Fútbol > ANÁLISIS

Peñarol entró en estado de relajación

Peñarol se descansó en los resultados del sábado y fue una sombra ante un Juventud que lo limitó en todos los rubros para sacarle un empate 

Tiempo de lectura: -'

19 de agosto de 2019 a las 05:04

Lento, predecible, reiterado. Aburrido e irreconocible. Peñarol fue una sombra de su virtud y empató contra Juventud 0-0 por la quinta fecha del Torneo Intermedio desaprovechando ventajas en su serie al tiempo que fue alcanzado por Cerro Largo en la cima de la Tabla Anual. 

¿Cuánto de mérito tuvo Juventud en esta historia? Mucho. Porque el equipo que dirige Álvaro Fuerte le dio una lección táctica al de Diego López. 

En los primeros 20 minutos lo salió a presionar arriba abortando la generación de juego mirasol. En el resto del partido se defendió con inteligencia y mucha solidez. 

Parece un plan simple pero para ejecutarlo ante este Peñarol, y en su casa, se necesita de un elenco con mucha determinación.

Y Juventud jugó el partido enchufado desde el minuto cero. Hizo un partidazo perfecto en el rubro mental. Concentración defensiva, esfuerzo solidario para achicar espacios y mucha fortaleza para aguantar la recta final del cotejo, esa donde los grandes sacan el poncho, revolean la camiseta y se quieren llevar todo por delante. 

Entonces, el hincha que fue a ver las atajadas de Kevin Dawson terminó viendo dos notables salvadas del ex Liverpool Rodrigo Rodríguez. 

En lugar de las subidas de Ezequiel Busquets, flojo en la marca y errático cada vez que pasó al ataque donde no llegó una sola vez con criterio a la línea de fondo, vio a un Juan de Dios Pintado exuberante. Impasable en el uno contra uno y con una fuerza de convicción inquebrantable para llegar primero y a tiempo a cada cierre. 

Mientras Rodrigo Abascal dejó dudas y terminó expulsado por dos faltas en la lejanía del área, Mauro Fernández y Mathías Bogado salieron airosos en su lucha por dominar el área contra Lucas Viatri y Darwin Núñez.  

Damián González, que arrancó flojo y se vio superado por Lolo Estoyanoff, terminó cerrando la única brecha defensiva. 

El doble 5 con Gonzalo González como eje de equilibrio y con José Alberti quien lideró la presión ofensiva en los primeros 20’, fue más influyente en el trámite que Walter Gargano y Jesús Trindade. 

Cristian Sención fue el mejor volante externo del partido. Con la difícil misión de ocupar en este torneo el lugar que dejó el talentoso Diego García, el ex Liverpool fue un todoterreno con ida y vuelta por la izquierda e inteligencia para jugar con el perfil cambiado. 

Arriba, Federico Viñas demostró todas sus mañas para jugar de espaldas al arco. Un 9 curtido por la Segunda División sabe cómo pivotear, meter el cuerpo, sacarle petróleo a un pelotazo y también habilitar. Eso sí, a Joaquín Zeballos –un temible goleador– no le quedó ninguna pelota limpia para definir. 

Es cierto, Juventud tuvo aproximaciones pero no generó ninguna situación de gol clara para anotar. 

Sí las tuvo Peñarol a pesar de nunca pudo soltarse en la cancha. 

¿Qué le faltó al aurinegro? Todo. Amplitud de campo para poder sacar la pelota limpia del fondo, fluidez en el manejo –Gargano no tomó la batuta del juego hasta los 70’– intensidad por banda –¡cómo se va a extrañar a Brian Rodríguez!– y juego asociado para Viatri.

Ignacio Lores no estuvo fino como en los partidos anteriores y salvo un buen centro que tiró con perfil cambiado, que Jesús Trindade estrelló contra el palo con un cabezazo, no pudo desnivelar. 

Estoyanoff arrancó bien pero se fue desinflando. Núñez buscó retroceder para lanzarse al ataque con campo abierto pero se terminó chocando con propios y ajenos. Y Viatri, con su inteligencia habitual para jugar de espaldas, terminó sirviendo un par de asistencias peligrosas. 

Una a Núñez que remató cruzado y otra a Trindade sobre el final que con un zurdazo erigió al golero Rodríguez en factor decisivo del 0 a 0. 

Poco para este Peñarol. Muy poco. Seis acciones de gol aisladas que respondieron a patrones individuales y no al colectivo. 

Tanto fue así y que el pibe Facundo Pellistri, de 17 años y en su segundo partido en Primera, entró como la carta salvadora. Pero cayó en el duro entramado defensivo tejido por Juventud. 

Peñarol se descansó en su ventaja. No despega en el Intermedio y ahora deberá buscar el pase a la final contra River y Nacional. Y de tanto relojear al tricolor en la Tabla Anual no vio venir a Cerro Largo que lo igualó. Juventud le dio un gran aviso para reaccionar. 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...