Cargando...

Mundo > MEDIO ORIENTE

Netanyahu y su aliado Ben Gvir acordaron legalizar los puestos de avanzada en los territorios ocupados

La legalización de los “jóvenes asentamientos” por parte de colonos israelíes en Palestina es un viejo anhelo de los sectores de extrema derecha de la política israelí. Disgusto de Estados Unidos y otros aliados de Israel

Tiempo de lectura: -'

19 de noviembre de 2022 a las 16:52

El flamante primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, aceptó la propuesta del líder derechista Itamar Ben Gvir de llevar a cabo la legalización retroactiva de docenas de puestos de avanzada israelíes en los territorios ocupados dentro de los 60 días posteriores a su llegada al poder, según informa el portal Peoples Dispatch.

 Netanyahu obtuvo este jueves una mayoría decisiva en las elecciones israelíes celebradas el 1° de noviembre y el presidente Isaac Herzog le ha encomendado la formación del próximo gobierno. Ben Gvir, el líder del partido Otzma Yehudit, es un miembro clave de la coalición.

Los puestos de avanzada -también conocidos como “jóvenes asentamientos” son asentamientos de reducido tamaño construidos habitualmente de los asentamientos ya existentes.

Hay más de 700.000 israelíes viviendo en más de 250 asentamientos y más de 100 puestos de avanzada en los territorios palestinos ocupados. Los asentamientos y los puestos de avanzada construidos sobre territorios ocupados son ilegales según el derecho internacional, pero Israel reconoce como legales los asentamientos y hasta hoy consideraba ilegales los puestos de avanzada.

Netanyahu y Ben Gvir también anunciaron la decisión de reformar La Ley de Desvinculación de 2005 para poder legalizar los puestos de avanzada de Homesh y Yeshiva en la Cisjordania ocupada. El puesto avanzado de Homesh está ubicado en la carretera 60 utilizada tanto por palestinos como por colonos israelíes y su legalización puede restringir aún más el movimiento de los palestinos.

Un asentamiento en el lugar fue desmantelado por el estado israelí de acuerdo con la ley aprobada en 2005 bajo el “plan de retirada” del entonces primer ministro Ariel Sharon. Ahora es una base militar.

Si bien Israel considera oficialmente que los puestos de avanzada son ilegales, los observadores han señalado que el gobierno israelí brinda total seguridad y asistencia financiera a los colonos. Los residentes de los puestos de avanzada tienen los mismos derechos que cualquier ciudadano israelí.

El Likud también anunció que se acelerará la expansión de la ruta 60, el principal camino norte-sur a través de la ribera Oeste, la construcción de nuevas rutas de conexión, y la ampliación de una ley ya existente que impide presentar cargos criminales contra quienes usen la fuerza para proteger sus hogares o cualquier instalación militar israelí.

Las nuevas medidas que se sumarán a la legalización de los puestos de avanzada crearán más problemas para los palestinos, que ya enfrentan obstáculos con respecto a su libertad de movimiento debido a los muros de exclusión, las carreteras exclusivas para los colonos y los numerosos puntos de control creados para mantener la segregación entre ellos y los colonos ilegales.

A principios de esta semana, Benny Gantz, ministro de Defensa del gobierno saliente de Yair Lapid, anunció la ampliación del muro del apartheid en otros 100 kilómetros. El muro, de cientos de kilómetros de largo, fue erigido en 2001 para separar las áreas residenciales palestinas y los asentamientos ilegales.

Pese a las objeciones planteadas periódicamente por la ONU y otros países, Israel ha buscado la expansión de asentamientos ilegales dentro de los territorios ocupados.

En 2016, el Consejo de Seguridad de la ONU adoptó la resolución 2334 que exige a Israel poner fin a la expansión de los asentamientos, calificándolos de “violación flagrante del derecho internacional”.

La decisión de legalizar los puestos de avanzada ha sido apoyada durante mucho tiempo por Ben Gvir y otros extremistas en Israel. Ben Gvir es él mismo un colono de Hebrón en el sur de Cisjordania ocupada. También comparte una afinidad ideológica con Hilltop Youth, un grupo de colonos terroristas involucrado en varios ataques y asesinatos contra palestinos.

Ben Gvir ha exigido públicamente que se le otorgue el cargo de ministro de Seguridad Pública, posibilidad que preocupa a Estados Unidos y otros países aliados a la luz de sus incendiarios antecedentes, que incluyen procesos judiciales por apoyar a un grupo terrorista de extrema derecha e incitación al racismo. En 1995, poco antes del asesinato de Yitzak Rabin apareció en televisión mostrando un emblema del auto de Rabin diciendo “llegamos hasta su auto y llegaremos hasta él”.  

La Autoridad Palestina emitió una declaración formal oponiéndose a la medida para legalizar los puestos de avanzada e hizo un llamamiento a la comunidad mundial para que interviniera en contra del acuerdo.

El portavoz presidencial palestino, Nabil Abu Rudeineh, dijo que el acuerdo “profundizaría los asentamientos y conduciría a la confiscación de más tierras palestinas”. Y expresó también que la medida socavará “cualquier posibilidad de lograr la paz y establecer un estado palestino independiente sobre la base de una solución de dos estados y de acuerdo con las resoluciones de la ONU”.

