Cargando...
“El relacionamiento de Castellá con el caso Roslik es viejo”, dijo el senador y excomandante del Ejército

Nacional > Caso Roslik

Manini Ríos cuestionó a Berrutti, Huidobro y Menéndez por ascensos "sin obstáculos" de Castellá

La justicia militar omitió informar sobre sentencia que comprometía a Castellá

Tiempo de lectura: -'

04 de agosto de 2021 a las 05:03

“Tengo algunas dudas para aclarar”, expresó este lunes en el Parlamento el senador y líder de Cabildo Abierto, Guido Manini Ríos, en presencia del ministro Javier García. El excomandante en jefe del Ejército presidía la Comisión de Defensa del Senado, a la que el jerarca había ido a explicar los pormenores de la destitución del presidente del Supremo Tribunal Militar, Daniel Castellá, al haberse descubierto que participó en las sesiones de interrogatorio a Vladimir Roslik, muerto por torturas en una unidad del Ejército en el 1984 durante la dictadura uruguaya (1973-1985). 

La información, que el ministerio desconocía, salió a la luz días atrás cuando la cartera recolectaba materiales para responder a un pedido de acceso a la información pública realizado por el periodista Leonardo Haberkorn. 

Fue una novedad para el señor ministro y para quienes integran el Ministerio de Defensa”, remarcó Manini Ríos, que allí mismo planteó sus “dudas”.

Para eso citó a la exministra de Defensa, la frenteamplista Azucena Berrutti, a la que se refirió como “una abogada muy puntillosa y comprometida con la defensa de los perseguidos por la dictadura” que, “como una persona muy detallista”, ocupó esa cartera entre 2005 y 2008 en el primer gobierno del Frente Amplio. 

Manini Ríos, general retirado, recordó que fue en ese período cuando Castellá llegó al generalato, “tal vez el ascenso más estudiado de toda la carrera militar”. 

“Me surge la duda que debe tener cualquiera y es cómo la doctora Berrutti no consideró esa situación”, sostuvo al hacer referencia a que “el relacionamiento de Castellá con el caso Roslik es viejo” ya que, dijo, ya por entonces se hablaba de su participación en la detención del fallecido. 

La pregunta de Manini Ríos fue “por qué Berrutti no consideró esa situación” cuando en otros casos “fue especialmente puntillosa y no permitió el ascenso de determinados oficiales por haber integrado un Tribunal de Honor que falló por cosas muchos menores" a la que estaba en cuestión. 

También recordó que en 2012, durante la gestión de Eleuterio Fernández Huidobro, Castellá fue ascendido a general de cuatro estrellas y en el 2017, durante la gestión de Jorge Menéndez, fue nombrado en el puesto del que ahora es destituido. 

Manini Ríos también se preguntó “cómo fue que estos ministros no tenían conocimiento y creyeran que el general Castellá no estuvo presente”, y apuntó que Castellá “alcanzó las máximas jerarquías sin ningún tipo de obstáculo”. 

“La verdad es que lo voy a defraudar, no puedo echar luz sobre eso”, fue la respuesta de García. 

La noche anterior a la remoción, García se comunicó con el presidente Luis Lacalle Pou para ponerlo en conocimiento de las circunstancias y avisarle de su intención de pedirle la renuncia al militar. “El presidente estuvo de acuerdo”, ratificó el ministro. 

Citado Castellá, García le dijo que resultaba incompatible haber participado en el interrogatorio a Roslik y presidir el Supremo Tribunal Militar. 

Según el ministro, el involucrado negó haber estado presente en el interrogatorio, aunque sí admitió haber integrado la patrulla que detuvo al militante. 

Ante los legisladores García relató cómo fue el proceso por el que Defensa tomó conocimiento de que el presidente del Supremo Tribunal Militar había estado presente en el interrogatorio a Roslik. 

Según el relato del secretario de Estado, la cúpula de la cartera llegó a conocer los hechos ya que el pedido de acceso a la información pública tenía dos partes: los legajos y la actuación de la justicia militar. 

Cuando el ministerio solicitó información al respecto, no obtuvo respuesta del Supremo Tribunal Militar sobre el segundo punto. 

Pero la cartera insistió, pidió una ampliación de la búsqueda y aparecieron las “anotaciones” que en su momento hizo la justicia militar sobre el caso. 

“Cuando solicitamos la información al Supremo Tribunal Militar no se nos contesta lo que nos interesaba, que era lo relativo a las anotaciones y a las sanciones”, puntualizó el subdirector general de Secretaría del ministerio, Cipriano Goñi. 

En la segunda respuesta que recibió el ministerio, la Justicia Militar citó una sentencia pero tampoco la anexó al informe. El documento debió ser obtenido a partir del archivo documental del ministerio. 

El ministro de Defensa lo contó en el Parlamento

En el Parlamento, García ordenó repartir una copia a cada legislador. Allí se considera probado que Castella, entonces capitán, encabezó el operativo en el que fue detenido Roslik el 16 de abril de 1984. Ese mismo día comenzó el interrogatorio, en que se hallaba presente Castellá junto a otros diez oficiales. 

“El despacho donde se llevó a cabo tenía una superficie aproximada de 12 metros cuadrados y allí se dispuso al detenido junto a una pared, de espaldas a ella, con los ojos vendados y las manos atrás sin atar”, sostuvo la sentencia.

La numerosa asistencia respondía al interés del comando de que los oficiales “se fueran interiorizando y adquiriendo experiencia en el manejo de los interrogatorios”. La venda en los ojos de Roslik respondía a una de esas “técnicas”. 

Según el expediente, luego de una hora de “interrogatorio” Roslik manifestó: “está bien, voy a hablar”. Enseguida sufrió una “súbita pérdida del tono muscular estando de pie y cayendo de su altura decúbito ventral”, señaló el texto. 

Las maniobras de reanimación fueron infructuosas. “Todos los oficiales presentes en el momento son contestes en afirmar que no hubo apremios físicos”, señaló el expediente.

La sentencia también señaló que en el interrogatorio estuvo Alberto Loitey, que por entonces era oficial del Ejército en Fray Bentos y en las últimas elecciones departamentales fue candidato a intendente de Soriano por Cabildo Abierto. Según consignó La Diaria, al ser consultado en conferencia de prensa a la salida de la comisión, Manini Ríos respondió que Loitey "no es dirigente" de su partido, sino militante, y que "hace mucho tiempo" no lo ve. “El documento no dice que él haya participado ni nada por el estilo”, sostuvo el senador. “Yo creo en la palabra de lo que él me dice, como también lo que decía el general Castellá, que indudablemente también lo creyeron Azucena Berrutti y Fernández Huidobro”, agregó. 

Durante la sesión de la comisión, Manini Ríos recordó haber conocido a Castellá desde su época en el servicio activo en el Ejército. Ante el ministro, el actual senador rememoró la versión del ahora destituido militar, acerca de que no estuvo presente en el interrogatorio. 

Según García, el Ministerio de Defensa lleva respondidos durante su gestión más de 100 pedidos de acceso a la información pública en temas referidos a su cartera, y tiene otros 14 en curso. 

El volumen de pedidos es tal, aseguró, que hubo que “especializar” a la subdirección general de Secretaría para que específicamente se dedicara a atender estas solicitudes. 

Hasta este lunes, según el ministro, se llevaban entregadas además 127 copias de tribunales de honor militares. 

Comentarios

Espacio habilitado solo para suscriptores. Suscribite y viví la experiencia más completa de información.

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...