Cargando...

Mundo > Medio Oriente

Netanyahu y Ben Gvir firmaron un acuerdo de coalición para formar gobierno en Israel

Los líderes del Likud y el Otzama Yehudit acordaron un reparto de cargos de las principales áreas de gobierno, mientras continúan las negociaciones del Likud con los partidos religiosos

Tiempo de lectura: -'

26 de noviembre de 2022 a las 05:00

Los partidos Likud de Benjamín Netanyahu y Otzma Yehudit de Itamar Ben Gvir firmaron este viernes un acuerdo de coalición que detalla las posiciones que ocupará el partido de Ben Gvir  en el gobierno entrante y que asegura al líder de Otzma Yehudit la titularidad del recién creado cargo de Ministro de Seguridad Nacional, una ampliación del rol del Ministro de Seguridad Pública que incluye la supervisión de las fuerzas de seguridad y la policía de frontera en Cisjordania, informó The Times of Israel.

Además del Ministerio de Seguridad Nacional, el partido también tendrá la cartera del Ministerio de Desarrollo del Negev, Galilea y Fortaleza Nacional, la cartera de Patrimonio, a través del cargo de viceministro en el Ministerio de Economía, la presidencia del Comité de Seguridad Pública de la Knesset, y la presidencia rotatoria del Comité Especial para el Fondo de Ciudadanos Israelíes (que supervisa los ingresos estatales de la extracción de gas).

El Ministerio de Negev y Galilea estará encabezado por el número dos del partido Otzma Yehudit, Yitzhak Wasserlauf, y Amichai Eliyahu asumirá la cartera del Ministerio del Patrimonio.

El Ministerio de Negev y Galilea recibirá un presupuesto anual de US$ 580 millones y también será responsable de llevar a cabo la regulación de los nuevos asentamientos en Cisjordania.

El legislador Almog Cohen será viceministro de Economía y el ex general de las Fuerzas de Defensa de Israel Zvika Fogel presidirá el Comité de Seguridad Pública. Limor Son Har-Melech, también miembro de la Knesset, ocupará el puesto de Otzma Yehudit en el comité de regalías de gas.

El acuerdo también incluye el establecimiento de una guardia nacional a gran escala y la expansión de la movilización de tropas de reserva en la Policía Fronteriza.

El ministerio de Ben Gvir tendrá el control de la división de Cisjordania de la Policía Fronteriza, que actualmente depende del Ministerio de Defensa con algunas aportaciones del Ministerio de Seguridad Pública.

Según The Times of Israel, el acuerdo firmado significa que el líder del partido de extrema derecha tendrá el control de las tropas de la Policía Fronteriza involucradas en la vigilancia de los disturbios en Cisjordania, así como en la evacuación de los puestos de avanzada.

El año pasado, las fuerzas armadas actualizaron sus reglas de enfrentamiento para permitir que los soldados abrieran fuego más fácilmente contra presuntos ladrones de armas y contrabandistas, en un intento por acabar con el crimen. No está claro de inmediato cuál sería el impacto del cambio legislativo.

Ben Gvir dijo que en un comunicado que el acuerdo era “un gran paso hacia la firma de un acuerdo de coalición completo y el establecimiento de un gobierno de derecha completo”, y que se asociaría con acuerdos anteriores con el Likud, como la regularización formal del puesto Homesh Yeshivá en Cisjordania y el asentamiento avanzado de Evyatar, dos temas que han sido objeto de polémica en los últimos tiempos con respecto a cuál debe ser la política del Estado hacia los puestos y asentamientos de avanzada en los territorios ocupados.

El acuerdo con Otzma Yehudit señala un hito en el progreso de Netanyahu para formar una coalición de derecha después de ganar las elecciones de este mes cerrando acuerdos con los partidos Otzma Yehudit y Haredi Shas.

Las prolongadas negociaciones han frustrado las esperanzas de Netanyahu de formar rápidamente un gobierno después de las elecciones debido a las demandas, a veces contrapuestas, de sus socios.

Según el noticiero del Canal 12, las partes acordaron dividir el actual Ministerio para el Desarrollo de la Periferia, el Negev y Galilea, ya que Shas insistió en mantener la cartera de "periferia", refiriéndose a las ciudades a menudo más pobres fuera de los centros de población central de Israel porque considera estos lugares como un componente clave de su base de votantes.

En el reparto, Shas recibirá el Ministerio del Interior y las carteras de salud y bienestar, aunque la posibilidad de que el líder del partido Aryeh Deri pueda ocupar el cargo está en duda por su reciente condena por corrupción, lo que podría impedirle ocupar un puesto público por siete años por bajeza moral según afirmaciones del fiscal general.

Shas y Likud estarían buscando cambiar la ley para permitir que el líder de Shas, que estuvo 22 meses en prisión entre 2000 y 2002 por una condena por aceptar sobornos, regrese como ministro.

Por otro lado, las negociaciones con el Sionismo religioso de Bezalel Smotrich parecían estancadas por las acusaciones mutuas con el Likud, sobre supuestos incumplimientos de promesas preelectorales. Smotrich exige ocupar el Ministerio de Defensa y aparentemente Netanyahu habría accedido a su petición a condición de que sea solamente durante los dos primeros años de gobierno.

Además de los primeros dos años en el Ministerio de Finanzas, Smotrich supuestamente exigió los asuntos de asentamientos y las carteras de absorción de inmigrantes, así como la presidencia de cuatro de los 11 comités de la Knesset controlados por la coalición.

Según el diario Haaretz, Smotrich también exigió el control del sistema de conversión judía del estado.

Todo indica, según fuentes periodísticas, que Likud había acordado entregar a Smotrich el control de la Administración Civil, la parte del Ministerio de Defensa que administra el Área C en Cisjordania, donde todos los colonos israelíes y varios miles de palestinos viven bajo el control civil y militar israelí.

Pero en una larga declaración publicada el miércoles tras los informes de progreso en las conversaciones, el sionismo religioso acusó al Likud de filtrar constantemente "mentiras" a la prensa, alegando que el Likud quería "pisotear, humillar y dejar de lado" al partido.

El parlamentario Yariv Levin, el hombre clave del Likud en las negociaciones con los partidos de coalición, dijo que las demandas de Smotrich de cambiar partes de los ministerios a su control, como la Administración Civil eran"delirantes".

Mientras tanto, se espera que otro partido religioso, el Judaísmo Unido de la Torá (UTJ), reciba el Ministerio de Vivienda y el Ministerio de Igualdad Social ampliado con el departamento de trabajo del Ministerio de Finanzas.

Moshe Gafni de UTJ fue nombrado presidente del Comité de Finanzas temporal de la Knesset el lunes y el partido también quiere controlar los comités de trabajo, salud y asuntos internos y medio ambiente.

Las negociaciones de coalición entre las partes se han prolongado desde que Netanyahu recibió un mandato de 28 días a principios de este mes para formar un gobierno, en medio de disputas sobre nombramientos y prioridades legislativas. El mandato vence el 11 de diciembre, pero puede extenderse por dos semanas.

A principios de esta semana, dos ex altos funcionarios de policía advirtieron públicamente que los cambios anticipados en la relación entre la fuerza policial y el ministro de seguridad pública (como se conoce ahora el cargo), exigidos por Ben Gvir, podrían significar el fin de la democracia israelí.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...