Cargando...
Canciller Francisco Bustillo

Nacional > Política exterior

OEA: Cabildo Abierto pide informe aclaratorio a Cancillería y Zubía pide una "corrección" a Bustillo

El Frente Amplio habla de "mamarracho internacional", el colorado Zubía lo ve como un nuevo episodio de la "falta de comunicación" en la coalición de gobierno y el expresidente Sanguinetti le resta importancia al asunto

Tiempo de lectura: -'

01 de marzo de 2022 a las 05:00

La Asamblea General de las Naciones Unidas sesionó este lunes en forma extraordinaria y allí la delegación de Uruguay calificó como "violación grave e injustificable del derecho internacional" la invasión rusa a Ucrania. El pronunciamiento no deja lugar a dudas sobre el posicionamiento del país en un tema que domina la agenda mundial desde la semana pasada. Pero la contundencia de la declaración no alcanza a disipar la estela de críticas hacia la Cancillería por su errático posicionamiento en la Organización de Estados Americanos (OEA), que obligó a interceder ni más ni menos que al presidente Luis Lacalle Pou. 

Por orden directa del mandatario, Uruguay terminó por adherir este fin de semana a una declaración patrocinada por la mayoría de los países de la OEA que condenó a la invasión "ilegal, injustificada y no provocada" por parte de Rusia. El mandato de Lacalle supuso una marcha atrás respecto al posicionamiento que el Palacio Santos había tenido horas antes, cuando, siguiendo órdenes del canciller Francisco Bustillo, se instruyó al embajador uruguayo ante dicho organismo, Washington Abdala, que no votara esa declaración, bajo el argumento que ni Argentina ni Brasil la apoyarían, tal como informó El Observador el domingo. 

El vaivén generó sorpresas, dudas y críticas en el sistema político nacional, desde la oposición hasta los propios integrantes de la coalición de gobierno. 

Para el diputado colorado Gustavo Zubía, se trató de un nuevo episodio de falta de comunicación en la propia coalición de gobierno. En diálogo con El Observador, el legislador –uno de los primeros en salir a cuestionar la decisión de Cancillería apenas se conoció la postura uruguaya– afirmó que "hubo mucha gente desorientada" con el comunicado original de Cancillería, que argumentó en un principio que Uruguay no había adherido porque ya se había pronunciado por cuenta propia. 

"Nadie sabía lo que estaba pasando. Me quise morir cuando lo leí", aseguró Zubía que, dijo, optó por solicitarle una aclaración al embajador uruguayo ante la OEA, Washington Abdala, ante lo cual "por lo menos" dice que pudo sacar alguna conclusión. Según relató, Abdala le dijo que había recibido la orden de no firmar la resolución del organismo internacional tal como estaba redactada, ante lo cual actuó pese a que "no le convencía". 

El diputado colorado dijo estar más molesto aún ya que, en las horas previas, había fustigado el comunicado "lavado" del Frente Amplio con el que, apuntó, el ministerio amagó coincidir a través de su pronunciamiento "ascéptico". 

"Por suerte, el presidente dio el volantazo a tiempo y nos dejó bien parados" destacó Zubía, que de todas formas, reclamó una "corrección" sobre Cancillería. "Ahora falta mano firme", dijo. El diputado consideró que el presidente debería hablar "más enérgicamente" con Bustillo para evitar que se repita una situación similar. "Nos deja en una situación de offside en plena campaña por el No", advirtió

Zubía, que desde hace meses insiste con los problemas de coordinación en la coalición de gobierno, ironizó con la situación del canciller: "Debe tener más suerte que yo cuando intenta comunicarse con el presidente". 

Por su parte, sin llegar a una instancia parlamentaria, Cabildo Abierto elevará una carta a Cancillería en la que pedirá que Bustillo informe todos los pormenores del asunto. Así se lo dijo a El Observador el senador Raúl Lozano. 

"Me gustaría estar informado" sostuvo el legislador, que integra la Comisión de Asuntos Internacionales de la Cámara Alta. "Más allá de lo que informó la prensa, no sabemos nada". 

Lozano remarcó que hubo una contradicción en todo el proceso, a partir de lo que fue el primer comunicado de Cancillería y la posterior actuación de la delegación uruguaya en la OEA. "Nos gustaría que informaran de cómo fueron los hechos", dijo. 

