Espectáculos y Cultura > LAS MEJORES CANCIONES

Los clásicos con los que Disney musicalizó nuestras vidas

Recuérdame de Coco es la canción más reciente de Disney nominada al Oscar, que se suma a una rica historia de éxitos. Escuche las mejores melodías

Tiempo de lectura: -'

08 de febrero de 2018 a las 09:36

Si hay algo que las películas de Disney (tanto las propias como sus colaboraciones con Pixar) hacen muy bien son sus canciones. Muchas son obras memorables, tanto como ciertas escenas o personajes de esas mismas películas.

A lo largo de la existencia de los premios Oscar, el estudio ha estado nominado a las categorías musicales tanto como a las cinematográficas, gracias a algunas de esas composiciones.
En los Oscar 2018, la candidata es Remember me (Recuérdame, en la versión en español), de la emotiva Coco. Cantada por el estadounidense Miguel y la mexicana Natalia Lafourcade, esta canción bilingue sigue la tradición de algunos clásicos que se convirtieron en íconos de la historia del cine familiar.

Este es un repaso a algunos de ellos, en algunos casos nominados al Oscar y en otros no. Como se demuestra, la década de 1990 fue una de las mejores a nivel compositivo para las películas del estudio.

El ciclo sin fin/The circle of life

El Rey León tiene algunas de las mejores canciones que han acompañado a un filme de Disney. Hakuna Matata, Can you feel the love tonight y Yo quisiera ya ser el rey son algunas de ellas.

Pero el verdadero himno de esta película es la que abre el filme. Los coros en zulú anuncian que viene un león mientras el sol sale en la sabana africana, y dejan paso a la voz de Elton John (en la versión en inglés) para continuar una canción épica.
The circle of life

No importa la distancia/Go the distance

Tanto en sus versiones originales en inglés como en sus traducciones al español, Disney se caracteriza por convocar a estrellas pop para interpretar sus canciones más icónicas. En los 90, el interés parecía estar puesto en atraer a los cantantes latinos más convocantes como Luis Miguel (que cantó Sueña, de El jorobado de Notre Dame) o Ricky Martin, que entonó este tema de la película Hércules. La versión inglesa la cantó Michael Bolton.

Nuestro huésped sea usted/Be our guest

La canción más icónica de La Bella y la Bestia (tanto en su versión animada de 1991 como la realizada con actores de carne y hueso en 2017) es cantada por un grupo de cubiertos y objetos de vajilla animados, y es una verdadera composición de musical, con coros masivos y un sabor francés aportado por un acordeón y el acento del candelabro Lumiere.

Su asociación con la película es tal que la versión de 2017 utilizó el título de la canción como frase promocional.

Bibidi-babidi-boo

El Hada Madrina prepara a Cenicienta para el baile donde conocerá al príncipe con esta canción, un ejemplo claro de los temas más tradicionales de Disney, como Heigh Ho (de Blancanieves y los Siete Enanitos), de corte más orquestal.

Es, de todas formas, uno de los clásicos del cine del estudio, y de una influencia tal que hasta inspiró los nombres del trío de personajes de la serie animada japonesa Dragon Ball.

Bajo el mar/Under the sea

"La vida bajo el mar es mucho más divertida", le dice el cangrejo Sebastian con su acento caribeño a la sirena Ariel. Y a juzgar por esta canción de La Sirenita, es cierto. Con un ritmo que toma múltiples elementos del calipso, es una de las composiciones más divertidas del canon Disney y uno de los puntos altos de la música del estudio en la década de 1990.

Yo soy tu amigo fiel/You've got a friend in me

Ya desde su debut, Pixar demostró que también podía aportar canciones mágicas a sus peliculas, y la principal de la serie Toy Story lo marcó desde el principio. La amistad es uno de los temas clave de la trilogía y la canción lo refuerza continuamente.
También influyente y recordada por niños de entonces (adolescentes de ahora) es la triste canción de Toy Story 2 de Jessie, la vaquerita, que recuerda cómo fue abandonado por su dueña, algo que le partió el corazón.

Libre soy/Let it go

Sonó hasta el hartazgo, ganó el Oscar y se convirtió casi que en un meme. La canción de Frozen interpretada por Idina Menzel en inglés y por Tini Stoessel en español tiene, al menos en Youtube, más reproducciones en la versión castellana. Pero sin importar idioma, fue el último fenómeno musical genuino de Disney.

Bare necessities/Busca lo más vital

Es otro clásico de la vieja época, aunque de las primeras que salió de la tradición orquestal tradicional de Disney. La canción que el oso Baloo canta en El libro de la selva mostró que las películas de Disney también podían coquetear con otros géneros y aportar un toque de diversión aún mayor. El estilo relajado y el ritmo simpático de esta canción regresaron en su versión de animación digital estrenada en 2016.

How far I´ll go/Cuán lejos voy

Es dificil que uno niño de tres a siete años no la entone por estos días. En la tradición de princesas poderosas, la canción de Moana también pegó fuerte, por estas zonas en su versión en español interpretada por Sara Paula Goméz Arias. En inglés la canta Auli'i Cravalho.


Bonus track: Mary Poppins y su popular trabalenguas

Imposible dejar fuera de esta lista a la canción que cantaron generaciones de niños y grandes, incluso mucho despué de estrenada la película por la que tanto batalló el propio Walt Disney, Mary Poppins.
El trabalenguas Supercalifragilisticexpialidocious (en inglés) o Supercalifragilisticoespialidoso en su versión en español, resultó un desafío imposible de eludir para un enorme público que, al menos en Uruguay, vio la pelicula inumerables veces en la tele de los fines de semana.

Comentarios