Opinión

Se requieren ansiolíticos para los demócratas

Tiempo de lectura: -'

21 de septiembre de 2020 a las 05:01

A los que contemplamos la posible reelección de Donald Trump con profunda ansiedad nos aguardan varias semanas con una doble preocupación: el resultado de la elección en sí y la posibilidad de que ese resultado, de ser favorable a Joe Biden, no sea aceptado por Trump.

La primera preocupación no se refiere al voto popular que, al igual que Al Gore y Hillary Clinton, Biden probablemente ganará. El problema se puede suscitar en el Colegio Electoral (“Electoral College”). En el sistema americano, cada estado tiene asignado un número de “electores” y todos ellos deben votar por el candidato que obtiene la mayoría de los votos en ese estado. Como consecuencia, la elección queda en la práctica determinada por los ocho o nueve estados en los que no hay una diferencia significativa entre el número de posibles votantes demócratas y republicanos. Estos son los llamados “swing states”.

En el 2000, Gore obtuvo un total 543 mil votos más que George W. Bush en la elección general. En Florida, sin embargo, George W. Bush obtuvo 537 votos más que Al Gore en un total de casi seis millones de votantes de ese estado. Con esto se aseguró los 25 electores de Florida y la mayoría necesaria en el Colegio Electoral para ascender a la presidencia. En el 2016, Trump derrotó a Hillary en Michigan, Pennsylvania y Wisconsin  por 107 mil votos, apenas un 0.8 por ciento de los 13 millones del total de votantes en esos tres estados. Esta mínima diferencia le dio la presidencia a pesar de haber perdido el voto popular por casi 3 millones de votos. 

Actualmente las encuestas son favorables a Biden en los “swing states”. En el 2016, a esta altura de la campaña, las encuestas también mostraban a Hillary con ventajas similares. No solo eso, sino que continuaron dándola como ganadora hasta el mismo día de la elección. En este momento, el promedio de encuestas muestran una diferencia a favor de  Biden de seis puntos porcentuales. En julio esa diferencia era de diez puntos.

Las metodologías utilizadas en las encuestas para la elección anterior aparentemente contenían fallas que exageraban la ventaja de Hillary. Esas fallas supuestamente fueron subsanadas. Esta  consideración debería reducir, en cierta medida, la ansiedad de los demócratas atribuible al resultado de la elección.

Si ese resultado termina siendo favorable a Biden, la segunda preocupación es que Trump no lo respete. En repetidas ocasiones se ha negado a asegurar explícitamente que lo respetará. No ha perdido oportunidad para resaltar supuestas posibilidades de fraude que, según él, ofrece el voto por correo. En esta elección este tipo de voto será mucho más prevalente que en elecciones anteriores debido a la pandemia. Con la excusa de exponer fallas del sistema Trump ha instigado a sus seguidores a que intenten votar de ambas formas: por correo y en persona—es decir, a cometer un delito. A principios del siglo XX, integrantes de la mafia en Chicago incitaban a gente a tratar de votar repetidamente (“vote early  and vote often”). En las elecciones presidenciales modernas este tipo de fraude nunca fue considerado una posibilidad real. Trump asegura que esto es lo que sucederá en noviembre.

Las encuestas muestran que el 65 por ciento de los demócratas votarían por correo contra solo un 35 por ciento de los republicanos. Por esta razón es posible que, en muchos estados donde se reporten primero los votos en persona, los números iniciales sean favorables a Trump. Se especula que Trump pueda utilizar esos primeros números para declarar victoria e inmediatamente comenzar una campaña para desacreditar la validez de los votos por correo cuyo recuento puede llevar días o semanas. 

Ya se discuten diversas teorías de cómo puede evolucionar ese escenario. Estas van desde juicios que, al igual del de Bush y Gore, puedan llegar a la Corte Suprema, hasta que, si el problema no estuviese aún resuelto el 20 de enero de 2021, la presidencia pase en forma temporaria a Nanci Pelosi (o a quien la suceda) como líder de la Cámara Baja. También se mencionan como posibilidades que gobernadores ratifiquen los electores de sus respectivos estados aun cuando los conteos no se hayan concluido, o que las legislaturas estatales nombren los electores.

Los recientes disturbios que han tenido lugar como consecuencia de brutalidad policial contra los negros han acentuado la ya significativa polarización del electorado americano. Si bien estos disturbios son explotados por ambos partidos, Trump no pierde oportunidad para exacerbarlos. Esto es entendible ya que, como resaltó públicamente la influyente consejera de Trump, Kellyanne Conway,  las manifestaciones violentas y el vandalismo favorecerán al presidente en la elección.  

El fallecimiento de Ruth Bader Ginsburg le da a Trump la oportunidad de nombrar un nuevo ministro de la Corte Suprema. Esto la dejaría con seis ministros conservadores contra solo tres liberales.

Es posible que en última instancia las encuestas esta vez sean correctas y Biden gane la elección, que Trump con su gracia habitual acepte el resultado, que no se nombre un reemplazante a Ginsburg antes de la elección y que la integridad de las instituciones se mantenga. Hasta que este posible final feliz se materialice habrá que seguir tomando  ansiolíticos. Si no se materializa, mejor no pensar.  

 

Sobre el autor: Contador uruguayo que completó el International Tax Program en la Escuela de Leyes de la Universidad de Harvard y ejerció su profesión desde Nueva York.

    REPORTAR ERROR

    Comentarios

    Registrate gratis y seguí navegando.

    ¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

    Pasá de informarte a formar tu opinión.

    Suscribite desde US$ 245 / mes

    Elegí tu plan

    Estás por alcanzar el límite de notas.

    Suscribite ahora a

    Te quedan 3 notas gratuitas.

    Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

    Esta es tu última nota gratuita.

    Se parte de desde US$ 245 / mes

    Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

    Elegí tu plan y accedé sin límites.

    Ver planes

    Contenido exclusivo de

    Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

    Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

    Cargando...