Opinión

La OPEP ya es historia: Arabia Saudita, Putin y Trump al mando

Ahora los países estarán coordinados para tomas decisiones 

Tiempo de lectura: -'

30 de noviembre de 2018 a las 05:02

A mediados del pasado mes de octubre, pocos días después que el precio internacional del petróleo llegase a US$ 86 el barril, el precio más alto de los últimos cuatro años, esta columna de opinión aventuró que “Todo indica que, en conjunto,  el conflicto entre Estados Unidos e Irán, los problemas de algunos países productores, como Venezuela, y el menor dinamismo de la oferta de Estados Unidos, han marcado un nuevo nivel para el precio internacional del petróleo durante los próximos meses, que incluso podría ser aún mayor”. 
Fue una predicción equivocada. Apenas dos semanas después, el precio internacional del petróleo comenzó a bajar y a principios de esta semana estaba en el orden de US$ los 60, una baja de casi un 30%, que lo ubicó en el menor nivel del último año. Dos acciones en cierto modo sorpresivas del gobierno de Estados Unidos cambiaron súbitamente la evolución del mercado.  

Desde un tiempo atrás, el presidente Trump venía presionando al gobierno de Arabia Saudita para prevenir un alza desmedida del precio internacional del petróleo. En particular, esta gestión buscaba prevenir la suba del precio que podía seguir a las sanciones comerciales a Irán resultantes del rechazo del acuerdo nuclear firmado por Barack Obama. 

Pero cuando se esperaba una baja de las exportaciones de Irán, porque Estados Unidos estaba advirtiendo de las sanciones a sus compradores habituales, de pronto Trump dio marcha atrás en estos anuncios. Para descomprimir el mercado, permitió a los  importadores del petróleo iraní como China, India y Japón, que compran cerca de un 75% de ellas, a continuar con sus adquisiciones.   
Al mismo tiempo, también se conoció que el gobierno de Trump logró que Irak y la minoría kurda de la región liberaran a una producción de entre 200.000 y 400.000 barriles diarios, que había estado bloqueada durante meses en el disputado territorio de Kirkuk, para sumarlas a la oferta internacional.  
De modo que en pocos días, la previsión de una baja en la oferta mundial de petróleo no sólo no se cumplió, sino que dio paso a una realidad opuesta, con un exceso sobre la demanda.  

Justamente, al mismo tiempo se conoció que la Organización de Países Exportadores de Petróleo había disminuido de nuevo su proyección de la  demanda mundial de petróleo para el 2019, reforzando la previsión de que se venía un mercado con exceso de producción. La proyección fue de un aumento de la demanda para el año próximo de 1,29 millones de barriles diarios, 70.000 menos que la de un mes atrás y 160.000 menos que la del pasado mes de julio. Ello debido, entre otros factores, a la desaceleración de la economía mundial, las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China y  la debilidad de la moneda de algunos países emergentes.
Es curioso, pero entre tantos de sus desarreglos, Trump es quizá el primer presidente en la historia de Estados Unidos que se planta firme frente a la OPEP para favorecer, en forma indirecta, a los países importadores de petróleo, entre los que está, obviamente, Uruguay. Además, ha afectado a la baja a la cotización de las acciones de las grandes petroleras como BP, Shell y ExxonMobil. 

De aquí en adelante, y tal como viene ocurriendo desde hace dos años, la evolución del precio del petróleo ya no dependerá únicamente de las decisiones de Arabia Saudita y sus socios de la OPEP. Ahora es necesaria la coordinación con Rusia, que está afuera del cartel. Hay también una presencia creciente de la producción de Estados Unidos. Finalmente, cada vez más en mayor medida, está la presión política de Trump.  

En estos días, Arabia Saudita, con una producción de 10,6 millones de barriles diarios, está insinuando una baja de su producción del orden de los 500.000 barriles diarios que, junto con sus socios de la OPEP, alcanzaría a un millón de barriles a partir del año próximo. Pero el propósito de los saudíes de llevar al precio a un nivel de por ejemplo US$ 80, no será sencillo. Porque en estos días Trump tiene una capacidad de presión sobre el reino aún mayor que en el pasado reciente, debido a su decisión de separase de la condena internacional a las más altas autoridades del reino por su participación en el reciente asesinato del periodista Jamal Khashoggi.
En adición a esta incertidumbre, aparecen diferencias en la eventual coordinación entre Arabia Saudita y Rusia. En esta ocasión, el Kremlin, con una producción de 11,4 millones de barriles diarios, teme que un alza de los precios por sobre los U$S 70 pueda ser un nuevo estímulo para la producción de petróleo de Estados Unidos, que en estos tiempos ha venido aumentando en forma importante hasta alcanzar el nivel actual de 11.6 millones de barriles diarios.

Hay dos instancias próximas de importancia para seguir la evolución de este mercado tan volátil. En la reunión de este fin de semana del G 20 están Trump, Mohammed bin Salman y Putin y quizá entre los varios temas de importancia que habrán de considerar, esté la evolución del mercado petrolero. Seis días después se reunirá la OPEP en Viena. 
De esta última reunión podrá surgir una decisión de recorte de la producción a partir del año que viene, pero de acuerdo al marco previo, es difícil predecir su cuantía y más aún, su grado de cumplimiento en el devenir de los próximos meses.    

 

    REPORTAR ERROR

    Comentarios

    Registrate gratis y seguí navegando.

    ¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

    Pasá de informarte a formar tu opinión.

    Suscribite desde US$ 245 / mes

    Elegí tu plan

    Estás por alcanzar el límite de notas.

    Suscribite ahora a

    Te quedan 3 notas gratuitas.

    Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

    Esta es tu última nota gratuita.

    Se parte de desde US$ 245 / mes

    Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

    Elegí tu plan y accedé sin límites.

    Ver planes

    Contenido exclusivo de

    Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

    Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

    Cargando...