Mundo > Crisis política

Maduro o Guaidó: el debate sobre quién es el legítimo presidente de Venezuela

La oposición venezolana entiende que hay un "vacío de poder" y que la Constitución ampara al presidente del Poder Legislativo a asumir el mando del país

Tiempo de lectura: -'

12 de enero de 2019 a las 21:03

En las últimas horas se desató un nuevo debate en Venezuela con respecto a quién corresponde la presidencia del país. Mientras que Nicolás Maduro asumió su segundo mandato el pasado 10 de enero, como consecuencia de los resultados electorales de mayo de 2018, la oposición considera que esa votación fue ilegítima y que, por tanto, hay un vacío de poder que debe ser llenado –según la Constitución– por quien preside la Asamblea Nacional –el diputado opositor Juan Guaidó– hasta que se concreten nuevas elecciones.

La oposición venezolana se movilizará el próximo 23 de enero para presionar por "un gobierno de transición" que llame a elecciones presidenciales, desconociendo así la juramentación de Maduro para un nuevo mandato. 

Al convocar la movilización este viernes, Guaidó, presidente del Parlamento de mayoría opositora, se mostró dispuesto a llenar el vacío de poder que –a su juicio– hay en Venezuela ante un gobierno que no es reconocido por la mayoría del país ni por gran parte de la comunidad internacional.

La ministra de Servicios Penitenciarios, Iris Varela, amenazó con encarcelarlo, mientras que Maduro atribuyó sus declaraciones a un "juego de muchachitos" que tomaron el control del Congreso para desestabilizarlo.

Según Guaidó, luego de que el Legislativo declarara a Maduro como "usurpador", la Constitución lo legitima para asumir el poder mientras se convoca a elecciones.

Pero admitió que eso solo será realidad si los venezolanos se vuelcan a las calles para respaldarlo y los militares le retiran su apoyo a Maduro, que se juramentó el jueves para un segundo período de seis años.

"¿Es suficiente apegarnos a la Constitución en (una) dictadura? No. Deben ser el pueblo de Venezuela, la Fuerza Armada y la comunidad internacional las que nos lleven a asumir", expresó Guaidó ante un millar de asistentes a un cabildo abierto en Caracas.

Varela respondió con virulencia. "Guaidó, ya te acomodé la celda, con tu respectivo uniforme, espero que nombres rápidamente a tu gabinete para saber quiénes te van a acompañar, 'muchacho pajúo' (hablador)", advirtió en Twitter.

Todas las decisiones del Congreso son consideradas nulas por el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), de línea oficialista, que lo declaró en desacato en 2016 y el pasado jueves juramentó a Maduro.

"Golpe tuitero"

El diputado llamó a una "gran movilización en todos los rincones de Venezuela" el 23 de enero, fecha emblemática, pues ese día, en 1958, cayó la dictadura militar de Marcos Pérez Jiménez.

Su declaración de que estaba dispuesto a liderar una transición causó revuelo. El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, interpretó que se había autoproclamado jefe de Estado al ser cabeza de lo que considera el único poder legítimo en Venezuela.

"Saludamos la asunción de @jguaido como Presidente interino de Venezuela", escribió en Twitter Almagro, abierto enemigo de Maduro, a quien tilda de "dictador".

En un comunicado, el gobierno de Brasil saludó la disposición de Guaidó a "asumir constitucionalmente la presidencia de Venezuela".

Por su parte, Estados Unidos reiteró su apoyo "con decisión" a la Asamblea Nacional, a la que considera "la única rama legítima del gobierno elegida de la forma debida por el pueblo venezolano", dijo en un comunicado John Bolton, consejero de seguridad nacional del presidente Donald Trump. 

Maduro aprovechó las especulaciones en redes sociales para burlarse. Las llamó el "golpe tuitero". 

Además, en declaraciones en televisión, Maduro dijo: "Ah, lo ponen. ¿Con el apoyo de quién, qué programa, qué va a hacer al otro día? La derecha no tiene un cuerpo de dirección".

"¡Asume! ¡Juraméntate!", le pidieron a gritos a Guaidó muchos de los asistentes al cabildo abierto convocado por el Parlamento. "Maduro, usurpador", se leía en carteles.

Rosibel Torres, abogada de 57 años que se confiesa "radical", esperaba que el líder parlamentario fuese más agresivo. "Si asume, dicen que lo meten preso, pero Guaidó aceptó presidir la Asamblea Nacional. Él sabía cuáles eran los riesgos", dijo a la AFP. 

¿En qué se basa Guaidó para pedir la presidencia?

Al no reconocer las últimas elecciones nacionales por considerarlas ilegítimas, Guaidó se basa en los artículos 233, 333 y 350 de la Constitución, que señalan que ante el vacío de poder, quien debe asumir la presidencia hasta que se concreten nuevas elecciones es el presidente de la Asamblea Nacional. El principal argumento para declarar su voluntad de tomar el poder es que, para los opositores, el período presidencial de Nicolás Maduro terminó formalmente el jueves 10 de enero de este año, y a partir de entonces el cargo de presidente quedaba vacante.

