Cargando...
Cannabis

Economía y Empresas > Nueva reglamentación

Las nuevas normas de producción y comercialización de cannabis medicinal y las advertencias del sector

El gobierno aprobó un nuevo decreto que permitirá al sector tener un funcionamiento más eficiente pero empresarios sostienen que queda trabajo por hacer para no perder competitividad 

Tiempo de lectura: -'

02 de agosto de 2021 a las 05:00

El prosecretario de Presidencia, Rodrigo Ferrés, anunció el pasado miércoles 28 en conferencia de prensa que el presidente Luis Lacalle Pou firmó un decreto relativo a la producción y comercialización de cannabis medicinal que actualiza el que estaba vigente. 

Con esta actualización del decreto, que reglamenta a la Ley 19.172 para regulación y control del cannabis que se aprobó en el año 2013, se busca, en palabras de Ferrés, “un funcionamiento más eficiente en los procedimientos de regulación y de fiscalización de las actividades de uso del cannabis, tanto para la investigación científica como para la producción e industrialización”.

Esta decisión del gobierno va en la dirección de lo que se venía anunciado desde su asunción el 1º de marzo de 2020 y también responde a demandas de empresarios y trabajadores del negocio del cannabis que solicitaban determinadas modificaciones a la reglamentación para poder despegar.

Sin embargo, desde el sector advierten que aún falta mucho camino por recorrer y que es necesario hacerlo a la mayor velocidad posible para no perder competitividad en la región.

Los principales cambios

En lo que refiere a actividades, se dispone que “se encuentra permitida la plantación, cultivo, cosecha, secado, acondicionamiento, acopio, producción, fabricación y comercialización de cannabis psicoactivo y no psicoactivo, para ser destinado en forma exclusiva, a la investigación científica o a la producción, extracción y fabricación de materia prima, productos terminados y semielaborados, a base de cannabis o cannabinoides para uso medicinal.” 

De esta forma se prevé expresamente la posibilidad de producir y comercializar no solo productos terminados, sino también productos considerados materia prima o semielaborados, a base de cannabis o cannabinoides para uso medicinal

Para mayor claridad, el decreto define los conceptos de materia prima, productos semielaborados, terminados y cannabinoides. Estos nuevos conceptos permiten el desarrollo y comercialización de mayor variedad de productos demandados globalmente, por ejemplo, flores secas, extractos, incluyendo, aceites y resinas, tinturas o preparados o mezclas de los anteriores.

Cannabis

Bruno Bertolotti, asociado senior del estudio Ferrere y asesor legal y regulatorio en la instalación y desembarque de proyectos relacionados a la industria farmacéutica y del cannabis, ve las modificaciones en comercio exterior y tercerización de actividades como los puntos centrales de la nueva normativa.

La derogación del decreto 46/015 implica la derogación de la restricción de exportación a distintos productos que no fueran especialidades farmacéuticas o especialidades vegetales (productos terminados). 

“Se permite la exportación de materia prima y productos semielaborados. Eso abre la puerta a que se puedan exportar distintos tipos de productos como flores secas, extractos y demás, que se puedan utilizar después en un procesamiento en destino para un producto terminado. Eso es una demanda que existe a nivel global; nos posiciona muy bien y abre muchas puertas a la industria y a los productores”, consideró Bertolotti en diálogo con El Observador.

En lo que respecta con tercerización de actividades, el nuevo decreto refiere expresamente a que se permitirá la tercerización de varias etapas de la cadena de valor del cannabis (secado, extracción, fabricación) en empresas habilitadas por el ministerio de Salud Pública (MSP) y autorizadas por el Instituto de la Regulación y Control del Cannabis (Ircca)

Lo que se está haciendo es facilitar el desarrollo de los proyectos y que salgan más rápido las aprobaciones porque si yo puedo tercerizar en otra empresa la planta de secado en lugar de tener que construirla yo. Eso va a facilitar que algunas empresas se especialicen, por ejemplo, en el secado”, sostuvo Bertolotti. Agregó que eso permitirá que se generen productos de mayor valor porque algunas empresa van a estar dedicadas al secado, otras a la extracción, entonces va a poder haber una sinergia entre distintas empresas sin que tenga que haber una integración vertical total.

