Fútbol > TORNEO APERTURA

Moratorio sobre el tema Forlán: "No había condiciones para realizar una denuncia"

En una charla con Referí, el delegado de Peñarol defendió a Diego Forlán, el entrenador que fue denunciado ante la Comisión de Ética de la AUF

Tiempo de lectura: -'

17 de agosto de 2020 a las 18:34

Gonzalo Moratorio, delegado de Peñarol ante la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF), abordó los temas de actualidad del club en la Asociación, la denuncia contra Diego Forlán, el WhatsApp a Juan Ceretta y cómo cambió el modelo político de su club bajo la conducción de Jorge Barrera.

¿Cómo recibió la denuncia de la Comisión de Disciplina a Diego Forlán, quien fue enviado a la Comisión de Ética?

Me imagino que primero (en la Comisión de Ética) analizarán la viabilidad de la denuncia, su contenido, y posteriormente nos darán traslado al club para poder elevar nuestros descargos porque consideramos que claramente no hubo ningún tipo de exageración, abuso o deshonestidad en las declaraciones de Diego (Forlán), que fueron inducidas por el periodista, y que fueron realizadas en circunstancias dentro de la libertad de expresión que cada uno tiene, ajustadas a derecho. Por tanto, entiendo que se está utilizando la figura de Diego para otro tipo de cosas, porque declaraciones como las de él hubo cientos y nunca los enviaron al tribunal de Ética. Consideramos por tanto que se debería archivar el caso.

¿Un actor del fútbol puede cuestionar las decisiones de un tribunal de la AUF?

Primero debo puntualizar que es importante el apoyo que está recibiendo Diego, de sus colegas, de la organización a la que pertenece. Eso es muy importante, por tanto entendemos que no hay ningún tipo de abuso. En cuanto al cuestionamiento del fallo y a las expresiones de Diego, fue el periodista el que hizo los comentarios y Diego agregó algunas expresiones sobre los comentarios que hacía el periodista. Creemos que está dentro del ámbito del fútbol, y situaciones como esas hay decenas. Los fallos se pueden cuestionar siempre que sea con respeto y certeza, y no creo que Diego haya sido irrespetuoso, porque lo conocemos hace 25 años, como futbolista y ahora como entrenador, sabemos quién es y con la altura y nivel que se maneja. Él está bastante molesto con las circunstancias. La denuncia ya lo afecta. Acá no importa qué sanción va a recaer, si apercibimiento, multa u observación, eso es irrelevante. La denuncia en sí afecta la honorabilidad y es lo que más molesta porque no estaban dadas las condiciones para realizar una denuncia. Si hubieran estado dadas las condiciones, no hay problema, siempre y cuando existan todas las semanas decenas y decenas de denuncias por una situación igual, cosa que no ocurre y menos de oficio por parte de la propia unidad disciplinaria. No es entendible que haya sucedido esto, cuando Forlán acató el fallo, aunque no estuvimos de acuerdo con la decisión (fue suspendido dos partidos). No entendemos por qué se sigue con esto. Tenemos que meternos en el fútbol y hablar de lo que pasa con la pelota dentro de la cancha.

¿Por qué se pone en duda la decisión de un tribunal y se dice que Fulano es de tal equipo? ¿Por qué se pone en duda la honestidad de los tribunales? Y se lo planteo más allá de este caso puntual.

Todos somos amantes del fútbol y el trabajo que desarrollamos lo hacemos en forma honoraria, seguramente porque también somos hinchas o simpatizantes de un equipo. Hay alguno que esa simpatía o amor por ciertos colores lo lleva de una forma y otros de una diferente. Para algunos, la imparcialidad es natural, y otros miembros de tribunales o unidades de la AUF tienen más complejidad a la hora de separar los tantos y demostrar que uno es hincha de una cosa en un espacio donde debería ser imparcial.

Usted ya estuvo en ese lugar, en los tribunales.

Sí, en dos tribunales.

¿Cómo procedió?

Con total imparcialidad. No me dejé llevar por mi simpatía o amor por los colores, porque en el lugar en que estaba debía resolver en forma objetiva. Si veía que las circunstancias ameritaban y no podía resolver porque mi objetividad podía estar en duda, me abría y prefería no actuar. Nunca ocurrió porque supe estar en cada circunstancia y proceder en consecuencia. Hoy estoy como delegado del club y tengo que defender los colores del club. Cuando estaba en Contiendas o en Disciplinaria trataba de actuar con imparcialidad.

¿Lo cuestionaron?

Sí, los propios delegados de Nacional se reían respecto a esas circunstancias, pero con los códigos del fútbol y buena relación y disposición con los delegados del tradicional adversario. En ningún momento puse en duda, porque lo primero que dije en los dos tribunales, fue que era socio de Peñarol, para que no se enteraran por otra persona. Sabían cuáles eran mis raíces, pero siempre tuve imparcialidad y objetividad, y ningún compañero me recusó ni me llamó la atención por mi proceder. ¡Y varias veces fui duro con Peñarol!