Estos mismos argumentos son los que sostiene José Vicente Haro, abogado constitucionalista y presidente de la Asociación Venezolana de Derecho Constitucional, quien dijo en diálogo con CNN que "Venezuela tiene formalmente un presidente encargado de la república que es Juan Guaidó, quien como presidente de la Asamblea ha manifestado su voluntad de asumir de presidente encargado de la República Bolivariana de Venezuela".

"Simplemente le falta cumplir una formalidad desde el punto de vista constitucional, desde el punto de vista legal, que es la juramentación y la toma de posesión, formalidad que es una exigencia constitucional y que además está prevista en la ley de juramento", agregó.

"Juan Guaidó ha llegado legítimamente a la situación de presidente encargado de la república. Nominalmente, legítimamente, constitucionalmente, institucionalmente, él es el presidente encargado de la República Bolivariana de Venezuela. Depende de los venezolanos, depende de las Fuerzas Armadas, depende de la comunidad internacional, que él pueda ejercer ese cargo efectivamente", enfatizó Vicente Haro.

¿Quién es el presidente, entonces?

Para el politólogo Carlos Romero, "no hay consenso interno de hasta dónde se puede llegar en el desconocimiento" de Maduro, a quien el alto mando militar le reiteró lealtad tras su asunción.  

"No quisiera estar en la camisa de Guaidó (...) Él estaría esperando un pronunciamiento militar. Le está dando largas al asunto, pero tiene razón, no se puede llevar al país a una nueva frustración", declaró Romero a la AFP.

Masivas movilizaciones exigiendo la salida del poder de Maduro se produjeron en 2014 y 2017, con unos 200 muertos y cientos de detenidos.

El presidente chavista fue reelecto el pasado 20 de mayo en comicios boicoteados por los principales partidos opositores, que los denunciaron como un fraude, y desconocidos por Estados Unidos, la Unión Europea y varios países latinoamericanos.

Maduro está confrontado a un fuerte rechazo popular por la crisis, con hiperinflación estimada en 10.000.000% por el FMI para 2019 y escasez de bienes básicos.

El jueves, mientras era juramentado, la OEA aprobó una resolución que lo declara ilegítimo. La cancillería venezolana retrucó un día después calificando esa decisión como un "peligroso precedente" en la región.

Como parte de sus llamados a las Fuerzas Armadas para romper con Maduro, Guaidó anunció que la Asamblea aprobará una ley de amnistía para militares presos por acusaciones de conspiración.

Chile apoya a la Asamblea Nacional

El Gobierno de Chile manifestó hoy su "irrestricto apoyo" a la Asamblea Nacional de Venezuela frente a lo que considera un juramento ilegitimo de Nicolás Maduro para un nuevo mandato presidencial en ese país, informaron fuentes oficiales.

"El Gobierno de Chile reafirma su irrestricto apoyo a la Asamblea Nacional de Venezuela, único poder del estado legítimo y elegido democráticamente", señaló un comunicado difundido por el Ministerio de Relaciones Exteriores.

El texto hace además un llamamiento a "respetar todas sus atribuciones conforme a la Constitución y las leyes", en alusión al Legislativo Venezolano, cuyo nuevo presidente, Juan Guaidó, anunció su disposición a "luchar por la restitución del orden institucional".

El gobierno de Chile, en línea con las resoluciones del Grupo de Lima, había declarado antes "ilegitima" la toma de posesión de un nuevo mandato presidencial por parte de Nicolás Maduro, aunque también anunció que no rompería relaciones diplomáticas con su régimen, aunque las mantendría en un bajo nivel.

Ya el pasado jueves, cuando Maduro juramentó nuevamente como presidente, el mandatario chileno, Sebastián Piñera, informó que se había comunicado con Juan Guaidó para entregarle su "absoluto respaldo".

"Hoy conversé con el diputado Juan Guaidó, elegido democráticamente como Presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, para entregarle nuestro absoluto respaldo", dijo Piñera en su cuenta de Instagram. "El Gobierno de Chile no reconoce al régimen ilegítimo de Nicolás Maduro, e instamos a que transfiera de forma provisional el Poder Ejecutivo a la Asamblea Nacional para que se realicen pronto nuevas elecciones democráticas, libres y transparentes", añadió el presidente chileno.

"La crisis por la que atraviesa Venezuela debe ser resuelta por los propios venezolanos y de manera pacífica", afirmó hoy el comunicado de la Cancillería, que sostiene también que Chile "acompaña a todas las fuerzas democráticas venezolanas en su empeño de recuperar la democracia y la libertad". 

 

Con información de EFE y AFP

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...