Otro de los puntos destacados en el nuevo decreto es que para los proyectos de investigación únicamente será necesaria la autorización del Ircca, eliminándose la necesidad de aprobación por el MSP, salvo en el caso de investigación en seres humanos, donde se deberá además contar con un Protocolo de Investigación.

Que pase directo por el Ircca y no por el MSP es un paso menos. Probablemente se agilicen los plazos y esto motive a realzar más investigaciones. Es lo que necesita la industria, desarrollar mucha investigación para generar evidencia”, apuntó Bertolotti.

Cannabis

El sector valora pero advierte que aún hay camino por recorrer

Para Daniel Macchi, quien asumió la semana pasada como secretario general de la Cámara de Empresas de Cannabis Medicinal (Cecam) tras el cambio de directiva, las modificaciones al proyecto “son positivas” porque “brindan definiciones claras”, “abrevian algunos procesos de exportación” y ”ordenan los canales a los que los protagonistas del sector tienen que atender durante la operación”.

Macchi dijo a El Observador que las nuevas modificaciones “dinamizan la exportación” y puso énfasis en la tercerización de actividades. “Es una oportunidad importante para darle valor agregado el producto fuera de mi empresa. Abre la puerta a integrar diferentes eslabones más específicos y desarticular un poco la integración vertical que nos impulsaba la regulación por cómo estaba armada”, sostuvo.

“Creo que el nuevo decreto ayuda un poco a ordenar las cosas, y deja claro la intención del gobierno de que los productores podamos proveer a la industria farmacéutica de materia prima”, manifestó, por su parte, Andrea Kruchik, cofundadora y CEO de la empresa YVY Life Sciences.

“Antes estaba claro cómo registrar un producto terminado, ahora queda más claro qué es lo que se precisa para poder comercializar materias primas, entonces eso da también más diversidad a los productos que se puedan comercializar”, sostuvo. 

Kruchik también valoró la posibilidad expresa de tercerizar actividades. “Es importante facilitar la colaboración entre las distintas empresas para que se pueda ver esa especialización. Si yo soy buena produciendo flor y vos sos bueno haciendo la parte de secado, podamos colaborar y que la parte regulatoria facilite esas colaboraciones. Me parece imprescindible para hacerlos más eficientes como industria y competir en precios a nivel internacional”, expresó.

Cannabis

Sin embargo, aún queda camino por recorrer y los empresarios del sector saben que es necesario hacerlo lo más rápido posible para no perder competitividad a nivel internacional. Para Macchi es necesario “seguir trabajando y ampliando” la normativa pensando, por ejemplo, en trabajar el cáñamo industrial de uso no terapéutico como cosméticos o productos de consumo masivo

Para el gerente general de la Cecam, también es importante “despertaral mercado interno ya que “por más chico que sea, le genera movimientos a los actores ya instalados”.

“Hay que fomentar el movimiento laboral acá en Uruguay. Este es un sector que requiere mucha mano de obra entonces necesitamos regulación que acompañe y potencie la capacidad que hay en el país de desarrollar esto”, reclamó. .

En la misma línea se mostró Kruchik, quien sostuvo que es clave comenzar a “reglamentarla industrialización del cannabis e incorporar al Cannabidiol (CBD) como alimento para empezar a producir.

“Precisamos avanzar con varias puntas en simultaneo. Ordenar la casa y lo que venimos haciendo está buenísimo pero tenemos que avanzar con la parte de elaboración de productos de cannabis no médico para uso alimenticio o industrial, y también regularizar el mercado interno”, dijo.

Para la CEO de YVY Life Sciences, es una necesidad que se puedan empezar a comercializar los productos tanto medicinales como no medicinales en el mercado interno para “darle flujo de caja a empresas que hoy están bastante asfixiadas debido a que el panorama de ventas a Suiza no es muy positivo”.

“Hemos incurrido en grandes gastos este último año y no estamos viendo el retorno que los inversores quieren ver, entonces precisamos abrir varias líneas en paralelo”, apuntó.  

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...