Cargando...
Dawson salvó el último intento de Bergessio

Fútbol > EL ANÁLISIS

Nacional y Peñarol jugaron al ajedrez, pero las tablas favorecieron al aurinegro

Martín Ligüera y Mauricio Larriera plantearon un partido de ajedrez que fue más atractivo en el diseño que en la cancha; Nacional se aferró a una defensa siciliana y tras hacer tablas, Peñarol hizo negocio

Tiempo de lectura: -'

31 de octubre de 2021 a las 22:51

Táctico, estudiado, metódico, cerrado, deslucido. En una sola palabra: clásico. Nacional y Peñarol empataron 0-0 por la novena fecha del Torneo Clausura en una igualdad donde el tricolor hizo el módico negocio de haber contestado el claro favoritismo previo de su rival y el aurinegro mantuvo su ventaja en las tablas del Clausura y la Anual

Más que al fútbol, los protagonistas jugaron al ajedrez ignorando, como en el poema de Jorge Luis Borges, que fueron simples piezas y que sus movimientos obedecieron a los dictámenes de Martín Ligüera y Mauricio Larriera. 

"No saben que la mano señalada
del jugador gobierna su destino,
no saben que un rigor adamantino
sujeta su albedrío y su jornada".

Nacional, tocado por la derrota ante Wanderers y el empate contra Rentistas, salió al Campeón del Siglo a intentar frenar el torrente de juego que propone Peñarol. 

Ligüera apostó por dos líneas de cuatro bien compactas de modo tal de tener recursos suficientes por banda para que la conexión de laterales y extremos de Peñarol no le generaran superioridad numérica por afuera y abastecimiento a su centrodelantero. 

En ese sentido, Nacional jugó unos excelentes primeros 30 minutos en los que Alfonso Trezza fue gran protagonista. 

Martín Ligüera

Jugando como volante externo izquierdo, el floridense tapó la subida de Giovanni González, asistió de cerca a Christian Almeida y llegó con profundidad por su sector. 

El tricolor salió a morder (cinco faltas en los primeros 15' y una amarilla), a presionar a Peñarol sobre su zona de armado (la combinación de los volantes Jesús Trindade-Walter Gargano-Pablo Ceppelini) y a lanzar en largo para intentar desestabilizar a una defensa que suele pararse lejos del arco para intentar que el equipo sea protagonista. 

Siguiendo a Borges -en la primera mitad de su poema-, Trezza fue la "torre homérica" de movimientos verticales; Felipe Carballo el "ligero caballo" que presionó en el medio y pisó el área con peligro (remate bloqueado por Juan Manuel Ramos); Gonzalo Bergessio el "rey postrero" de movimientos cortos y algo toscos pero a la vez temible en el área y severo en el balón dividido; Matías Zunino la "armada reina" que no funcionó, ni en sus movimientos verticales porque no fue profundo, ni en diagonal porque no cayó con peligro por sorpresa; Leandro Fernández el "oblicuo alfil" que metió una corrida peligrosa tras notable quite, maniobra y balón largo de Mathías Laborda. Y lo que tuvo de sobra Nacional fueron "peones agresores". Desde el golero Martín Rodríguez (las dos que tuvo que salvar, ambas en el primer tiempo, las salvó) a los cuatro defensores que se plantaron como leones: Armando Méndez, pese al caño que le tiró Ramos en el amanecer del segundo tiempo, Laborda, que fue gran figura, Diego Polenta, que disimuló en la cueva los grandes problemas que tiene a campo abierto y Christian Almeida, áspero, impasable en el uno contra uno y recio para trancar a un desarmado Facundo Torres hasta sacarlo de la cancha. 

Pero lo de Nacional se quedó ahí. En esos primeros 30' donde obligó a Peñarol a salir compulsivamente en largo y donde además llegó con peligro sobre el arco rival. 

Peñarol rotó piezas. Agustín Canobbio al extremo izquierdo, Torres al derecho. Walter Gargano tomó el control. Y el juego empezó a fluir. Antes Agustín Álvarez Martínez pivoteó lejos del arco y se inventó una media vuelta. Torres, de alfil, apiló a perfil cambiado y estrelló un palo. Ceppelini lo intentó con un tiro libre venenoso. 

