Fútbol > DESDE LAS 15 EN EL ESTADIO

Nacional-Peñarol, un clásico en la pandemia: una forma diferente de vibrar

Con incertidumbre, la necesidad de ganar, la expectativa de los DT por gestionar los cinco cambios que den vuelcos al partido, y las emociones sin aliento de la tribuna, marcan la nueva realidad y la emoción de siempre en un partido histórico

Tiempo de lectura: -'

09 de agosto de 2020 a las 05:02

Volvió el fútbol este sábado, y eso ya es mucho en tiempos de pandemia de covid-19. ¡Y este domingo regresa con un clásico! Esa mezcla perfecta de emociones que tendrá un entorno desconocido, pero que no dejará de regalar al hincha la adrenalina que vendrá atada a nuevos hábitos, encerrado en un dormitorio, en un asado con amigos o simplemente a través de la vidriera de un comercio.

En la nueva era del fútbol en la pandemia, que se podrá observar exclusivamente a través de la TV, donde esa mezcla de Playstation con fútbol real confluyen en una pantalla en la que no habrá controles que manejen a los jugadores, tendrá emociones que empujarán como en cada uno de los clásicos que el fútbol uruguayo protagonizó en condiciones normales, con hinchas, estadios colmados y las expresiones más emotivas desde el cemento.

Esa extraña realidad de fútbol sin público planteará a los futbolistas la sensación de encarar el último tramo del túnel sintiendo el ruido de los tapones de los zapatos golpeando en el cemento, asomar por el Estadio Centenario y escucharlo en silencio, gris, sin vida y sin miles de almas que no permiten sentir lo que dice un compañero.

Nacional y Peñarol vuelven este domingo a la hora 15 en el Estadio Centenario. El encuentro solamente se podrá observar a través de la televisión, en la transmisión de Tenfield, y será dirigido por Cristian Ferreyra. Al partido podrán ingresar 70 personas por club, los cuatro árbitros, veedores y reducido número de personal de recaudación y seguridad, y un número limitado de periodistas.

El partido tendrá las mismas obligaciones, las mismas cargas emotivas y llega regado por un montón de incertidumbres. Con la forma en gestionar un equipo que hace cinco meses jugó el último partido, con jugadores que no están en ritmo de competencia y que tienen que salir a jugar por los puntos en un clásico.

Gustavo Munúa y Diego Forlán (su hermano Pablo dirigirá en la cancha) tienen la responsabilidad de hacer entender a sus jugadores que este domingo se gana jugando al fútbol, pero ganarán si consiguen equilibrar las emociones en un escenario desconocido, donde deberán autoalimentarse porque no habrá fuerzas exógenas que bajan de las tribunas, que ahora deberán descubrir en su corazón y en su cabeza.

La peor noticia. Si hubo algo que Munúa presentó en el campo desde el primer movimiento de fútbol y no tuvo dudas fue la defensa. Sin embargo, los errores –que terminaron en goles– y las lesiones le fueron alterando la paz. Primero un esguince de tobillo de Oliveros, quien se recuperó para el clásico, y esta semana una lesión muscular de Corujo, echaron por tierra el plan que tenía en la zona más sensible de su equipo. El domingo Oliveros irá a la zaga y Cougo al lateral izquierdo. En el banco tiene a Orihuela y Sosa.

Los técnicos tendrán que gestionar cinco cambios, en un experimento nuevo, en el que aprenden con ensayo y error.

Los jugadores tendrá que evitar que las ansiedades se transforme en lesiones, esas que se multiplicaron en todas las ligas del mundo.

Nacional llega como favorito, porque en 2019 que no perdió en los seis clásicos que jugó, con tres triunfos. Ahora con otro conductor. Peñarol con el peso de un año en el que arrancó para seguir de largo hasta el título y que terminó arrastrado por un equipo de Gutiérrez que lo llevó a su peor lugar.

En marzo, cuando se suspendió el clásico, Nacional y Peñarol estaban mal futbolísticamente. Desafinados. Cinco meses después, la irregularidad en la preparación que estableció la pandemia, los entrenadores tuvieron margen para corregir desde la teoría. Sin embargo, en lo poco que se vio en los amistosos jugados por Nacional y Peñarol, los tricolores siguen recibiendo esos goles para los que no hay margen en el fútbol profesional y los aurinegros sin disimular su falta de gol.

Nacional sufrió esta semana la baja de un defensa titular, con todas las alteraciones que genera en un plantel formado con un 70% de futbolistas juveniles y las alternativas con experiencia (Jacquet y Vinicius) están inhabilitados, y obligó a Munúa a improvisar con Oliveros (un lateral que ya jugó adentro) de zaguero. Esto carga de mayor incertidumbre para el regreso del fútbol. Con la defensa titular y con el mediocampo Neves-Yacob-Carballo, Nacional tenía una importante ventaja sobre Peñarol, una indisimulable estadística ganadora que le daba un plus.

En el mediocampo fue donde en el Intermedio de 2019, Gutiérrez dejó sin respuestas a Diego López. Nacional ganó 3-0. Ahora Munúa repite esa fórmula y recurre a la frescura de Santi Rodríguez y el aporte diferente de Chory Castro, con los goles de Bergessio.

Gutiérrez demostró en el clásico del Intermedio cuál es el camino que puede recorrer cualquier técnico de Nacional si quiere alcanzar un éxito en el clásico, con el control en el mediocampo. Y allí cimentó Munúa el regreso del equipo en la pandemia.

