Nacional > NIÑOS EXPOUESTOS

Los casos de violencia infantil aumentaron 30% en 2018

Seis de cada diez niños maltratados no visualiza ni reconoce que es víctima

Tiempo de lectura: -'

25 de abril de 2019 a las 15:09

En el día en que el mundo entero conmemora la lucha contra el maltrato infantil, el Sistema Integral de Protección a la Infancia y a la Adolescencia contra la Violencia (Sipiav) informó que en 2018 se registró un aumento de 976 nuevas situaciones de abuso y agresividad de niños y adolescentes en Uruguay, en un encuentro que se realizó este jueves en el Palacio Legislativo.

La gráfica crece año tras año y en 2018 dibujó el ascenso más pronunciado de los últimos siete . Mientras que en 2017 el organismo atendió 3155 situaciones de maltrato, el año pasado abordó 4131 (30% más). Según las autoridades del Sipiav, el incremento se debió a que en el último ejercicio el sistema contó por primera vez con la colaboración del Hospital Pereira Rossell.

“La violencia no es patrimonio de los especialistas. No estamos para derivar. Lo importante es que todos se sientan involucrados”, alentó Marisa Lindner, presidenta del Instituto Nacional del Niño y Adolescente (Inau), con ánimo de ampliar la responsabilidad que tienen los políticos, técnicos y la sociedad civil en su conjunto, en cuanto al abordaje de la prevención y reparación de las víctimas maltratadas. 

La jerarca destacó que el camino para erradicar esta tendencia que crece a puro motor es netamente interdisciplinario. Es por esto que el trabajo del Sipiav funciona junto a Unicef, al Ministerio de Salud Pública, al de Desarrollo Social y el de Interior, así como junto con la Administración Nacional de la Educación Pública (ANEP) y la de los Servicios de Salud del Estado (ASSE), todos presentes en el acto.

Cada uno de los representantes políticos coincidió en que el problema del maltrato infantil es un asunto global, que incluye violencias estructurales, culturales e interpersonales. “La violencia gira siempre en torno a la dominación basada en género, raza  y vulneración económica”, puntualizó Laura Mota, presidenta de la ANEP e hizo hincapié en la rol que cumple la familia, tanto para acompañar, como para identificar y denunciar situaciones de maltrato.

Se desconoce la prevalencia

El aumento en la cantidad de eventos violentos detectados -que supone más de 11 situaciones de maltrato al día- no implica necesariamente el incremento del fenómeno en sí mismo. Aportar datos en ese sentido implicaría un estudio de prevalencia que aún no existe. “Aquí se presenta exclusivamente el resultado de la actuación en estas situaciones por parte de operadores del sistema, siempre y cuando hayan sido registradas por el Inau o el Hospital Pereira Rossell”, diferencia el Sipiav en un comunicado.

Si bien una de las dificultades más grandes está en determinar las causas que originan este comportamiento, que se define como multifactorial, el subsecretario de Salud, Jorge Quian, dijo que el tema “no es un problema de leyes" sino "un problema moral”. El jerarca dijo sentir vergüenza de que el maltrato a los menores siga siendo un problema mayúsculo, tanto en Uruguay como en el resto del mundo.

La estadística

En cuanto a la discriminación por sexo, los porcentajes se mantienen parejos entre niñas y niños: 55% y 45%, respectivamente. Pero a mayor edad, aumenta la brecha entre ellos. En personas de 18 años, por ejemplo, casi el 70% de las situaciones detectadas corresponde a mujeres violentadas.

De todas formas, la franja en edad escolar continúa siendo la que acumula más situaciones de maltrato (cuatro de cada 10 se detectan entre los seis y 12 años) por lo que el sistema de enseñanza es un eje fundamental, según el Sipiav, para identificar estos eventos.

El maltrato emocional (32%) es la más recurrente entre los diferentes tipos de violencia que se ejercen. Le sigue el maltrato físico (25%), el abuso sexual (23%) y finalmente la negligencia (20%).

Al cruzar los distintos tipos de violencia con la variable del sexo surge que la única forma de maltrato en el cual existe una clara predominancia de un sexo sobre otro es en las situaciones de abuso sexual. “Hay una mayor vulnerabilidad de niñas y adolescentes mujeres respecto a este tipo de violencia en relación a los varones”, indica el documento del Sipiav. Concretamente, el 76% de situaciones abordadas refieren a niñas abusadas, frente a un 24%  de los varones.

El Sipiav intervino más de 900 situaciones de abuso sexual en 2018, más de dos por día. Tres de cada cuatro fueron de sexo femenino y el 28% del total se realizaron sobre menores de cinco años.

El organismo informó que en ocho de cada diez situaciones violentas atendidas, los ataques se habían reiterado más de una vez antes del inicio de la intervención. De hecho, solo un 8% de las eventos fueron captados en su etapa de inicio, el resto se detectó en fase crónica. Y casi seis de cada diez niños víctimas no reconoce como violenta la situación de la cual es protagonista.

Perfil del agresor

Contemplando todos los tipos de violencia, la principal persona que agrede suele ser el padre y la madre, con un 34% del registro trabajado por el Sipiav. Le sigue la pareja de la madre con el 13% u otro familiar con un 11% de protagonismo.

El 93% de los agresores corresponden a familiares directos o integrantes del núcleo de convivencia. Y un poco más de la mitad de ellos, un 52%, tiene entre 30 y 44 años.

En tres de cada cuatro intervenciones abordadas por el Sipiav se consiguió involucrar a la familia en el proceso de asistencia, porcentaje que se mantiene similar al año 2017. El Sipiav entiende que la violencia debe abordarse en tres niveles: individual, familiar y comunitario. Por lo que resalta que el rol de la familia en el proceso de asistencia se hace indispensable a la hora de una restauración integral de los derechos.

Sobre el Sipiav

El Sistema Integral de Protección a la Infancia y la Adolescencia (Sipiav) funciona desde 2007 y tiene como objetivo construir un red nacional de atención con un abordaje interinstitucional que responda a la problemática de la violencia contra la niñez y la adolescencia. Está presidido por el Instituto del Niño y el Adolescente del Uruguay (INAU) e integrado por el Ministerio de Desarrollo Social (MIDES), Ministerio de Salud Pública (MSP), Ministerio del Interior (MI) Administración de Servicios de Salud del Estado (ASSE) y la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP), Poder Judicial, contando con el apoyo de Unicef y PNUD.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...