28 de mayo 2024
Dólar
Compra 37,35 Venta 39,85
27 de mayo 2022 - 5:04hs

Tras la suba registrada el miércoles, el dólar retornó este jueves a la senda bajista que transita desde hace ya varios días. Dirigentes gremiales de la industria, el agro y la construcción expresaron preocupación por el tema durante un almuerzo organizado por la Asociación de Dirigentes de Marketing (ADM).

¿Qué pasó en el mercado de cambios? Durante la cuarta sesión de esta semana la divisa cayó 0,4% y quedó en  $ 39,884 en el promedio interbancario, según datos de la Bolsa Electrónica de Valores (Bevsa). En tanto, la última operación de la jornada se pactó en $ 39,89, con una baja de 0,32% en comparación a la sesión anterior. El valor nominal actual se sitúa en niveles similares a los que se tenía en marzo de 2020 previo al comienzo de la pandemia.

En la jornada hubo operaciones por un total de US$ 20,4 millones y no se registró intervención del Banco Central (BCU), que se mantiene al margen del mercado spot. En lo que va de 2022 el dólar acumula un descenso de 10,8 % respecto al cierre de diciembre de 2021.

Más noticias

La tendencia bajista del tipo de cambio fue uno de los temas presente durante el almuerzo el tradicional almuerzo de ADM que reunió a representantes de cuatro gremiales empresariales. Durante su presentación, el presidente de la Asociación Rural (ARU) Gonzalo Váldes afirmó que “la cotización del dólar se ha venido abajo”.

En relación a lo que definió como “desviación” del tipo de cambio real sostuvo que Uruguay está un 22% debajo de EEUU, y en relación los competidores de la región 34% debajo de Brasil y 45% de Argentina, denunció Váldes apuntando a un gráfico que decidió sumar a último momento a su presentación tras la reciente depreciación del tipo de cambio. 

“Esta última caída es de alto impacto, pero es un tema global. Obviamente que aumentar la tasa de interés afecta sobre esto. En definitiva, vamos hacia un nivel de altos precios, pero también de altos costos”, alertó., 

En rueda de prensa, el ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP), Fernando Mattos, dijo que sigue con preocupación la evolución del precio del dólar. El jerarca sostuvo que si bien el BCU “maneja con responsabilidad los aspectos vinculados a la inflación y a la tasa de interés del dinero internamente”, el país ha pasado por un proceso “tan fuerte de una revaluación del peso del 10%, en cuatro meses, que genera algunas luces amarillas” en algunos sectores”, unos vinculados al agro y otros no, como el turismo. 

La semana pasada el BCU decidió incrementar la tasa de interés en 0,75%, a 9,25% y dar inicio a una fase contractiva de la política monetaria para anclar las expectativas inflacionarias de los agentes al rango meta de 3% a 6%, que estará vigente para los próximos 24 meses. Algunos analistas consideran que la decisión de la autoridad monetaria genera de subir la tasa de interés genera una presión excesiva a la baja sobre el tipo de cambio en Uruguay. El BCU prevé otros dos aumentos de 0,5% de la tasa para las próximas dos reuniones del Comité de Política Monetaria (Copom).

"Un problema" y "una batalla contra la inflación"

El presidente de la Cámara de Industrias, Alfredo Antía, afirmó durante el almuerzo de ADM que “se está ante un problema”. “Claramente hay una batalla contra la inflación. También es cierto que ingresan divisas al país fruto de las grandes inversiones que se están haciendo. La relación de precios y el volumen de las exportaciones contribuye. (…) El tema es cómo afecta esto a la producción”, expresó.

El empresario afirmó que algunos sectores “están gozando de muy buenos precios”, y eso “es bienvenido”, pero que algo más del 20% de las exportaciones de bienes industriales “sufren esta situación. También la sufren los insumos que se utilizan con incrementos adicionales. (…) Son muchos los factores que están en riesgo, pero ese tema se lo tendríamos que dejar a la ministra de Economía (por Azucena Arbeleche) que no la tenemos en la mesa”, afirmó Antía.

En tanto, el presidente de la Cámara de la Construcción, Diego O´Neill, habló sobre un “combo explosivo” conformado por  un aumento  “grande” de los insumos (aluminio, hierro, entre otros) que encarecen los costos de construcción, y una caída del tipo de cambio que afecta por ejemplo los contratos que existen dentro del sector. “Es un doble problema”, advirtió el ejecutivo. El semanario Búsqueda informó semanas atrás que hay constructoras que iniciaron gestiones para renegociar sus contratos de obra pública con el Estado que tienen un precio fijo en dólares.

Por su parte, la asesora económica de la Cámara de Comercio y Servicios, Ana Laura Fernández, comentó que el mundo está viviendo un proceso inflacionario y de políticas monetarias contractivas. “Ahora, también importa ver qué hacemos con los otros instrumentos que tenemos sobre la mesa como la política fiscal y salarial. Ahí hay un desafío para acompasar todas estas políticas, que por un lado tiendan a reducir los niveles inflacionarios y, por otro lado, no perjudiquen nuestra competitividad a nivel internacional”, afirmó.

 

Seguí leyendo

Te Puede Interesar