Agro > MEDIO RURAL

Productores dicen estar acosados y reclaman más prevención con abigeato

Durante las últimas semanas los casos se multiplicaron en zonas rurales de San José y Canelones 

Tiempo de lectura: -'

30 de abril de 2019 a las 05:01

“Estamos acosados”. Así definió la presidenta de la Asociación Rural de San José (ARSJ), Amalia Etcheverrigaray, la situación en que conviven los productores ganaderos en ese departamento, realidad que esta semana tuvo, según la productora, diez casos de robo de ganado en nueve días solo en Camino Guaycúru.

De todas formas, Etcheverrigaray aclaró que estos casos no se trataron solo de abigeato, sino que hubo además robo de viviendas e incluso de pertenencias de los vehículos a productores que iban llegando a su casa.

La semana pasada se registraron tres episodios de faena clandestina en las zonas de Rafael Perazza, Camino Mauricio y en el kilómetro 123 de ruta 23 (zona de Mal Abrigo en San José).

“Ya viene así desde el invierno pasado, pero esta última semana ha sido una cuestión de todos los días. Estamos viviendo una ola de inseguridad brutal que viene desde hace tiempo pero estos días recrudeció”, aseguró la productora ovina que tiene su campo a unos 14 kilómetros de la ciudad de San José.

En este contexto, este sábado tuvo lugar en Colonia Valdense el taller regional de actualización de seguridad rural, del que participaron además de productores y gremiales rurales, la Fiscalía General de la Nación, la Comisión Nacional de Seguridad Rural, entre otros.

En la reunión se reconoció desde las autoridades que hay un problema “serio”, por lo que el diagnóstico lo tienen, afirmó Etcheverrigaray.

Aunque desde la ARSJ entienden que “la Policía hace lo que puede”, están llevando adelante iniciativas para generar nuevas propuestas a las autoridades, como pueden ser la colocación de cámaras o de mayor control en los caminos rurales.

En este sentido, los productores reclaman por mayor tarea preventiva, porque la policía responde bien pero sobre el hecho ya consumado, explicaron. Etceverrigaray dijo que no es un problema de los efectivos que trabajan, sino de la falta de recursos en muchos casos.

En agosto de 2016, con la ley 19.418 (llamada del Delito de Abigeato) se modificaron algunos artículos del Código Rural (258 y 259) con el fin de introducir penas más ejemplarizantes a este delito, que pasó a establecerse como castigo de tres meses a seis años de prisión. 

Según datos proporcionados por la Comisión Nacional de Seguridad Rural, durante 2018 se registraron 1.785 denuncias por abigeato, 152 más que en el año anterior. Esto implicó un aumento del 9,3% en los caso denunciados por robo de ganado. 

En tanto, en marzo de este año el jefe de Policía de Paysandú y representante del Ministerio del Interior en la Comisión de Seguridad Rural, Luis Mendoza, dijo a El Observador que a diferencia de lo que ocurría años atrás donde había destacamentos con efectivos en el medio rural, ahora la Policía apuesta a una estrategia de patrullaje “Gavilán”, que consiste en controles sorpresivos y dinámicos en rutas y caminos. 

“Al haber cambiado los medios de comunicación a diferencia de lo que ocurría hace unos años atrás, se optó por una estrategia que apunta a lo preventivo y lo disuasivo”, explicó Mendoza. 

Con respecto a la forma de trabajar, para Mendoza es fundamental que la gente afectada por abigeato haga la denuncia, ya que debido al nuevo procedimiento utilizado para detectar casos de robo de ganado se utiliza un sistema de georeferenciación que mapea los sitios donde más casos hay.

“Cuanto más localizados los casos de abigeato, mayor va a ser a la intensificación de los patrullajes de esa zona”, explicó el oficial hace un mes atrás. 

Más casos en pocos días

En un campo ubicado a cinco kilómetros de la ciudad de Santa Lucía, en el departamento de Canelones, fueron faenadas el lunes de Semana Santa dos vaquillonas preñadas para primavera. En el mismo predio, un par de noches atrás fue carneada otra vaquillona también preñada. Lo más grave sucedió metros más adelante: otros dos animales de las mismas características y pertenecientes al mismo lote fueron muertos, pero no faenados.

En cuestión de 10 o 15 días al productor lechero Rodolfo Braga le destrozaron cinco animales con los que intentaba mejorar genéticamente su rodeo y con los cuales contaba para la producción de la primavera. En ese campo ya han habido otros casos de faena. De hecho, en los últimos 12 meses al productor le faenaron ocho animales. 

Las denuncias fueron realizadas en la seccional policial de Santa Lucía, pero no hay novedades sobre él o los responsables de los delitos. 

Braga expresó, en diálogo con El Observador, su indignación y la tristeza que le genera la situación que se repite una y otra vez “con una impunidad total”.

Otro caso sucedió en la noche del sábado 27 en el kilómetro 507 (Salto) de la ruta 3 en donde se descuartizó a una vaca preñada y a punto de parir. De esta situación no se tienen pistas firmes sobre los delincuentes. Otra víctima de un caso de abigeato durante Semana Santa fue el expresidente de la Federación Rural, Jorge Riani, que tiene campo en el departamento de Artigas. 

“En un primer momento genera mucha rabia, pero después viene un desánimo muy grande”, reflexionó Braga.

 

 

 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...