Nacional > RECLAMOS

Presidente del Plan Ceibal: "De ninguna manera peligra la continuidad del Plan Ibirapitá"

El sindicato de trabajadores del Plan consideró que "está en riesgo", y apuntó contra la acefalía del programa y la desvinculación de parte del personal

Tiempo de lectura: -'

09 de julio de 2020 a las 15:12

El presidente del Plan Ceibal, Leandro Folgar, aseguró a El Observador que “de ninguna manera peligra la continuidad” del Plan Ibirapitá, un programa que promueve la inclusión digital de los jubilados.

La aclaración de Folgar llega luego de que esta semana la Asociación de Funcionarios de Ceibal (Afuce) emitiera un comunicado en el que los empleados aseguraban que el Plan Ibirapitá estaba en "riesgo".

Desde que el Poder Ejecutivo decretó la emergencia sanitaria el 13 de marzo, el Plan se vio obligado a suspender todas las actividades presenciales. Eso incluyó la suspensión por tiempo indefinido de la entrega de tablets y de talleres explicativos sobre su uso, dado que implica reuniones con personas mayores de 60 años, población de riesgo ante el contagio de la covid-19.

Uno de los reclamos de Afuce apuntó contra la acefalía de Ibirapitá, que en febrero quedó sin gerencia ni coordinación general. El sindicato consideró que sin ellos se “ha limitado la capacidad de planificación y desarrollo de estrategias a futuro, algo imprescindible en una política pública”.

Folgar considera que, “en términos reales de funciones”, los cargos fueron reasignados y continúan operando. Explicó que dentro de la Gerencia de Operaciones de Ceibal, estaba la gerencia del Plan Ibirapitá, y que en el momento de la remoción de la jerarca específica, pasó a la inmediata superior. Lo mismo sucedió con la coordinación, “que va llevando las líneas y por eso se ha podido dar respuesta al contexto”.

El jerarca señaló que el cambio en la organización, efectuado en febrero, es “a raíz de decisiones del directorio anterior”.

Afuce también reprochó la desvinculación de 11 trabajadores “que ejercen docencia directa en territorio para la inclusión digital de personas mayores” a partir del 31 de julio. El sindicato convoca además para este jueves una “asamblea urgente” ante los “despidos Ibirapitá”.

“Esos no son despidos, son contratos que finalizan el 31 de julio”, declaró el presidente del Plan Ceibal. “Al ser una paraestatal, todos los años se suman y bajan personas, se contratan si hay nuevos proyectos, y cuando los haya, podrá haber llamados”.

Contó que los contratos eran por seis meses, y que la decisión ya venía del directorio anterior. La medida fue ratificada la semana pasada en el marco de una reunión tripartita en el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS).

Alejandra Otero, integrante de la directiva de Afuce, dijo a La Diaria que convocaron en dos ocasiones a encuentros bipartitos con el organismo, y no obtuvieron respuesta. Sobre la reunión en el MTSS, sostuvo: "Ahí nos dijeron de los despidos”.

“Otra señal alarmante es que el Centro Ceibal no ha comprado nuevas tablets para los beneficiarios ni ha habilitado la adquisición de aplicaciones para ampliar el alcance del Plan”, expuso en su comunicado el sindicato. Añadió que las medidas “resultan incoherentes y poco transparentes, ya que el presupuesto para el funcionamiento del Plan en el año 2020 fue asignado”.

Folgar replicó que Ibirapitá ha evolucionado de “una lógica de dispositivos a otra más de lo que es la app del Plan” para aparatos Android, extendido para mayores de 60 “en general”. “Hay que poblarla de soluciones”, sostuvo.

“Puede ser que ellos consideren que haya que comprar más, pero eso no es una decisión que se dé a nivel de los empleados del Plan”, declaró Folgar. “Tienen que responder a una estrategia más amplia”.

"La realidad hoy es que la continuidad del Plan no está en riesgo de ninguna manera, está evolucionando", sentenció el jerarca. "Las tecnologías avanzan, los dispositivos también, se van dando respuestas de manera distinta. La crisis generó una posibilidad de conexión con las personas mayores que antes no existía", añadió.

El Plan Ibirapitá fue creado por decreto del entonces presidente Tabaré Vázquez en mayo de 2015, encomendado al Centro Ceibal para el Apoyo de la Niñez y la Adolescencia.
Desde un comienzo se propuso que para 2020 los jubilados beneficiarios del Programa hayan recibido una tablet que les permita la conectividad a Internet. Los dispositivos son otorgados tras un cruce de base de datos con el Banco de Previsión Social. Los beneficiarios son todos aquellos jubilados que fuera de la actividad remunerada perciban un máximo de $36.152 mensuales (8 BPC).
Según indicó Folgar, a la fecha hay un parque de 250.000 tablets a disposición. Según consta en los registros, alrededor de 90.000 de ellas estuvieron activas en el último mes. Desde que comenzó la emergencia sanitaria no se hacen entregas de los dispositivos para evitar el contacto con una población de riesgo.
REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...