Mauricio Larriera

El segundo tiempo comenzó con un tablero favorable a Peñarol. Nacional cedió terreno, ya no salió a disputar la pelota a zona salvaje y se refugió en feudo propio como quien se recluye puertas adentro en rechazo al contacto con el mundo exterior. 

Nacional quedó aferrado a su defensa. Siciliana, siempre en términos ajedrecísticos. 

Pero Peñarol perdió el sentido. Primero tacto, luego olfato, finalmente gusto. Se diluyó en movimientos anodinos como las culminaciones de Canobbio o Ceppelini, se debilitó en recursos con la salida de Torres y no encontró respuestas con los cambios como ese peón que llega a la línea de fondo y es inmediatamente devorado. 

Tablas. La del Clausura dice que Peñarol sigue cinco puntos arriba de Nacional cuando quedan seis fechas por disputarse. 

ClausuraPTSPJPGPEPPGFGC
Peñarol209621176
Cerro Largo199441164
Wanderers1795221411
Nacional159432129
City Torque1494231814
Progreso14942375
Deportivo Maldonado1494231011
Fénix1393421312
Plaza Colonia1293331411
Cerrito1293331515
River Plate1193241012
Liverpool119324810
Boston River1093151722
Rentistas792161216
Sud América69135514
Villa Española29027723

La de la Anual lo tiene cuatro puntos encima del tricolor pero nuevamente empatado con Plaza Colonia. 

Tabla AnualPTSPJPGPEPPGFGC
Peñarol482413923916
Plaza Colonia482414643418
Nacional442413563523
City Torque392412394432
Cerro Largo392411673626
Liverpool382411584630
River Plate372410773732
Fénix34249783334
Wanderers3424104102627
Cerrito31248792930
D. Maldonado282477102133
Progreso252467112031
Boston River232466123141
Rentistas232465132437
Sud América232466122036
Villa Española102417162049

Ambos entrenadores lamentaron no haber ganado pero resaltaron el valor ínfimo de no haber perdido. Pero a fin de cuentas, tal vez ni sepan que los caprichos de la pelota (el palo de Torres, las llegadas a tiempo de Dawson ante Trezza y Bergessio) están mucho más allá de sus designios. 

"También el jugador es prisionero
(la sentencia es de Omar) de otro tablero
de negras noches y blancos días.

Dios mueve al jugador, y éste, la pieza.
¿Qué Dios detrás de Dios la trama empieza
de polvo y tiempo y sueño y agonías?"

La ficha

Peñarol: 
Kevin Dawson 6 
Giovanni González 5 
Carlos Rodríguez 7 
Gary Kagelmacher 6 
Juan Manuel Ramos 5
Jesús Trindade 5 
Walter Gargano 6 
Agustín Canobbio 5 
Pablo Ceppelini 5 
Facundo Torres 7 
Agustín Álvarez Martínez 5 
DT: Mauricio Larriera.

Nacional: 
Martín Rodríguez 6 
Armando Méndez 5 
Mathías Laborda 7 
Diego Polenta 5 
Christian Almeida 7 
Matías Zunino 4 
Diego Rodríguez 5 
Felipe Carballo 5 
Alfonzo Trezza 6 
Leandro Fernández 4 
Gonzalo Bergessio 5 
DT: Martín Ligüera.

Cambios en Peñarol: 72' Ignacio Laquintana (4) x Torres, 80' Nicolás Gaitán x Ceppelini y Valentín Rodríguez x Ramos
Cambios en Nacional: 60' Maximiliano Cantera (5) x L. Fernández y Brian Ocampo (4) x Zunino, 75' Joaquín Trasante x Carballo y 85' Camilo Cándido x Trezza
amarillas: Ceppelini, D. Rodríguez (ayudante técnico, desde el banco), Gargano, Dawson (P); Carballo, Trezza, Polenta, Zunino, Almeida, Ocampo (N)

 

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...