Cargando...
Programa de Ciencias Básicas planteó una situación presupuestal compleja.

Nacional > Parlamento

Perdieron US$ 1 millón en tres años y piden ayuda al Parlamento

Programa advirtió que jóvenes investigadores "están empezando a desistir" ante la falta de estímulos y las pocas perspectivas de un "trabajo digno"

Tiempo de lectura: -'

15 de junio de 2022 a las 05:04

El Programa para el Desarrollo de las Ciencias Básicas (Pedeciba), que está bajo la órbita del Ministerio de Educación y Cultura, dispone $ 68 millones para funcionar. Se trata del mismo dinero con el que contaba en 2018. Desde ese año su presupuesto permanece estancado. Como está expresado en pesos, no prevé la evolución de factores como la inflación y eso significa que, cuando fue previsto, equivalía a US$ 2,5 millones. Hoy, solo representa US$ 1,5 millones. 

Así, por simple efecto devaluatorio, el organismo lleva perdidos US$ 1 millón, que debe sacar de algún lado. Con menos recursos debe afrontar además una situación particular: al ser una institución público-privada sus empleados, unos 20 funcionarios entre técnicos y administrativos, se rigen por el laudo del sector privado y reciben los aumentos correspondientes. Al carecer de "rubro cero" por no ser un organismo estatal, esos incrementos deben afrontarse y por lo tanto destinar una parte cada vez mayor a salarios en detrimento de actividades. 

Así lo planteó el director del instituto, David González, ante la Comisión de Ciencia y Tecnología del Senado, con un pedido concreto: la institución que dirige necesitaría recuperar ese millón de dólares que lleva perdidos en estos últimos tres años. "Ni se nos ocurre ir a pedir eso", dejó en claro. Sí, señaló, necesitaría un monto algo menor para poder poner en práctica una serie de proyectos. 

Se trata principalmente, explicó, de atender la situación de los jóvenes que, egresados de un doctorado, no logran insertarse más allá de la academia. Según González, el fenómeno pone en peligro la innovación en Uruguay y genera el riesgo de que "sistema colapse al vaciarse por dentro" ya que estos muchachos "desestimulados por escasas becas y montos muy bajos, que casi no dan para vivir" no tienen tampoco el estímulo de poder acceder después a un trabajo digno. "Por supuesto que no hablamos de hacerse ricos", aclaró. 

"Están empezando a desistir", aseguró. Según informó, hoy los estudiantes son menos que los investigadores. Así, el pedido de ayuda al Parlamento pasa por atender el proyecto para estimular y ayudar a la inserción de los jóvenes en la investigación. 

Pedeciba pretende además recursos para desarrollar un programa posdoctorado para, también, retener talentos que, de lo contrario, emigrarían rápidamente al exterior.  "La ANII se ha quedado sin fondos para eso y la Universidad también", sostuvo. 

Para este último proyecto pidió $ 24 millones. La intención, explicó, es ayudar a los doctorandos con "una suerte de programa diferencial". Allí sugirió obtener ese dinero de lo que año a año diversas instituciones del Estado no logran ejecutar y que por lo tanto vuelven a Rentas Generales.  "La investigación no es una inversión para hoy ni para mañana, sino para estar preparados para lo inesperado", sostuvo González.

Su pedido fue apoyado por la subdirectora del Pedeciba, Estela Castillo. "Pedimos que por favor no se olviden de la nueva generación, de tratar de que estos jóvenes se queden en el país. Por las cosas que están sucediendo en el mundo, seguramente dentro de treinta años Uruguay también los necesite". Allí apuntó que se necesitaron justamente tres décadas para construir el programa. "Si lo dejamos caer, volver a construirlo va a demorar muchísimo más". 

Villas y castillos

El Pedeciba es un programa que existe desde 1986. Desde entonces, ha graduado a casi 4.000 estudiantes. Su red abarca hoy a más de 1.000 investigadores honorarios. Si bien en su momento otorgó becas, hoy les entrega un "pequeño monto" para sus gastos, que no excede los $ 20 mil anuales. González apuntó que además el programa invierte en la compra de equipos. Siempre se hace, aclaró, cuando se van a poder compartir entre muchos grupos de investigación. La más importante que realizó el año pasado fue de US$ 20 mil. 

El planteo del Pedeciba generó un debate entre los legisladores. El senador colorado Raúl Batlle preguntó "por simple curiosidad" de qué se trató esa inversión de US$ 20 mil, que para la ciencia "parece muy poca plata". 

González le explicó que se trata de un equipo que permite caracterizar las biomoléculas mediante técnicas espectroscópicas, y así facilitar la tarea de hasta 25 investigadores. El director de Pedeciba apuntó que, a nivel internacional, se calcula que el costo de mantenimiento anual supone el 10% del valor del equipo. "En Uruguay, generalmente lo compramos y después tenemos algún genio que logra que siga andando", contó. 

Según dijo, casi todas las semanas se ven casos en que los propios investigadores juntan el dinero del que disponen anualmente por beca para comprar un repuesto. 

En el Frente Amplio, la senadora Liliam Kechichian señaló que el dinero que pide recuperar el programa no es demasiado, considerando la importancia del programa. Si bien reconoció que el gobierno enviará la Rendición de Cuentas con un monto determinado y que "si uno quiere pasar recursos de un lado al otro habrá que sacarle a alguien" propuso "sin la más mínima demagogia" un acuerdo político para pedirle de antemano al Poder Ejecutivo que el mensaje presupuestal incluya lo pedido por el organismo. 

Desde Cabildo Abierto, Guillermo Domenech reconoció que el país debe tener un compromiso con la ciencia pero dejó algunas advertencias. Uruguay, recordó, tiene una deuda externa de US$ 50.000 millones. Eso indica, dijo, que durante muchos años gastó más de lo que generó. "El país vive con una tarjeta de crédito que está llegando sus límites", expresó. 

Así, si bien dijo comprender la importancia de la ciencia y la tecnología, señaló que el Parlamento tampoco puede prometer "villas y castillos", ya que sería una imprudencia. "Gobiernos de distintos signos no han podido cambiar esta situación a lo largo de mi vida, que ya es bastante larga". Domenech se mostró seguro de que el sistema político "hará fuerza" para que el pedido "razonable" del Pedeciba prospere. 

El nacionalista Sebastián Da Silva les sugirió a los directivos del programa conversar con el Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA) para, a través de un convenio, obtener al menos parte de los recursos que necesita. Se trata de un instituto que el senador englobó entre los "organismos poderosos" que han visto incrementados últimamente sus ingresos. Un caso similar, dijo, sucede en el Instituto Nacional de Carnes (Inac). "Hay rincones del Estado donde hay plata", aseguró.    

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...