30 de mayo 2024
Dólar
Compra 37,40 Venta 39,80
15 de diciembre 2022 - 11:15hs

En la noche del miércoles, la Cámara de Diputados aprobó por 70 votos en 72 aprobar la modificación del artículo 25 de la ley de reproducción humana asistida, que presentó el legislador del Partido de la Gente, Daniel Peña. De esta manera, se amplió la maternidad subrogada del segundo hasta el cuarto vínculo de consanguinidad. Ahora el texto pasa al Senado.

Hasta este miércoles, solo las hermanas (segundo grado) de cualquiera de los integrantes de la pareja eran las únicas habilitadas para gestar. Ahora, esto se abrió para incluir a tías, sobrinas (tercer grado) y primas (cuarto grado).

Según contó Peña a El Observador, los diputados Rodrigo Goñi, del Partido Nacional, y Elsa Capillera, de Cabildo Abierto, fueron quienes no votaron esta modificación.

Más noticias

El legislador del Partido de la Gente buscaba, en principio, que este cambio incluyera a amigas de la pareja, pero desde el Partido Nacional lo rechazaron; según había declarado Goñi a El País en setiembre de este año, con esta opción "quedaba abierta la posibilidad de comercialización, ya que al permitir que se pacte con cualquier mujer que esté dispuesta a llevar adelante la maternidad subrogada" se volvía más difícil su control para evitar que hubiera comercialización de vientres.

De todas formas, Peña resaltó que esta modificación configura un “gran avance” para el país, ya que mucha gente esperaba esta posibilidad. Según informó, por año se dan unos 4.000 casos de reproducción asistida en Uruguay, de los cuales solo la mitad llega al embarazo; de ese 50%, en tanto, el 70% llega a término, por lo que hay unos 600 embarazos de reproducción asistida perdidos por año.

No es para todos

Por otro lado, en la sesión de Diputados el legislador colorado Felipe Schipani presentó una moción para que las parejas homosexuales de hombres puedan acceder a un vientre subrogado.

No obstante, esta modificación no fue aprobada, ya que no se alcanzaron los votos necesarios. “Lamento profundamente que el proyecto haya naufragado”, dijo a El Observador, al timpeo que habló de que hay una “discriminación” hacia las parejas homosexuales de hombres en la ley vigente.

En noviembre los disputados Dastugue y Goñi ya habían mosotrado su rechazo a que los homosexuales hombres pudieran subrogar vientres.

Dastugue dijo a El Observador: “Los grandes debemos dejarnos de caprichos, el niño tiene que tener un padre y una madre”. Lo de Schipani está “fuera del espíritu de la ley”, dice. 

Goñi coincidía porque entiende que se quiebra el principio de excepcionalidad por patología. Como los homosexuales hombres no tienen una patología, entiende que se abre la puerta a la subrogación comercial, lo que puede ser una tentación para las tres clínicas de fertilización instaladas en Uruguay. Puede convertirse en un gran negocio, sin que prime la necesidad médica.
 

Temas:

Cámara de Diputados Daniel Peña subrogación de vientre Felipe Schipani Partido Colorado Rodrigo Goñi Partido Nacional Elsa Capillera Cabildo Abierto

Seguí leyendo

Te Puede Interesar