Olivera, Amaral, Carballo y Oliva: un póker de negocios tricolores por necesidad

Los tricolores vendieron a Christian Oliva por US$ 2.100.000

Tiempo de lectura: -'

09 de agosto de 2018 a las 05:00

Basta echar un vistazo a las redes sociales o a las páginas partidarias de Nacional para darse cuenta de la amargura (en algunos casos calentura) que tienen lo hinchas tricolores por la operación que se votó el lunes en la comisión directiva. Los dirigentes albos aprobaron por unanimidad el traspaso del 90% de la ficha de Christian Oliva a un grupo inversor a cambio de US$ 2.100.000.

Oliva es la última gran aparición del club, el precio que tenían los dirigentes para salir de la acuciante crisis económica que aumentó el pasivo a casi US$ 30 millones. El monto que recibirán por Oliva está muy lejos de los US$ 5 millones que en su momento se puso como piso para su transferencia.

El grupo que adquiere al volante es el que gerencia a Boston River y su presidente es el empresario libanés nacionalizado venezolano Edmundo Kabchi, dueño del Deportivo Táchira y del Málaga.

El monto de la operación será por US$ 3.500.000, de lo que se tiene que deducir el 20% del jugador y el 10% del representante. El futbolista permanecerá en la institución hasta diciembre (tiene contrato hasta 2020) y Nacional se queda con un 10% de una futura venta.

El club tricolor cobrará la mitad del pase de inmediato y la otra mitad el próximo mes. "Eso pesó mucho en la decisión", dijo una fuente tricolor, que recordó que el club pasa por un complicado momento económico, lo que en parte será solventado con esta transferencia.

Oliva fue la revelación de Nacional en este 2018. Fue ascendido por Medina en la pretemporada a principios de año y el entrenador apostó por él desde el primer momento, convirtiéndose en uno de los indiscutidos en el mediocampo y en el equipo del Cacique.

Días atrás el dirigente Daniel Turcatti expresó que "una de las soluciones" que se manejaba en directiva para paliar la situación económica era la venta del jugador surgido en la cantera: "Nos da una gran pena pero a veces la realidad obliga a tomar este tipo de decisiones", señaló.

En los últimos años Nacional ha tenido que malvender a varios de sus juveniles.

Mathías Olivera

En diciembre de 2016 el empresario Daniel Fonseca le pagó US$ 60.000 a Nacional y se llevó al lateral izquierdo. Un año y medio antes, cuando el presidente era Eduardo Ache, Fonseca dejó en el club unos US$ 960.000 correspondientes al pase de Santiago García al fútbol turco, a cuenta de la rescisión del contrato de Rodrigo Amaral (US$ 3.000.000) o de Olivera (US$ 1.000.000). Con los US$ 60.000 se llevó a Olivera.

Rodrigo Amaral

En junio de 2017 los dirigentes llegaron a un acuerdo con Fonseca, representante de Amaral. A cambio de US$ 1,500.000 el representante se quedó con la ficha. La mitad de lo que se había fijado años antes. Se estipuló un pago en cuotas que vencen en 2019. No prosperó una nueva propuesta del empresario, que era pagar US$ 3 millones y quedarse con las fichas de los juveniles Guillermo Centurión y Santiago Rodríguez.


Felipe Carballo

En agosto de 2017 se negoció la ficha del volante a Sevilla. El monto total de la operación fue por US$ 2,9 millones, de los que solo US$ 1,5 millones le quedaron a Nacional. Un comisionista se llevó el 17% del pase.

La ficha de Oliva


Nacimiento: El 1° de junio de 1996 en el barrio Delta del Tigre, en Ciudad del Plata, San José.
Trayectoria: Sexta y Séptima de Nacional. Luego pasó a Bella Vista, donde permaneció cuatro años y medio. En 2016 regresó a los tricolores y fue titular en la Tercera división que dirigía Alexander Medina. Cuando el entrenador asumió en Primera, al principio de 2018, ascendió a Oliva y no dudó en incluirlo como titular.
Debut: El 22 de enero de 2018 ingresó en un clásico amistoso.

Las cifras

22 años tiene el volante que debutó este año en Primera división.
28 partidos oficiales disputó Oliva en lo que va del año, de los que fue titular en 26.
3 goles conquistó en la presente temporada.



Comentarios