¿Respecto a las afirmaciones que hizo Forlán sobre Decia y Alonso, qué opinión le merece?

Preferimos no opinar. Tenemos nuestra posición al respecto, que la saben muy bien los directivos del club y hasta ahí es la respuesta. No tengo problemas personales con Decia ni Alonso. No entro en cuestiones individuales, solo colectivas o del cuerpo.

Juan Ceretta dijo que usted le escribió un mensaje “vos sos boleta y yo también”, si no entraban las banderas al clásico. El expresidente de la mesa dijo que no lo tomó como amenaza y que entendió el sentido figurado del texto.

Justamente, fue en sentido metafórico, como dice Juan. Ceretta y la comisión de seguridad habían aprobado el ingreso de banderas y bombas de humo. Luego, Juan me comunica por WhatsApp que varios miembros de ese tribunal no lo aceptaban. Primero me extrañó porque si estaban 2-2 le iban a dar la derecha a él, como presidente. Además era un motivo más que honesto el que reclamábamos, buscando la misma equidad que Nacional, pensamos que nos iban a dar igualdad de condiciones, por eso Ceretta lo aprobó, previas autorizaciones de bomberos, armamento e identidad de las personas. Luego me envió un WhastApp privado y me dijo que se le complicó (la autorización). Ahí, en forma metafórica, le dije “vamos a ser boleta vos, yo y el resto si tenemos que dar un paso atrás”, cuando los muchachos (los hinchas) están comunicados para entrar las banderas en las condiciones que habían sido aprobadas. A ese mensaje me respondió: Te entiendo pero no puedo hacer nada. Con Ceretta siguió el diálogo cordial hasta el día de hoy. Y Peñarol no tiene expedientes abiertos por la bandera, fuegos artificiales e incumplimientos a todo lo preestablecido por la comisión de seguridad, porque Peñarol cumplió con todo.

¿Quiénes colocaron las banderas?

Cuatro hinchas identificados, que no estaban en la lista negra y fueron autorizados por la comisión de seguridad, que usaron tapabocas, no llevaron colores distintivos del club y mantuvieron distancia dentro del estadio y buena disposición. Colocaron las tres banderas autorizadas, que no tenía ninguna leyenda violenta, terminó el partido y se fueron.

¿Son de la barra?

No tengo idea. Son autorizados por la comisión de seguridad que es la que se encarga de ese tema. Son personas que no están en la lista negra, y cumplieron con todas las disposiciones que fueron establecidas.

¿Lo han presionado por el tema de las banderas o por defender el espacio de los hinchas en la tribuna?

No. Tengo una cordial relación a través de la comisión de seguridad de Peñarol, que tan bien trabaja. Prácticamente no se registran incidentes, realizan un control riguroso de los hinchas y de la disposición y comportamiento de ellos. Peñarol es el club que más hinchas ha presentado en la lista negra, en virtud de que quiere hacer punta de lanza respecto a la paz y aliento sano y pacífico dentro de un estadio. Todas las circunstancias que están vinculadas a los hinchas en el club se trabajan a través de la comisión de seguridad, que es la que tiene conocimiento del tema.

¿Cómo visualiza los temas políticos en la AUF, donde Peñarol recorrió un camino en el que asumió las derrotas desde un lugar menos mediático?

La cabeza, en este caso el presidente, es el que encomienda cómo debe ser la actitud de Peñarol respecto a la actividad política. Como sucedía con Damiani, marca las pautas. Ahora, con Barrera es bastante más abierto, promueve el diálogo y apunta a la importancia del trabajo en silencio y no estar en los ámbitos públicos y mediáticos. Estamos trabajando siempre en conjunto con el resto de la delegación y con el presidente. El ámbito de la AUF cambió mucho después de la aprobación del nuevo estatuto. Los clubes de Primera ya no son lo que gobiernan y controlan la AUF sino que hay un montón de actores políticos nuevos que hacen que esté mucho más abierto el panorama respecto a intereses y cuestiones políticas a desarrollar. La línea de Barrera es del diálogo, de buenos oficios, buenos tratos, ser firmes y convincentes en lo que pensamos pero no desde lo mediático, la pelea y la contienda constante. Tenemos buen vínculo con el ejecutivo de la AUF y con todos los clubes, con otros estilos mucho más pacificados y abiertos al diálogo que había antes en la época de Damiani, que hacían de un Peñarol que se comportó de una forma, y eso marca la diferencia frente a lo que sucede en la actualidad.

¿Cómo ve a Ache en el Ejecutivo?

Tiene muchos años en el fútbol. En momentos de la negociación de los contratos de TV y asuntos de mayor complejidad como las Eliminatorias, serán importantes su experiencia y conocimiento.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...