Nacional > Paro

PIT-CNT sobre cambios a negociación colectiva: "De esa medicina no vamos a tomar más"

La central obrera sostuvo que el paro tuvo "un altísimo nivel de acatamiento" y explicó por qué lo convocó

Tiempo de lectura: -'

25 de junio de 2019 a las 17:04

"Tenemos la enorme satisfacción de decir que este paro ha tenido un altísimo nivel de acatamiento", dijo este martes Soraya Larrosa, la vicepresidenta del PIT-CNT, en la conferencia de prensa que brindó la central sindical para explicar en detalle por qué decidió convocar a un paro general de 24 horas este martes. 

El presidente del PIT-CNT, Fernando Pereira, recordó que el paro fue aprobado de forma unánime por todos los gremios que integran la Mesa Representativa del organismo y dijo que, contrario a las "conjeturas" de analistas sobre por qué los sindicalistas hoy no fueron a trabajar, fue una medida en defensa al trabajo y precedida por el paro parcial con movilización que se realizó el 22 de mayo.  "Cuando nos preguntan por qué paramos, decimos: 'paramos por trabajo'. No somos personas que estemos acostumbradas a insensibilizarnos cuando se han perdido 50 mil puestos de trabajo en cuatro años", señaló, y precisó que la mitad de esos puestos perdidos fueron del sector de la construcción.

Por su parte, el presidente de la Cámara de Industrias, Gabriel Murara, dijo a El Observador que es “complejo” y “difícil” evaluar el acatamiento de un paro general cuando no hay servicio de transporte. No obstante, el ejecutivo comentó que a “vuelo de pájaro” se vio a “mucha gente” en sus lugares de empleo privado. “Creo que afectó más a los públicos que a la economía real”, comentó el ejecutivo.

Pereira aseguró que la central obrera "seguirá dando batalla", en particular para mantener la negociación colectiva. A su vez, dijo que cuando está en discusión que los ajustes salariales se resuelvan en negociaciones bipartitas "se está promoviendo volver al gobierno de (Luis Alberto) Lacalle (1990-1995)" y que "no haya negociación colectiva en los sectores donde hay menor fortaleza sindical". "De esa medicina no vamos a tomar más, ni ahora ni nunca. No nos están planteando un cambio sencillo de la ley, están afectando el corazón de la Ley de Negociación Colectiva", indicó. 

El secretario general de la Confederación de Organizaciones de Funcionarios del Estado (COFE), Joselo López, fue consultado por El Observador sobre el caso de algunas oficinas públicas que estuvieron abiertas, como el caso de dependencias del Banco de Previsión Social, OSE, Dirección General Impositiva y del Ministerio de Trabajo ubicadas en Costa Urbana.

Si bien el paro regía para este martes, algunos trabajadores decidieron concurrir a las oficinas por diversos motivos, según explicó López. “Hay compañeros que no son afiliados al sindicato y hay otros que lo son y no acataron la medida”, dijo.

El sindicalista explicó que es decisión de los funcionarios que las oficinas se mantengan abiertas. Algunas de las oficinas públicas del listado anterior no están en COFE; en el caso de DGI, que sí pertenece al sindicato, que funcione se debe a los empleados de cada oficina.

Pereira destacó el caso de los trabajadores de MontevideoGas, que desde el 10 de junio están de huelga en rechazo a la propuesta que Petrobras envió al Poder Ejecutivo para salir del conflicto que los enfrenta. "Nos preguntan a nosotros por qué tomamos el control obrero, pero no le preguntan a la empresa por qué por una medida colectiva sancionan a 57 trabajadores", afirmó.

También se refirió al conflicto entre los trabajadores y los dueños de la empresa Friopan, que tomó notoriedad cuando trascendieron las imágenes de la ocupación del 24 de mayo, que tuvo como consecuencia la pérdida de materia prima.

Pereira, que ya había repudiado la actitud de los funcionarios, remarcó que el dueño de Friopan —Adolfo Fernández— se había comprometido antes y después de la ocupación a no despedir a ningún trabajador, pero luego no cumplió con su promesa. 

"Dos modelos de país"

El secretario general del PIT-CNT, Marcelo Abdala, advirtió sobre "los procesos importantes de retroceso en la seguridad social" que aparecen en la sociedad. "Empieza a cuestionarse el llamado déficit de la seguridad social, cuando nadie se cuestiona que los trabajadores aportamos el doble que la patronal. Empiezan a aparecer voces de reestructuración salvaje, de ajuste al mínimo de la plantilla de trabajo", ejemplificó. 

Abdala afirmó que en Uruguay están en disputa dos modelos de país con visiones antagónicas sobre el trabajo y la seguridad social. Así los describió: "De un lado la perspectiva de que las dificultades de la economía se resuelven con ajustes contra los de abajo. Del otro lado, una estrategia de desarrollo integral que supone una forma de tránsito, que implica no solamente exportar recursos naturales sino exportar trabajo, ingenio, inteligencia, conocimiento". 

El jerarca instó a los trabajadores a inclinarse "sin ninguna vacilación" al segundo modelo. "Mientras haya unidad de los trabajadores y lucha independiente pero con cabeza global, tranquilos nosotros. Que los cambios de sirena del ajuste neoliberal que despide, que hace despidos de pesado, que no negocia, que habla de seguridad social para trabajar hasta el último día antes de morirse, o que quiere liquidar los Consejos de Salarios, va a perder en esta patria de Artigas", exclamó. 

Asimismo, Abdala se refirió a la decisión de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) de emplazar al gobierno a que se modifique la ley de negociación colectiva, luego de escuchar las posiciones de empresarios y trabajadores.

El secretario general de la central sindical se refirió a la "paradoja" que encontró en la 108° Conferencia Internacional del Trabajo —donde se trató el caso de Uruguay como integrante de la denominada "lista negra de países"—, porque, según él, Uruguay es un país saludado por todos los países del mundo, prospera el diálogo y la negociación, tanto empresarios como trabajadores tienen derecho a la negociación colectiva, sin que eso perjudique el Producto Interno Bruto (PIB).

Finalmente, tanto Pereira como Abdala se refirieron al reclamo de "verdad, memoria y justicia" por los desaparecidos durante la último dictadura (1973-1985) y a la contracampaña que la central sindical emprendió contra el plebiscito sobre seguridad que promueve el precandidato nacionalista Jorge Larrañaga. "Cuando nos dicen que hay que sacar a los malandras de las calles, nos preguntamos cuántos malandras que anduvieron acechando en la dictadura uruguaya siguen caminando impunes entre nosotros", aclamó el presidente del PIT-CNT en referencia a ambos temas.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...