Forlán lo ve por TV. El DT, suspendido, no podrá ir al Estadio Centenario. Dijo en el canal oficial de Peñarol que el partido lo observará “muy tranquilo” desde su casa o en Los Aromos. El equipo lo dirigirá su hermano Pablo. “Formamos dupla hace muchos años, tengo una confianza bárbara en él porque los dos manejamos la misma idea”, dijo

El Peñarol de Forlán sigue en formación y descubrimiento. No parece sencillo en tiempos en que debe tener más certezas que margen para las confirmaciones. Piquerez-De los Santos, intentan equilibrar la fuerza que Nacional pueda poner con Méndez-Chory Castro. También este clásico para Peñarol representa un desafío para Pellistri. La joya de la cantera aurinegra acumuló un año de recorrido en el fútbol profesional y este domingo deberá demostrar esa evolución. En sus pies nacerá el fútbol.

¿Qué Cebolla regresa? Cualquier versión de Cristian Rodríguez debería ser desequilibrante en el fútbol uruguayo, sin embargo, cinco meses sin competencia por la pandemia de covid-19, un desgarro que sufrió entrenando en Colonia, la semana previa a la vuelta del fútbol y unos pocos minutos de fútbol colocan al capitán en un lugar reservado. Para Forlán es una pieza clave y lleva la cinta, porque sabe que el Cebolla es capaz de aportar algo diferente, pero eso lo conseguirá si físicamente puede soportar las exigencias si volver a sentirse.

El clásico ofrecerá un largo partido de emociones. Los cinco cambios plantearán nuevos desafíos, responsabilidad extra (y ventajas o desventajas ) si Munúa y Forlán lo manejan adecuadamente.

El fútbol vuelve, con toda la emoción que viene implícita en el regreso para los futboleros. Y esa ya es una razón como para sentir todo eso que solo un partido de fútbol, y un clásico son capaces de transmitir, aunque se juegue en silencio. Será una nueva forma diferente de vibrar con el fútbol. 

 

Las claves de Nacional
Carballo y Neves La historia conoce de ganadores clásicos. Quien anda escribiendo esa historia por estos días es Felipe Carballo. El volante de Nacional no perdió en los ocho que jugó (ganó seis). Neves, también tiene un saldo favorable con 3 triunfos y dos derrotas. Lo que refuerza el poder del mediocampo tricolor.
Racha a favor Los triunfos animan a quienes vienen en racha y debilitan a los que cargan con el peso de no ganar. En los últimos seis oficiales (ganó tres y empató tres), todos en 2019: Supercopa 1-1, Apertura 1-1, Intermedio 3-0, Clausura 0-0,  final del Clausura 2-0 y final del Uruguayo 1-0. En Estados Unidos perdió un amistoso.
Cambios que cambian Sergio Rochet, Mathías Suárez, Renzo Orihuela, Joaquín Trasante, Emiliano Martínez, Thiago Vecino, Pablo García, Sebastián Fernández, Rodrigo Amaral y Brian Ocampo, son las opciones de Munúa para cambiar. Para la defensa tiene debutantes, para el ataque todas las alternativas para bajar el ritmo del juego o aumentarlo.
La frescura del equipo Santi Rodríguez tiene la capacidad de ser un revulsivo para el equipo de Munúa. En su estreno en el fútbol, en enero 2019, se presentó como para ser figura. El Mundial sub 20 y una lesión que lo sacó dos meses de las canchas, lo frenaron. Quienes lo vieron en los amistosos confirmaron que el domingo vuelve con su mejor versión.

 

Probables alineaciones:
Nacional: Luis Mejía, Armando Méndez, Mathías Laborda, Agustín Oliveros y Ayrton Cougo; Gabriel Neves, Claudio Yacob, Felipe Carballo; Santiago Rodríguez, Gonzalo Bergessio y Gonzalo Castro
Peñarol: Kevin Dawson, Giovanni González, Gary Kagelmacher, Rodrigo Abascal y Joaquín Piquerez; Facundo Pellistri, Krisztian Vadocz, Jesús Trindade y Matías De los Santos; Xisco Jiménez o Terans y Matías Britos

 

Las claves de Peñarol
El banco de Forlán Thiago Cardozo, Facundo Torres, Terans o Xisco Jiménez, Formiliano, Cebolla Rodríguez, Juan Acosta, Enzo Martínez, Luis Acevedo, Kewin Lewis, Matías Pintos, Fabián Estoyanoff son los nombres que tiene Forlán para completar los 10 suplentes. El banco ofrece variedad y versatilidad en ataque.
¿Qué le da Torres? El jueves, el entrenador probó con Facundo Torres como volante externo por izquierda. Ese lugar en el equipo titular es de Matías de los Santos. Con Torres, un juvenil surgido en la cantera del club que se desempeña como delantero, Forlán pueden sorprender con velocidad en el sector más fuerte de los albos, pero pierde en marca.
Cuentas pendientes Facundo Pellistri es la joya de Peñarol, lo quieren de Europa, su cláusula de rescisión es de US$ 10.000.000 y es posible que su estadía en Los Aromos será breve, pero en clásicos tiene algo pendiente: no ganó ninguno de los cuatro que disputó. Empató uno y perdió tres. El primero lo jugó en el Intermedio de 2019.
REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...