Economía y Empresas > Interna compleja

La grieta del sindicato de las domésticas sigue abierta y surgen nuevas acusaciones

El Secretariado del PIT-CNT intentará mediar entre las trabajadoras del interior y Montevideo para evitar mayores divisiones en el gremio

Tiempo de lectura: -'

22 de marzo de 2019 a las 05:00

Dos telegramas mal fechados, recriminaciones y posibles alejamientos. Ello ocurrió luego que una asamblea nacional de trabajadoras domésticas realizada el sábado decidió la expulsión de la presidenta del sindicato.

Los encontronazos empezaron minutos antes cuando la dirección del gremio decidió que cuatro filiales del interior no podían participar porque tenían sus cuotas atrasadas. Eso les permitía tener voz en la asamblea pero no voto. Por tanto, las trabajadoras decidieron no entrar y se quedaron en la puerta del PIT-CNT.

Pero antes hubo voces que subieron de tono y las discusiones estuvieron a punto de pasar a mayores. Horas después se decidió la expulsión de la presidenta, Laura Rivero de Cerro Largo, que ya había sido suspendida por seis meses de su cargo. 

Rivero asumió su cargo a mediados de 2017 y el año pasado había pedido una auditoría en las finanzas del gremio, luego de haber detectado irregularidades. A partir de ahí fue relegada de la dirección del Sindicato Único de Trabajadoras Domésticas (SUTD).

La elección de 2017 se había definido a favor de la lista de Rivero apenas por dos votos. La otra que se presentó era encabezada por trabajadoras de Montevideo. Por la mínima diferencia la conducción del sindicato era compartida.

La comprobación de que varias afiliadas no querían a la presidenta quedó demostrada con la expulsión que se votó el sábado. Rivero se enteró que había determinado su salida por los comentarios de algunas participantes de la asamblea y por un mensaje de Whatsapp de Laura Alberti, integrante del Secretariado Ejecutivo del PIT-CNT. Esta dirigente había sido designada por la central sindical para intentar acercar a las partes enfrentadas y evitar las divisiones. Pero también recibió las críticas de trabajadoras del interior que estaban en contra de su participación.

Este miércoles, Rivero recibió un primer telegrama colacionado enviado por el sindicato en su domicilio de Melo. El texto decía: “La asamblea general ordinaria del 13/3/2019 resuelve la expulsión del SUTD del Uruguay quedando impedida de representar al sindicato en ningún ámbito y su reafiliación”. Este jueves recibió el segundo. Pero la asamblea no fue el 13 de marzo. Fue el sábado 16, tres días después de la fecha que marcan los telegramas.

"Las debe haber traicionado el inconsciente, se ve que ya habían decidido antes mi expulsión", ironizó Rivero. 

Por su parte, el lunes la filial del SUTD de Bella Unión —una de las que no ingresó al PIT-CNT— realizó una conferencia de prensa. La secretaria general, Azucena Piñeyro, fue crítica con la lista montevideana.  

“Mientras (el sindicato) se maneje con hábiles declarantes, el interior siempre va a quedar relegado. Me refiero al secretariado nacional que es de Montevideo; las compañeras de Montevideo siempre manipularon muy bien”, denunció frente a medios locales.

En Melo también hay movimientos. Este domingo, se reunirán cerca de 100 trabajadoras domésticas. De ellas, 60 figuran como afiliadas al SUTD de Cerro Largo. Rivero contó a El Observador que las domésticas analizarán la posibilidad de abandonar el sindicato por las diferencias con la conducción montevideana. 

Otra mediación

Luego de conocerse la decisión del sábado el presidente del PIT-CNT, Fernando Pereira, se refirió al tema y no compartió la expulsión definida. “Creo que han laudado de una manera muy compleja, no puedo decir que antidemocrática porque se votó en asamblea; pero la tolerancia no se puede abandonar y acá creo que se abandonó”, dijo en declaraciones a Radio Sarandí.

Este miércoles se reunió el Secretariado Ejecutivo de la central sindical. Uno de sus integrantes, Fernando Ferreira informó a El Observador que la idea es elaborar una propuesta para internar un acercamiento entre las trabajadoras. “No es saludable para ninguna de las partes la manera en que terminó la asamblea”, dijo. La intención del Secretariado Ejecutivo es reunirse con integrantes de las dos listas, escuchar sus posiciones y luego buscar una mediación.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...