Nacional > Investigación

Justicia ordenó desarchivo del caso Moreira por audios viralizados

Un nuevo fiscal deberá analizar si comparte la decisión que tomó en febrero Eliana Travers, quien consideró que Moreira no cometió delito

Tiempo de lectura: -'

04 de junio de 2020 a las 14:53

La Justicia de Colonia decidió el desarchivo de la indagatoria contra el exintendente Carlos Moreira, quien fue investigado el año pasado por presuntos delitos a raíz de la viralización de una serie de audios en los que ofrecía una pasantía a cambio de sexo a la edila María José García, según informó El Eco Digital y confirmó El Observador.

La fiscal Eliana Travers había determinado en febrero de este año, luego de una investigación de más de tres meses, que no había "elementos objetivos suficientes" como para imputar a Moreira por los delitos de abuso de funciones, concusión y abuso sexual, de acuerdo a la denuncia presentada por García. Esta mujer es la voz femenina que se escucha en los audios viralizados y en los que el jerarca comunal insinuaba estar dispuesto a darle la pasantía que pedía la edila para otra persona a cambio de mantener relaciones sexuales con ella.

La fiscalía pidió pericias de celulares y distintos informes a la Intendencia de Colonia. Además, indagó a  García y a Andrés Sobrero, exdirector de Turismo de la comuna, destituido en agosto por Moreira debido a diferencias políticas, ante una contra denuncia de Moreira por los delito de calumnia y difamación. La fiscal había encontrado elementos que señalaban a Sobrero, actual pareja de García, como sospechoso de haber contribuido a la viralización de los audios. Tanto él como la edila continuaban siendo indagados por Travers.

El abogado de ambos, Fernando Duro, había solicitado en febrero que se analizara el desarchivo de la causa, una posibilidad que está contemplada en el artículo 98 del nuevo Código del Proceso Penal, que dispone que "el denunciante o la víctima podrá solicitar al tribunal que ordene el reexamen del caso por el fiscal subrogante, dentro de los treinta días de haber sido notificado".

Eso significa que un nuevo fiscal deberá ser asignado para que analice las pruebas recolectada por Travers, defina si hace falta solicitar otras, y resuelva si corresponde el archivo o una eventual imputación contra Moreira.

Por la feria judicial sanitaria, la audiencia recién se realizó este martes 2 de junio. El juez Luis Fourment hizo lugar al planteo y asignó el caso a otro fiscal.

Fuentes del caso señalaron a El Observador que el magistrado consideró que "hay pericias que no se hicieron" y que hubo informes enviados por la comuna a la fiscalía –referentes a las pasantías otorgadas en el último tiempo– que "no habían sido respondidos satisfactoriamente", por lo que no se llegó "al fondo del asunto".

En diálogo con El Observador el mismo día que archivó el caso, Travers dijo que había trabajado bajo "el principio de objetividad, tanto en la aplicación de la ley como desde cualquier punto de vista", y rechazó los cuestionamientos a su decisión, tomada el mismo día en que Moreira sería proclamado por la convención departamental del Partido Nacional como candidato a intendente.

"Se estudió cada evidencia que se recolectó y se analizaron todos los pasos a seguir: fue un trabajo serio y responsable, como se hace con todos los casos que llegan a esta fiscalía", dijo la fiscal.

Los fundamentos de la fiscal

Según fundamentó Travers en su dictamen, "no es posible inferir a través del conjunto de evidencias recogidas en la investigación, y del contenido de los audios cuya manipulación y edición fue admitida por uno de los interlocutores", que Moreira hubiera cometido un delito de concusión. Este delito, regulado en el artículo 156 del Código Penal, lo comete el funcionario público que con abuso de su calidad de tal o del cargo que desempeña, induce a alguien "a dar o prometer indebidamente a él o a un tercero, dinero u otro provecho". En este caso puntual, sería ofrecer renovar las pasantías a cambio de sexo, lo que de acuerdo a Travers no ocurrió.

Además, la fiscal definió que no hubo "engaño, sugestión o mentira de parte del denunciado" que pudiera hacer creer a García que debía dar o prometer dar algo al intendente para la prórroga de una pasantía. Tampoco generó en García "miedo a la autoridad y coacción moral" –como lo exige la ley para que este delito se configure–, ni tampoco fue posible determinar que Moreira haya cometido un acto "arbitrario en el sistema utilizado para la renovación de pasantías" capaz de producir "un daño a la administración o particulares", por lo que, a su juicio, tampoco se le pudo imputar al dirigente blanco un delito de abuso de funciones.

Y por último, Travers consideró que no había fundamento para acusar al jerarca de un delito de abuso sexual, pese a que en un pasaje de los audios que fueron divulgados se escucha a Moreira negarse al favor que le pedía García con la excepción de que lo fuera a visitar "personalmente". El abogado de García había fundamentado que su clienta había sido víctima de otras situaciones similares, pero la fiscal determinó que no habían sido aportados "elementos hasta el momento" que respaldaran eso.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...