Tecnología > Coronavirus

Sistema de Apple y Google es como un "cinturón de seguridad", dijo el ministro de Industria

El jerarca aseguró que el sistema ya funciona con que algunos grupos lo descargue 

Tiempo de lectura: -'

20 de junio de 2020 a las 05:01

El desarrollo del sistema de alertas de exposición a posibles casos de covid-19 gracias a la tecnología de Apple y Google puso a Uruguay en las noticias internacionales: fue el primer país de Latinoamérica en incorporar el desarrollo de las empresas en la app CoronavirusUY para ayudar a detectar casos de coronavirus.

El ministro de Industria, Omar Paganini, cuenta en esta entrevista con Cromo por qué lo eligieron por encima de otros sistemas, y cómo puede transformarse en un nuevo “cinturón de seguridad” contra la enfermedad. Además, dijo que no se requieren tantas descargas para que el sistema funcione y que pusieron a disposición de las facultades de Ingeniería de todas las universidades el código para que detecten fallas y sepan cómo fue hecho. También se refirió al vínculo del gobierno con las dos corporaciones y a la posición que logra Uruguay gracias a este desarrollo.

¿Cuál fue el momento en el que decidieron incluir la tecnología de Apple y Google en la app Coronavirus UY?

El momento clave no lo recuerdo. Sí recuerdo la llamada de Nicolás Jodal en la que me comentó que estaba esta nueva forma de concebir el contact tracing. La discutimos un rato y nos pareció que era la más adecuada para seguir funcionando.

¿Por qué?

Porque las otras opciones tenían que ver con seguimiento georreferenciado de otras personas, una cuestión que nos parecía mucho más compleja desde el punto de vista de la privacidad. Cuando Nicolás explicó la idea del intercambio de claves, nos pareció buena y empezamos a estudiarla. Había que seguir una serie de pasos para tener acceso a lo que se llaman las API (interfaces de programación de aplicaciones), que son los componentes que agregan Google y Apple para que se programe sobre ellos y se use esa tecnología. El primer paso era entender cómo funcionaba, para lo cual nos mandaron documentación, la gente de técnica lo estudió en distintos niveles: no solo los que iban a desarrollar sino también el grupo de seguridad de Agesic y también grupos asesores que tiene el presidente, en particular el grupo que integra mi hermano (el matemático Fernando Paganini). Ese proceso desencadenó en que el proyecto era viable. Ahí hubo que firmar un acuerdo de confidencialidad con Apple y Google para que nos dieran la información antes de hacerla disponible.

¿Uruguay es un experimento para Google y Apple?

No, ya no. Por eso digo que hubo una serie de etapas. Las pruebas que hicimos no fueron con personas reales, las hicimos internamente. Esto ya no es un experimento. Ya está en Italia, Suiza y nosotros somos el tercer país. Hay más que vienen en la lista. Una de las cosas que queríamos era ser de los primeros en la lista y lo fuimos. Somos el primer país de América. Sí había interés de parte nuestra y de ellos en que se pusiera en producción para demostrar que la solución funciona.

¿Esta incorporación tecnológica genera un nuevo vínculo del gobierno con estas empresas?

No es un sistema de rastreo. Es un sistema de alerta de exposición, porque no rastrea en el sentido de que anda siguiendo por ahí. Generó un vínculo entre la industria de la tecnología de la información y de todo el ecosistema uruguayo, pero es un vínculo de colaboración donde no hay compromisos comerciales de ningún tipo.

¿Pusieron otro tipo de requerimiento para utilizar su tecnología?

No, no lo pusieron. Yo lo veo más como que estamos en la lista que está en la vanguardia de esto y eso es muy bueno para Uruguay en su vinculación con el sector tecnológico y con Apple y Google en particular. Pero no hay ninguna contrapartida. Es porque mostramos que podemos estar a la altura de los países líderes en este tema.

¿Este desarrollo puede agilizar otros proyectos, como la instalación del data center de Google en Uruguay?

Son cosas bastante independientes. Sí creo que es claro que, para cualquier oficina de Google, Uruguay existe. Y si hay una carta del CEO de Google, diciendo “Señor Lacalle Pou, lo felicito”, la gente dirá: “Este es un país a tener en cuenta”. Por lo que probablemente algún proyecto de Apple y Google nos tome más en cuenta en el futuro, pero no hay nada firmado ni apalabrado. Otros proyectos que puedan tener estas empresas con Uruguay correrán por otros carriles.

¿Hay posibilidades de que este sistema no funcione como ustedes esperan?

No, no hay. Es una herramienta más. No es la única herramienta. Hoy hay seguimiento epidemiológico manual: si te diagnosticaron positivo, te preguntan con quiénes estuviste últimamente, con quién convivís, con quiénes trabajás, y a esa gente la va a llamar (la división de) Epidemiología y le va a sugerir un protocolo. Esto es lo mismo, pero mucho más automático. Si la persona está expuesta a un contacto positivo y recibe la notificación de que estuvo con esa persona y acepta comunicarlo (a las autoridades sanitarias), automáticamente se le va a comunicar  a su prestador que con esa persona hay que seguir un tratamiento de acuerdo al protocolo. Es una herramienta que automatiza y simplifica el seguimiento epidemiológico. Eso lo hace a nuestro criterio una herramienta valiosa per se.

