Cargando...
Estas cumbres son generalmente criticadas por los expertos climáticos que denuncian pocos compromisos.

Mundo > COP27

Organizaciones ambientalistas critican la escasez de fondos destinados a los países vulnerables

Un grupo de 58 países en desarrollo que están entre los más afectados por el cambio climático anunciaron “la creación del  Global Shield (Escudo Global) contra el riesgo climático" en el marco de la COP27

Tiempo de lectura: -'

15 de noviembre de 2022 a las 09:47

La iniciativa alemana del Global Shield (Escudo Global) se constituye de € 210 millones destinados a ayudar a que los países más pobres puedan hacer frente a las catástrofes climáticas. Las ONGs ecologistas se mostraron escépticas frente a una iniciativa que consideran insuficiente. 

En medio de la COP27, que se celebra hasta el viernes 18 en Sharm el-Sheikh, Egipto, la delegación del gobierno alemán anunció la creación de un "'Escudo Global contra el riesgo climático". La iniciativa se dio a conocer junto a la red del V20, integrada por los 58 estados más vulnerables frente al cambio climático.

Tanto las "pérdidas y daños" como los efectos climáticos que causan estragos irreversibles en distintas partes del planeta son los temas principales de esta cumbre. De allí que los montos destinados a paliar esos desastres se convierte en una cuestión central. Sobre todo, de dónde salen esos recursos financieros, dado que son los países industrializados los que emiten más gases de efecto invernadero al tiempo que los países de ingresos bajos los que sufren los efectos más severos.

De este encuentro, dado el incumplimiento de las metas de la COP 25 y la COP 26, se espera que los países ricos se comprometan a compensar económicamente a los países periféricos por los impactos climáticos, los que más emisiones de gases efecto invernadero han realizado. 

Por ahora, el plan presentado por Alemania consta de un presupuesto de € 210 millones (€ 170 millones anunciados por Berlín y € 40 millones de otros países) y beneficiará inicialmente a un primer grupo de países, entre ellos Bangladesh, Costa Rica, Fiyi, Ghana, Pakistán, Filipinas y Senegal.

La deuda más importante con el planeta es el incumplimiento del Acuerdo de París firmado en enero de 2016 que establecía que debían tomarse medidas de reconversión energética a fuentes limpias y renovables así como mantener el aumento de la temperatura global promedio por debajo de los 2°C por encima de los niveles pre-industriales, y perseguir esfuerzos para limitar el aumento a 1.5°C. 

El objetivo declarado de este Escudo anunciado en Egipto en el marco de la COP 27, es compensar las "debilidades de las estructuras de protección financiera" de los países más vulnerables mediante una "financiación pre-organizada" que pueda desembolsarse antes o justo después de una catástrofe climática.

El Escudo financiará planes de seguro contra los daños a las cosechas, los edificios o la interrupción de actividades productivas y se adaptará a las necesidades de cada país. "Puede tratarse de sistemas de protección social adaptables" o de "apoyo financiero inmediato a un gobierno para reconstruir un puente o una escuela", explicó la ministra de Cooperación y Desarrollo alemana, Svenja Schulze.

La funcionaria advirtió que es un monto insuficiente y que se trata sólo de "la semilla", pues "se necesitará más dinero" para cubrir las necesidades.

Desde Bangladesh, el enviado especial del clima y ministro de Asuntos Exteriores, Abdul Momen, recordó que los países vulnerables, aunque representan cerca del 20% de la población mundial, sólo son culpables de un 5% de las emisiones globales de gases de efecto invernadero e instó a los miembros del G7 y de la Unión Europea a que “movilicen recursos adicionales” a través del Escudo. 

Según el V20, los daños causados por los impactos climáticos en las economías de sus miembros llegarían a US$ 525.000 millones desde el año 2000. 

Ken Ofori-Atta, ministro de Economía de Ghana y presidente del V20, destacó la necesidad de un “Plan Marshall para la crisis climática” ya que “la situación se pondrá peor”. Según las Naciones Unidas (ONU), los compromisos internacionales sobre el clima de los últimos años están "muy lejos" del objetivo del Acuerdo de París de limitar el calentamiento global a 1,5ºC sobre los niveles preindustriales; es decir, de mediados del siglo XIX.

“No es una cuestión sobre quién paga las pérdidas y los daños, porque nosotros, el V20, ya lo estamos pagando”, dijo el ministro. Los países más pobres están siendo particularmente afectados por la crisis climática y tienen menos recursos para hacer frente a las catástrofes provocadas.

“Estamos pagando en buenas oportunidades perdidas, en menos productividad, en la afección a las interacciones de negocio, a los modos de vida, en vidas perdidas”, explicó el director de la Agencia de Protección Ambiental de Ghana, Henry Kwabena Kokofu.

“El destino de los más vulnerables es el destino de todo el mundo”, advirtió. Recientemente, Estados Unidos y Europa se han visto también más afectados por sequías, incendios o inundaciones.  

La funcionaria alemana Svenja Schulze aseguró que el Escudo Global no es “una táctica para evitar la negociación formal sobre pérdidas y daños” en el marco de la COP27, sino “sólo el comienzo”. Sin embargo, las ONGs ecologistas temen que pueda ser una distracción en el proceso de crear un fondo exclusivo para pérdidas y daños, como piden los países vulnerables. 

El presupuesto actual de € 210 millones está lejos de acercarse a los US$ 100.000 millones al año desde 2020 prometidos por los países desarrollados en Copenhague en 2009 para ayudar a los países en desarrollo a enfrentarse al cambio climático.

“Los seguros subvencionados y los elementos de protección social del Escudo Global pueden constituir una parte de la respuesta a las pérdidas y daños sufridos por las personas en primera línea, pero no es una solución a la escala que necesitamos”, comentó la Red de Acción Climática en un comunicado.

Las organizaciones medioambientales también criticaron que sólo algunos países como Alemania, Bélgica, Irlanda, Dinamarca o Francia se comprometieron a participar en este escudo financiero. 

Desde Greenpeace, el jefe de delegación internacional en la COP27, Yeb Saño, declaró por su parte que “para hacer frente a las continuas pérdidas y daños catastróficos de los impactos climáticos que se están produciendo en todo el mundo se necesita algo más que un escudo de seguridad, se necesita una espada en forma de un mecanismo de financiación para pérdidas y daños”. 

Estas cumbres son generalmente criticadas por los expertos climáticos que denuncian pocos compromisos y poca acción frente la realidad de la crisis climática. Este lunes, el presidente de la COP27 y ministro de Exteriores egipcio, Sameh Soukri, reconoció que hay pocos avances en las negociaciones y que aún resta "trabajo por delante para obtener resultados". "Tenemos que cambiar de marcha y complementar las discusiones técnicas con otras de compromisos políticos", pidió el ministro.  

(con información de AFP)

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...