(Con información de The Times of Israel y Peoples Dispatch)

El flamante primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, aceptó la propuesta del líder derechista Itamar Ben Gvir de llevar a cabo la legalización retroactiva de docenas de puestos de avanzada israelíes en los territorios ocupados dentro de los 60 días posteriores a su llegada al poder, según informa el portal Peoples Dispatch.

 Netanyahu obtuvo este jueves una mayoría decisiva en las elecciones israelíes celebradas el 1° de noviembre y el presidente Isaac Herzog le ha encomendado la formación del próximo gobierno. Ben Gvir, el líder del partido Otzma Yehudit, es un miembro clave de la coalición.

Los puestos de avanzada -también conocidos como “jóvenes asentamientos” son asentamientos de reducido tamaño construidos habitualmente de los asentamientos ya existentes.

Hay más de 700.000 israelíes viviendo en más de 250 asentamientos y más de 100 puestos de avanzada en los territorios palestinos ocupados. Los asentamientos y los puestos de avanzada construidos sobre territorios ocupados son ilegales según el derecho internacional, pero Israel reconoce como legales los asentamientos y hasta hoy consideraba ilegales los puestos de avanzada.

Netanyahu y Ben Gvir también anunciaron la decisión de reformar La Ley de Desvinculación de 2005 para poder legalizar los puestos de avanzada de Homesh y Yeshiva en la Cisjordania ocupada. El puesto avanzado de Homesh está ubicado en la carretera 60 utilizada tanto por palestinos como por colonos israelíes y su legalización puede restringir aún más el movimiento de los palestinos.

Un asentamiento en el lugar fue desmantelado por el estado israelí de acuerdo con la ley aprobada en 2005 bajo el “plan de retirada” del entonces primer ministro Ariel Sharon. Ahora es una base militar.

Si bien Israel considera oficialmente que los puestos de avanzada son ilegales, los observadores han señalado que el gobierno israelí brinda total seguridad y asistencia financiera a los colonos. Los residentes de los puestos de avanzada tienen los mismos derechos que cualquier ciudadano israelí.

El Likud también anunció que se acelerará la expansión de la ruta 60, el principal camino norte-sur a través de la ribera Oeste, la construcción de nuevas rutas de conexión, y la ampliación de una ley ya existente que impide presentar cargos criminales contra quienes usen la fuerza para proteger sus hogares o cualquier instalación militar israelí.

Las nuevas medidas que se sumarán a la legalización de los puestos de avanzada crearán más problemas para los palestinos, que ya enfrentan obstáculos con respecto a su libertad de movimiento debido a los muros de exclusión, las carreteras exclusivas para los colonos y los numerosos puntos de control creados para mantener la segregación entre ellos y los colonos ilegales.

A principios de esta semana, Benny Gantz, ministro de Defensa del gobierno saliente de Yair Lapid, anunció la ampliación del muro del apartheid en otros 100 kilómetros. El muro, de cientos de kilómetros de largo, fue erigido en 2001 para separar las áreas residenciales palestinas y los asentamientos ilegales.

Pese a las objeciones planteadas periódicamente por la ONU y otros países, Israel ha buscado la expansión de asentamientos ilegales dentro de los territorios ocupados.

En 2016, el Consejo de Seguridad de la ONU adoptó la resolución 2334 que exige a Israel poner fin a la expansión de los asentamientos, calificándolos de “violación flagrante del derecho internacional”.

La decisión de legalizar los puestos de avanzada ha sido apoyada durante mucho tiempo por Ben Gvir y otros extremistas en Israel. Ben Gvir es él mismo un colono de Hebrón en el sur de Cisjordania ocupada. También comparte una afinidad ideológica con Hilltop Youth, un grupo de colonos terroristas involucrado en varios ataques y asesinatos contra palestinos.

Ben Gvir ha exigido públicamente que se le otorgue el cargo de ministro de Seguridad Pública, posibilidad que preocupa a Estados Unidos y otros países aliados a la luz de sus incendiarios antecedentes, que incluyen procesos judiciales por apoyar a un grupo terrorista de extrema derecha e incitación al racismo. En 1995, poco antes del asesinato de Yitzak Rabin apareció en televisión mostrando un emblema del auto de Rabin diciendo “llegamos hasta su auto y llegaremos hasta él”.  

La Autoridad Palestina emitió una declaración formal oponiéndose a la medida para legalizar los puestos de avanzada e hizo un llamamiento a la comunidad mundial para que interviniera en contra del acuerdo.

El portavoz presidencial palestino, Nabil Abu Rudeineh, dijo que el acuerdo “profundizaría los asentamientos y conduciría a la confiscación de más tierras palestinas”. Y expresó también que la medida socavará “cualquier posibilidad de lograr la paz y establecer un estado palestino independiente sobre la base de una solución de dos estados y de acuerdo con las resoluciones de la ONU”.

(Con información de The Times of Israel y Peoples Dispatch)

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...