravas donde pelear era una necesidad vital, empezó a entrenar en 1994 y desde entonces salvó a Racing, Fénix, Cerro y Boston River del descenso

El último milagro de Juan: salvar a Boston River

Tiempo de lectura: -'

04 de mayo de 2021 a las 05:00

Juan Tejera debutó con 18 años en Danubio en 1974. Jugó en el mejor La Luz de la historia en 1978, en la primera vez de Progreso en la A con Tabaré Vázquez de presidente en 1980 y hasta 1992 deambuló por equipos de barrio del ascenso uruguayo entre canchas duras, partidos ásperos y climas calientes. Desde 1994 es entrenador y en los últimos tiempos se convirtió en un especialista en tomar hierros calientes y salvar equipos del descenso. 

"Como jugador era limitado. Tal vez no podría jugar en el fútbol actual, como también algunos de hoy no podrían jugar en el fútbol que yo jugué. Había que ir a la cancha de Salus, de Villa Española, de La Luz, de Progreso... Canchas bravas. Cada partido tenía una antesala. Nos esperaba siempre un comité de bienvenida. Pero siempre quedaba todo ahí. A veces te pegaban una y se la devolvías, a veces pegabas más vos o a veces pegabas una y te comías tres", recuerda a las risas. 

En 1981, cuando jugaba en Central Español, un amigo lo llevó a trabajar al puerto. Se quedó 35 años, hasta jubilarse en 2016. 

"No tuve la posibilidad de jugar en equipos importantes. Tenía esposa, un hijo y había que pagar alquiler para sacar la familia adelante. En 1994 empecé a entrenar, Defensor Sporting me abrió sus puertas y la verdad que estoy muy conforme con la carrera que llevo", analiza. 

Tejera jugó también en Villa Española, en Fénix, tuvo dos pasajes por Sud América, dos por Villa Teresa y se retiró jugando en Miramar Misiones en 1991 y 1992. 

"Desde que soy entrenador la pude llevar mucho mejor y no me puedo quejar, sin tirar manteca al techo, claro. Si aparece un club puedo exigir, porque no me voy a morir de hambre y no agarro trabajos por necesidad, si me parece bien el proyecto a corto o mediano plazo lo agarro, pero el fútbol uruguayo es bravo: queremos proyectos a dos años y perdés tres partidos y te dan un voleo", reflexiona. 

En el Clausura ganó partidos claves

En Boston River llegó en lugar de Sebastián Abreu en el Intermedio 2020. Arrancó notable el Clausura con 10 puntos sobre 12 disputados. Pero después el equipo tuvo un bajón de seis partidos perdidos seguidos: "Me bancaron sin decirme nada". En la recta final, el equipo ganó los partidos que tenía que ganar: Cerro, Defensor Sporting y tras comerse un 5-1 con Danubio, derrotó a Nacional en el Parque y al campeón Liverpool. 

"Terminamos sextos con 22 puntos, el cachetazo de Danubio fue muy fuerte, pero el equipo se repuso. Ahora hay números para mejorar. Recibimos 57 goles en 37 partidos en la Anual. Ya lo hicimos en el Clausura donde anotamos 23 goles y recibimos 26 cuando en el Apertura la relación de goles fue 14-21. El equipo tiene que estar compacto para no recibir goles", adelanta para lo que será el 2021 del Boston. 

Lo que hizo con Boston River tuvo un aire a milagro. El equipo peleó contra equipos históricos como Cerro, Danubio y Defensor Sporting. Y se terminó salvando en la última fecha: "Se dio así y se ha dado así en los últimos años", dice. 

Es que además de salvar a Boston River, Tejera ya había hecho lo propio en Racing en 2013, en Fénix en 2014, en Cerro en 2014 y otra vez en Racing en 2018. "Se me ha dicho que soy un técnico bicho, un bombero para apagar incendios, pero ni bicho ni bombero, soy un entrenador que logra objetivos", expresa. 

En Cerro, hizo un buen colchón de puntos en 2014

Todos sus equipos, como este Boston River y el Defensor Sporting de 2004-2005 y el de 2015, tienen una línea de juego, una identidad definida: defienden bien y cuando tiene la pelota juegan, los jugadores saben qué hacer con ella para llegar al arco rival. 