¿Qué tan efectivo es en un momento donde disminuye el número de casos activos?

Lo vamos a querer para prevenir que haya rebrotes. Y lo vamos a querer para detectarlos, por ejemplo, en situaciones de frontera donde estamos más expuestos. Esto puede pasar. Si no pasa, fenómeno. Miralo como un cinturón de seguridad: cuando uno se lo pone no es para chocar, sino que para que cuando choque no tenga un riesgo mayor. Esto es lo mismo. Igual que el uso de tapabocas y el distanciamiento social, esto es una herramienta más. Es aconsejable porque queremos ir recuperando niveles de movilidad y de interacción social mayor. Si más grupos lo descargan, generamos un tapabocas digital ¿Por qué? Porque las personas que están en contacto conmigo en la vida diaria, empiezan a intercambiar claves y si alguno de ellos fue diagnosticado positivo, yo me entero. En China no había más infectados por un montón de tiempo y ahora hay un foco en Pekín. En Uruguay puede volver a pasar porque no estamos en una isla y va a llegar un momento en que vamos a abrir las fronteras. Falta, pero en algún momento va a suceder.

¿Cómo funciona la app cuando viene un extranjero a Uruguay? ¿No afecta que no tenga la app?

Si el pasajero es diagnosticado en Uruguay, en el sistema de salud uruguayo, puede funcionar. Lo que pasa que debe instalar la aplicación y tiene que tener registro como usuario del sistema de salud uruguayo. En ese momento, si da positivo, se le informa. Hoy lo que funciona es que te hisopen, la información va a Epidemiología de Salud Pública y al prestador y, cuando esté el diagnóstico positivo, la app te dice que tuviste ese resultado. Si no estás en el sistema, no vas a recibir información de que lo fuiste. Ahora, con el contact tracing, te van a preguntar en la app: “¿Comparte su clave?”. Si decís que sí, la clave va a la base de datos de Epidemiología de Salud Pública. El sistema hace que se comunique a todos los teléfonos que estén con la app las claves de la persona nueva que dio positivo. Cada teléfono va a mirar si las claves de la persona positiva nueva coinciden con alguna de las que tiene guardada (con los que estuvo cerca durante al menos cinco minutos y a menos de cinco metros). Si encuentra eso, le va a decir: usted estuvo expuesto hace cuatro días a una persona que fue diagnosticada como positiva. Ahí hay otra pregunta: ¿quiere informar al sistema que fue expuesto? Si uno no quiere, no le avisa. Y si quiere, le avisa y lo que sucede es que el prestador de salud de uno se entera que fue expuesto. Ahí pasarán algunos días, los que correspondan, y mandarán hisopar. Si soy extranjero, la detección de alerta tal vez la tenga, pero no el resto del ciclo. Esto es adentro de Uruguay, afuera no funciona. Y además va a funcionar solo en el covid-19. Luego de la pandemia, Apple y Google van a apagar esta tecnología.

Nicolás Jodal dijo en conferencia que “no se puede decir que algo no es hackeable, y que todo eventualmente puede serlo”. ¿Quién se hace responsable si sucede algún incidente de ataque informático? ¿Es el gobierno o Apple y Google?

Si el ataque es por una debilidad de Apple y Google, serán ellos. Siempre el responsable termina siendo el que tiene la vulnerabilidad. Relativizaría un poco lo que dice Jodal. Se han tomado y se están tomando recaudos para darle seguridad al sistema. Por ejemplo, se separan las claves aleatorias de los datos de los usuarios para evitar que a partir de una clave se pueda deducir la identidad de una persona. Me refiero a un hacker que lo pueda hacer reuniendo información que no debe. Los riesgos que tiene este sistema son mucho menores que muchos otros sistemas que hay. Pero riesgos siempre hay: en esto como en casi todos los ámbitos de la vida. Somos optimistas en que esto no va a pasar. Y la aplicación no ha tenido problemas hasta ahora.

Es un sistema que requiere determinada cantidad de descargas. ¿Se sabe cuántas?

No es cierto eso. El sistema ya funciona con pocas descargas. Si mi familia y mis compañeros de trabajo lo descargan, ya tengo una cobertura de mi vida bastante fuerte. Evidentemente queremos que haya la mayor cantidad de descargas posibles. Pero funciona en torno a grupos esto y a gente que está en contacto. Puede pasar que en una ciudad haya una suficiente cantidad de descargas, por lo que ya habrá una cobertura fuerte.

¿La aplicación CoronavirusUY ha sido de interés de otros países para su implementación?

Ha habido conversaciones de gobierno a gobierno, pero por ahora no ha habido una implementación conversada y concreta.

¿De qué países?

No importa.

¿Y Uruguay puede recaudar dinero por esta app?

No, no lo vemos así.

¿Lo ven como ayuda?

Por lo que estamos contentos es porque no hubo costos adicionales por esto: ni Apple, ni Google, ni empresas que han trabajado en este desarrollo desde el 13 de marzo.

Tanto las instituciones públicas como las privadas lo han hecho desinteresadamente. Sobre todo para resolver el problema al que nos vemos enfrentados como país. No creo que nadie lo esté haciendo como negocio. 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...