17 de mayo 2024
Dólar
Compra 37,45 Venta 39,65
12 de abril 2024 - 12:07hs

Peñarol conoció a última hora del miércoles, mientras jugaba por Copa Libertadores contra Caracas, la sanción económica que le volvieron a generar sus hinchas por comportamientos violentos, en esta ocasión en el clásico disputado el viernes 29 de marzo por la sexta fecha del Torneo Apertura. 

Sin embargo, ese violento accionar quedó impune porque la Comisión Disciplinaria de la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF) no tiene jurisdicción para fallar en hecho ocurridos en las afueras de los escenarios deportivos ya que eso es resorte del Ministerio del Interior. 

Leonardo Carreño La seguridad en la cancha no pudo impedir los proyectiles

Así lo establece el artículo 5.2 del Código Disciplinario: "Los clubes son responsables por los hechos punibles previstos en este Código y ocurridos en el recinto del estadio y/o escenario deportivo, antes, durante y después del partido del cual sean participantes", una norma que tiene profusa jurisprudencia en la Comisión. 

Sin embargo, Peñarol también recibió varias denuncias por el comportamiento de su parcialidad que la temporada pasada fue por lejos la que más multas le generó a su club la temporada pasada. 

Las denuncias que llevaron a la Comisión a imponer su sanción fueron: lanzamiento de proyectiles y cánticos celebrando muerte de hinchas. 

En tres momentos del clásico que Peñarol empató 0-0 con Nacional, hinchas aurinegros lanzaron objetos a la cancha e hicieron al juez Mathías De Armas detener el juego. 

En dos ocasiones lanzaron botellas de plástico. Una de ellas se viralizó con un video en redes porque el defensor de Nacional, Franco Romero, destapó un refresco y bebió un sorbo. 

Lo que también tiraron fue una petaca de vidrio que cayó cerca del golero de Nacional Luis Mejía.

Foto: Leonardo Carreño. Luis Mejía, le cayó una petaca cerca

No es la primera vez que hinchas de Peñarol tiran una petaca de vidrio a un campo de juego. La última vez que lo hicieron fue el 14 de junio de 2022 en pleno Antel Arena en las finales de la Liga Uruguaya de Básquetbol contra Biguá. Eso le costó al club una importante sanción económica y deportiva que lo complicó en toda la temporada 2022-2023. 

Además de esos objetos que atentaron contra la integridad física de los jugadores rivales (e incluso los propios), la hinchada de Peñarol volvió a entonar canciones que celebra el asesinato de un hincha de Nacional perpetrado en 1994. 

La conducta es recurrente: la hinchada de Peñarol entona esa canción en todos los partidos aunque no siempre el club es sancionado por ello. 

Esta vez, la Comisión lo tuvo en cuenta para aplicar una multa de 100 unidades reajustables (UR).

Al valor de la UR de abril, que es $ 1.719,57, Peñarol deberá abonar en los próximos días la suma de $ 171.957. 

Las multas, previstas en el artículo 14 como una de las sanciones de la que son pasibles los equipos, pueden tener hasta un máximo de 800 UR. Así lo establece el artículo 14.2: "Las multas, que salvo previsión expresa podrán combinarse con cualquier otra sanción, nunca serán inferiores a 15 UR ni superiores a 300 UR, con la excepción de cometer la infracción prevista en el artículo 5º en la que el máximo podrá extenderse hasta las 800 UR". 

Es decir que a Peñarol no se le aplicó la sanción más grave prevista en el Código. 

 

 

Temas:

Peñarol vs Nacional multa Comisión Disciplinaria de la AUF

Más noticias de Referí

Te Puede Interesar