Economía y Empresas > CAMBIOS IMPOSITIVOS

Sube el mínimo no imponible del IRPF desde enero: mirá el impacto y las nuevas franjas

Quienes no tengan hijos a cargo tendrán la retención de ese impuesto si ganan por encima de $ 36.100 nominales

Tiempo de lectura: -'

04 de enero de 2019 a las 17:13

Por Federico Comesaña y Andrés Oyhenard

Las franjas de aporte para el Impuesto a la Renta de las Personas Físicas (IRPF) se elevarán 7,96% desde enero, luego de conocido el cierre de la inflación de 2018 este viernes.

El ajuste anual en las franjas de ingresos que se utilizan para aplicar el IRPF, los montos no imponibles y las deducciones, así como otras prestaciones sociales, se hacen tomando como referencia la Base de Prestaciones y Contribuciones (BPC).

Una fuente del Ministerio de Economía (MEF) confirmó a El Observador que esa variable se volverá a ajustar por la inflación correspondiente al año pasado. De esa manera, el valor de la BPC pasará de $ 3.848 a $ 4.154. El Poder Ejecutivo también tiene la potestad de realizar el ajuste anual de la BPC por la variación del Índice Medio de Salarios.

Así, el mínimo no imponible del IRPF (7 BPC) trepará de $ 26.936 nominales mensuales a $ 29.078 para 2019. Sin embargo, ese monto no tiene en cuenta las deducciones que se calculan para el pago de ese tributo (Fonasa, aportes jubilatorios, Fondo de Reconversión Laboral, entre otros). Según cálculos realizados por El Observador, para un trabajador sin hijos a cargo y que paga solo Fonasa para él, el mínimo no imponible de IRPF subirá de $ 33.500 a $ 36.100 nominales a partir de este año.

Los precios al consumo subieron 7,96% en el último año y la mediana de analistas que contestaron en diciembre la Encuesta de Expectativas Económicas de El Observador estiman que el salario medio aumentó 7,8%.

De cumplirse estas estimaciones, el aumento de las franjas y el mínimo no imponible acompañará el aumento salarial promedio. Eso llevará a que en términos porcentuales la carga del impuesto se mantenga prácticamente sin cambios en el grueso de los casos. Esto no había ocurrido en años anteriores cuando la suba de salarios estuvo bastante por encima de la inflación. Ello determinaba que una porción mayor del salario solía estar afectada por el IRPF o que trabajadores que estaban exentos de ese impuesto por sus ingresos comenzaran a tributar.  

A continuación las nuevas franjas.

El impacto con el caso de tres ejemplos.

Jubilaciones y universitarios

Con el aumento de la BPC también se modifica el Impuesto de Asistencia a la Seguridad Social (IASS). El mínimo no imponible pasa de $ 30.784 a $ 33.232, que equivale a ocho BPC en el mes.

La jubilación mínima subirá $ 896 y pasará de $ 11.255 a $ 12.151 (2,925 BPC). Los pasivos que perciben esta remuneración -unos 130 mil personas- habían recibido en agosto pasado un adelanto a cuenta de ese ajuste para 2019 de $ 288.

También se ajustará el impuesto que pagan los egresados de la Universidad de la República y UTU al Fondo de Solidaridad cuya carreras tengan menos de cuatro años de duración que pagarán $ 4.154 anuales (1 BPC), mientras que aquellas carreras de cuatro años y más tributarán $ 8.308 (2 BPC). Mientras que las becas mensuales que reciben los estudiantes del Fondo de Solidaridad pasarán a $ 8.308 (2 BPC). Esta prestación se abona en un máximo de 10 pagos para los casos de renovaciones y de 8 para aquellos que la reciben por primera vez.

En tanto, la deducción máxima de 36 BPC de las cuotas hipotecarias de inmuebles que estén por debajo de unos US$ 99.600, quedará ahora en $ 149.555 anuales, equivalente a unos $ 12.462 por mes.

Lo que recauda

De acuerdo a los últimos datos de recaudación de la DGI, en el acumulado enero-octubre de 2018  la recaudación de IRPF creció 4,9% en términos reales (es decir descontando la inflación) respecto a igual período del año anterior totalizando $ 57.890 millones (unos US$ 1.785 millones). El IRPF categoría II -el que pagan los trabajadores- le dejó al fisco ingresos por $ 49.914 millones (unos US$ 1.539 millones ) y mostró un crecimiento de 3,7% en términos reales. En tanto, el IRPF categoría I (renta del capital) aportó recursos por $ 7.976 millones (unos US$ 246 millones) y tuvo una expansión de 13,1% en términos reales respecto al acumulado enero-octubre de 2017.

Como parte del último ajuste fiscal que introdujo la actual administración de gobierno con el objetivo de encauzar el rojo de las cuentas públicas, desde el ejercicio 2017 rigen cambios que elevaron la presión tributaria en unos US$ 335 millones, con énfasis sobre la renta. Ello implicó que se modificaran las franjas de IRPF e IASS, y se redujeran las deducciones a una tasa fija de 8% o 10% según el nivel de ingresos, lo que terminó elevando la presión tributaria sobre los salarios.

 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...