El presidente fue claro 

"Lo importante es que el error se corrigió", destacó por su parte el diputado Iván Posada (PI), que el sábado había sido otro de los primeros en cuestionar el posicionamiento. En un principio, el legislador calificó de "lamentable" la decisión de Cancillería de no acompañar la declaración aprobada por mayoría en la OEA. "Uruguay habría quedado muy mal parado", sostuvo Posada este lunes en diálogo con El Observador. 

Sobre todo, Posada apuntó que esa postura habría sido contradictoria con lo que el propio Palacio Santos había expresado dos días antes. El miércoles, el primer comunicado divulgado por el Ministerio de Relaciones Exteriores hablaba de su preocupación ante el "incremento de las tensiones" ante el reconocimiento por parte de Rusia de de "dos regiones separatistas" de Ucrania, en referencia a Donetsk y Lugansk. También señalaba al "desplazamiento de efectivos" como una "violación" a la Carta de las Naciones Unidas. 

Para el expresidente Julio María Sanguinetti, en tanto, no existe ninguna duda sobre la actitud del gobierno en torno a que Uruguay condena la invasión rusa a Ucrania. "El presidente fue claro" dijo a El Observador el exmandatario, que restó toda importancia a la discusión de las últimas horas. Sanguinetti remarcó que los colorados fueron el primer partido político uruguayo en expresarse "condenando enérgicamente la invasión de Ucrania por parte de Rusia". 

Le hacen "bullying"

Desde el flanco opositor, la bancada de senadores del Frente Amplio analizará el tema este martes y evaluará acciones parlamentarias, que podrían derivar en una nueva presencia del canciller Bustillo en el Poder Legislativo. "La política exterior no se puede llevar a los bandazos", expresó Daniel Caggiani (MPP) al cuestionar la intervención del presidente para modificar la postura que había expresado Cancillería. "Termina siendo un papelón para nuestro país. Parece que le hicieran bullying al ministro", dijo el legislador. 

Tal como informó El Observador este lunes, Caggiani recordó lo ocurrido en setiembre de 2020, cuando Uruguay había adherido a una declaración del Consejo Económico y Social de Naciones Unidas, que había condenado a Israel por "violaciones sistemáticas de los derechos humanos del pueblo palestino y sus efectos en las mujeres y las niñas". La resolución reafirmó que "la ocupación israelí sigue siendo un grave obstáculo para las mujeres y las niñas palestinas en lo que respecta a la realización de sus derechos".

Ese posicionamiento le propició al gobierno críticas de sus socios colorados y del Comité Central Israelita.  A la semana siguiente, Bustillo le informó a Sanguinetti que el pronunciamiento había correspondido a un "error circunstancial". Un día después, el ministerio hizo público el relevo del entonces director general de Asuntos Políticos, Pablo Sader, ahora designado como nuevo embajador ante la Unión Europea. 

Lo de la OEA, según Caggiani, constituyó otro "mamarracho" internacional, "incluso más, por la forma" en que se hizo. El ahora senador del MPP –asumirá la titularidad tras el fallecimiento de Eduardo Bonomi– cuestionó que la corrección se haya realizado a través de la prensa, y no mediante una anuncio formal luego de una reunión entre el presidente y el canciller. 

"Todo esto deslegitima la labor de Uruguay ante todos los organismos internacionales", consideró. En su visión, lo importante era que país tuviera una postura clara sin posicionamientos. En ese sentido, dijo haber coincidido con el primer comunicado de Cancillería, de la misma forma que coincidía con la votación inicial de Uruguay sobre el caso de Israel. 

Respecto al conflicto entre Rusia y Ucrania, Caggiani coincidió en la necesidad de condenar cualquier tipo de acción bélica, pero advirtió que Uruguay, ahora, aparece "alineado" con la política exterior de los Estados Unidos. En ese sentido, consideró que Argentina y Brasil, con su negativa a sumarse a la declaración de la OEA, quedaron mucho más "equilibrados". 

El legislador consideró que el término "invasión" es más que nada una discusión semántica y argumentó que el problema "es mucho más complejo". Según su visión, la situación que se arrastra en la región desde 2014, a partir del "golpe de Estado" –en referencia al Euromaidán, la serie de protestas y manifestaciones que derivaron en la destitución del entonces presidente de Ucrania, Víktor Yanúkovich–, y el subsiguiente conflicto en las regiones separatistas del Dombás, que hasta la fecha ha provocado la muerte de unos 14 mil civiles.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...