The Sótano > THE SÓTANO

La hora de los uruguayos en Estados Unidos

La MLS, liga estadounidense de fútbol, celebra las actuaciones de varios futbolistas de nuestro país, quienes se han convertido en estrellas

Tiempo de lectura: -'

28 de octubre de 2019 a las 05:03

Quienes sigan la historia del fútbol uruguayo, seguramente encontrarán familiares los nombres de Julio Correa, Omar Caetano, Alfredo Lamas, Juan Carlos Masnik y Américo Paredes. Los cinco futbolistas mencionados jugaron en el Cosmos de Nueva York a mediados de la década de 1970, cuando el fútbol estadounidense apreciaba mucho a los jugadores nacidos en Uruguay.

Tanto era el prestigio de nuestros futbolistas, que después de Brasil con 10 (entre ellos Pelé), Uruguay es el país latinoamericanos que mayor cantidad de jugadores aportó al mítico club neoyorquino, el cual por un tiempo figuró entre los de mayor poderío económico del mundo. Fue la época de la música disco y los pantalones acampanados, en la que el fútbol profesional en Estados Unidos amagó con convertirse en uno de los deportes más populares de ese país, luego del fútbol americano, del béisbol, del básquetbol y del hockey sobre hielo. Sin embargo, todo fue un espejismo que se desvaneció tan pronto, que ni tiempo hubo para tratar de revivirlo.

Durante la década de 1980 el fútbol profesional en cancha de césped pasó a segundo plano y su lugar lo ocupó el fútbol rápido/showbol que se juega en canchas interiores de césped artificial y tamaño reducido. La Major Indoor Soccer League (MISL), que estuvo activa entre 1978 y 1992, fue una liga tan exitosa y que por un tiempo pagó tan bien, que atrajo a jugadores con prestigiosa trayectoria como Oscar Alberto Ortiz, campeón del mundo con Argentina en 1978, quien en la temporada 1983-84 terminó su carrera jugando para un club de Kansas.

En la MISL brillaron dos futbolistas uruguayos. Fernando Clavijo, ídolo en los Sockers de la ciudad de San Diego, considerado el club más exitoso en la historia de esa liga. Si bien Clavijo, nacido en Maldonado (y que si mal no recuerdo comenzó su carrera profesional en el Atenas de San Carlos), tuvo una trayectoria destacada en el fútbol sala rápido, llegó a jugar cuatro años con la selección estadounidense de fútbol, disputando el mundial de 1994, en el cual, con 38 años de edad, fue titular en tres de los cuatro partidos. Tuvo muy buen desempeño en el partido histórico en el que la selección estadounidense derrotó a la colombiana 2-1. Antes de subirse al ómnibus, camino al estadio, el entrenador le informó que iba a ser titular.

El otro futbolista uruguayo que hizo mucho nombre en la MISL fue José Hermes Moreira, conocido en EE.UU. como Chico Moreira. Su carrera puede considerarse una de las más extrañas en la historia del fútbol uruguayo, pues luego de salir campeón con Nacional de la Copa Libertadores y la Intercontinental, y con la selección uruguaya del mundialito de 1980, se fue jugar a la MISL entre 1985 y 1995, año de su retiro.

Al año siguiente, en 1996, se fundó la Major League Soccer (MLS), que congrega a los principales clubes de fútbol de Estados Unidos y Canadá. En la primera temporada de la liga, un futbolista uruguayo, Washington Rodríguez, quien había tenido destacada carrera en Liverpool de Montevideo entre 1989 y 1995, convirtiendo goles de alta factura técnica, llegó al equipo Burn de Dallas, hoy Dallas FC, para ser la estrella principal. Su brillo, sin embargo, fue intermitente.

En Dallas, Rodríguez disputó 14 partidos y convirtió solo 4 goles. Fue uno de los tres primeros uruguayos en jugar en la MLS, junto con Diego Viera, quien antes de partir al fútbol estadounidense en 1996 estuvo seis años en Cerro, y con Adrián Paz, aquel veloz puntero derecho, quien le envió el centro a Daniel Fonseca en el gol contra la selección brasileña en partido disputado en Montevideo el 15 de agosto de 1993, por la clasificatoria al mundial de 1994. Paz jugó en la Premier inglesa (en el Ipswich Town temporada 1994-95) y llegó al fútbol estadounidense el mismo año en que los otros dos.

Desde entonces, han sido casi 40 los uruguayos en jugar en la MLS. No obstante, ninguno había tenido aura de estrella hasta la llegada de Nicolás Lodeiro a los Sounders de Seattle en 2016. En base a actuaciones descollantes y a resultados destacados –salió campeón la misma temporada en que hizo su arribo– Lodeiro entró enseguida en el corazón de la hinchada, una de las más fieles de la liga. La asistencia promedio de los Seattle Sounders supera las 40 mil personas por partido. Titular indiscutido, Lodeiro llevó a su equipo a cuatro semifinales de manera consecutiva.

Pero Lodeiro no está solo en el firmamento de estrellas rutilantes de la MLS, de las que ayudan a las arcas del club con las ventas de camisetas que portan su nombre. En los dos años que lleva en Los Angeles FC, Diego Rossi se transformó en figura relevante, de esas que son tema central recurrente en los programas deportivos. Lodeiro y Rossi, además de las buenas performances de Brian Rodríguez, compañero del segundo de los mencionados en Los Angeles FC, y de Diego Polenta en el Galaxy de la misma ciudad, han ayudado a redimensionar la imagen del futbolista uruguayo en una liga que tiene todo para convertirse en una de las de mayor importancia del mundo. Además, la rivalidad entre el Galaxy y el LAFC sirvió para generar altísimos ratings televisivos, incluso fuera de territorio estadounidense, lo cual es extraordinario imán para atraer capitales y nuevos auspiciantes.

Los Sounders de Lodeiro y el LAFC de Rossi y Rodríguez jugarán el martes 29 de octubre la final de la Conferencia Oeste de la MLS. Será la primera vez que habrá tres futbolistas uruguayos en esa instancia del torneo. Y para redondear el momento espectacular de los uruguayos en la MLS, horas después del partido entre el Galaxy y el LAFC el Dinamo de Houston anunció la contratación de Tabaré Ramos como nuevo entrenador. Nacido en Montevideo en 1966, Ramos es el segundo uruguayo en la historia de la MLS en ser designado entrenador. El primero había sido Fernando Clavijo (1956–2019), quien dirigió a los Rapids de Colorado entre 2005 y 2008, y fue director deportivo de Dallas FC, desde 2012 hasta el momento de su muerte en 2019. En septiembre pasado, el Impact de Montreal había contratado al veterano preparador físico uruguayo Esteban Gesto como entrenador asistente.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...