"Eso es producto de un trabajo, vemos los rivales. los analizamos, tomamos precauciones pero también buscamos explotarles los problemas y para eso al jugador hay que darle herramientas. A todos los rivales los miro porque en el fútbol no hay misterios. Me lleva seis horas mirar cada partido, los analizo por tiempo, miro las pelotas quietas a favor y en contra, dónde se paran, dónde esperan, dónde aprietan, cuándo intentan salir jugando. No digo que yo solo hago este trabajo, pero cuando todo sale bien se disfruta. Ahora cuando con el mismo trabajo los resultados no se dan también pasa. La última vez que salvé a Racing me quedé, armé el plantel pero los resultados no se nos dieron y me tuve que ir". 

En Racing, lo salvó en 2018, no repitió en 2019

Boston River, a los 65 años, lo tiene muy motivado. "Se armó un buen plantel. Cuando me invitaron a dirigir ya sabía que tenía buenos jugadores. Ahora estamos entrenando en las canchas de Santa Rita donde alguna buena cancha hay, sin ser gran cosa. De locales vamos a jugar en el Parque Artigas de Juventud. No me gustan los viajes por la alteración que suponen y por eso no vamos a ser locales en Florida. Por un tema de costos, porque el alquiler del Centenario es más caro, nos vamos a Las Piedras", cuenta. 

Tejera se inició en Danubio como futbolista y está muy identificado con Defensor Sporting como entrenador. "El día que bajaron yo estaba festejando con Boston River que nos salvamos y fue una sensación de tristeza porque yo dirigí a Lamas, al Tata, a Navarro. También tristeza por todos los jugadores del club. Le deseo una pronta vuelta a Defensor, Danubio y a Cerro que son equipos que tienen que estar en Primera".  

El plantel
Goleros:
Gonzalo Falcón (sigue)
Santiago Silva (sigue)
Laterales derechos: 
Leandro Lozano (sigue)
Pablo Álvarez (sigue)
Zagueros:
Carlos Valdez (sigue)
Sebastián Gorga (sigue)
Ismael Tejería (sigue)
Gastón Álvarez (llegó de Defensor Sporting, estará disponible para mediados del Apertura tras su rotura de ligamentos)
Martín Pallas (ascendido)
Laterales izquierdos:
Pedro Silva Torrejón (sigue)
Luciano Olaizola (sigue)
Alex De Freitas (llegó de Deportivo Maldonado, puede jugar de volante externo por izquierda)
Volantes internos:
José Alberti (sigue)
Diego Romero (sigue)
Agustín Nadruz (sigue)
Nicolás Freitas (sigue)
Alan Rodríguez (llegó de Defensor Sporting)
Juan Moreira (llegó de Villa Española)
Nicolás Pintado (llegó de Tacuarembó)
Volantes externos:
Wiston Fernández (sigue)
Facundo Labandeira (llegó de Danubio)
Lucas Villalba (sigue, puede jugar de lateral derecho)
Enganches o mediapuntas:
Mathías Toma (llegó de Juventud)
Mathías Sosa (sigue, se rompió los ligamentos cruzados y tiene hasta noviembre afuera de las canchas)
Martín Fernández (llegó de Cerro)
Matías Silvera (ascendido)
Delanteros: 
Ruben Bentancourt (sigue)
Facundo Rodríguez (sigue)
Enzo Larrosa (sigue)
Maximiliano Pérez (retornó del préstamo a Alianza Petrolera de Colombia)
Alexander Machado (llegó de Cerro)
Bruno Barja (sigue)
Cuerpo técnico: Pablo Pereira, Diego Ferreira (asistentes) y Guzmán Fernández (preparador físico)
Bajas: Mauricio Fratta, Nicolás Barán (Sud América), Emiliano Álvarez (Cerro), Diego Gurri (Progreso), Santiago Arias (Progreso), Robert Flores (Villa Española), Brian Leis (Uruguay Montevideo), Marcelo Tapia (Villa Teresa), Thiago Prosper, Alejandro Martinuccio y Matías Rigoleto (San Luis de Quillota, se fue antes de terminar el Clausura).

 

 

REPORTAR ERROR

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...