Espectáculos y Cultura > CANCIÓN POLÉMICA

This is America, el videoclip que mata el sueño americano

This is America, de Childish Gambino, enciende el debate sobre el racismo y las armas en EEUU

Tiempo de lectura: -'

19 de mayo de 2018 a las 05:00

Fiesta y tragedia. Baile y violencia. Enojo popular y tranquilidad generada por la cultura pop. Tradiciones ajenas y apropiación cultural. Contrastes. En su canción más reciente, el rapero estadounidense Childish Gambino miró de frente a su país y le lanzó todas las críticas que quería hacerle, enfocándose principalmente en el racismo y en la violencia armamentista. Con eso ganó reproducciones y aplausos, pero también convirtió a This is America en un fenómeno cultural, una sólida sátira y en uno de los videoclips más complejos y profundos de los últimos años.

El rostro de Childish Gambino es más conocido para el público por su faceta como actor, con su nombre real, Donald Glover. Con esa identidad ha participado de la serie Community, y de películas como Spider-man: de regreso a casa; Magic Mike XXL y la serie Atlanta. Y en el camino tiene el rol de Lando Calrissian en Han Solo: una historia de Star Wars, así como el de Simba en la próxima versión de El Rey León, que Disney estrenará en 2019.

Como músico, igualmente, ha tenido logros, en particular con su disco más reciente, Awaken, my love!, publicado en 2016, y que estuvo nominado a los Grammy, donde ganó una estatuilla. This is America es la canción sucesora de ese disco y está cargada de simbolismos y referencias, tanto en su letra como en el videoclip dirigido por Hiro Murai, su colaborador en Atlanta. Es su primera canción después de haberse convertido en una estrella mayor, pero, en lugar de jactarse de ello, aprovecha su mayor difusión para señalar un problema.

85,3 millones de reproducciones sumó This is America en YouTube en su semana de estreno. Es el debut más grande del año en la plataforma.
Filmado en su totalidad en un galpón, Glover aparece vestido solamente con un pantalón gris (referencia a los uniformes confederados de la guerra civil estadounidense, el bando sureño que defendía la esclavitud), e intercala momentos de baile junto a un grupo de niños con actos de violencia.

Cada uno de esos momentos refiere a algo más. Los bailes son coreografías virales nacidas en la cultura negra pero apropiadas por todos y se desarrollan delante de multitudes que corren y de autos de policía en llamas, lo que ilustra cómo la cultura oculta los problemas.

En un momento, el cantante dispara a un músico –también negro– mientras realiza una pose que remite a la caricatura racista de Jim Crow, y más adelante utiliza un rifle para dispararle a un coro de iglesia, refiriendo al tiroteo ocurrido en 2015 en Charleston, realizado con motivaciones racistas. En ambos casos, un niño entra con un paño rojo en el que se lleva el arma, representando el cariño excesivo de Estados Unidos por las armas, y cómo los derechos para utilizarlas y portarlas se ponen por encima del cuidado de la vida humana.

La brutalidad policial hacia los jóvenes negros también es señalada en letra e imagen, así como la tendencia del rap a no comentar demasiado la situación política y social del país, enfocándose en cantar sobre drogas y fiestas. A eso también le canta cuando dice que tiene contactos en Oaxaca, México y que puede usarlos como asesinos a sueldo. Pero más allá del estereotipo habitual de los estadounidenses sobre el mexicano como narcotraficante, Oaxaca es una de las zonas de México donde los cárteles no están presentes como en el norte del país.

El crítico del portal Vulture, Frank Guan, explicó esto de la siguiente forma: "Esta incongruencia de Glover, que tiene una crianza de clase media y es graduado de la Universidad de Nueva York, jactándose de su vendedor de drogas mexicano y amenazando con matarte a tiros, es intencional: es un tributo al dominio cultural de la música trap y un reflejo de la delirante lógica social que ha generado el ambiente del que el trap surge, la lógica donde el dinero hace al hombre, y cada hombre negro es un criminal".

Y luego están otros símbolos presentes en el video, como la aparición de la muerte a lomos de un caballo blanco, una referencia al libro bíblico del Apocalipsis; o un grupo de niños con sus celulares y pañuelos blancos en sus rostros, que refieren al uso de teléfonos para grabar acciones de brutalidad policial, que en varios casos acabaron con hombres negros inocentes muertos durante sus arrestos, incluidos adolescentes.

This is America
llegó días después de que otro rapero, Kanye West, declarara que los 400 años de esclavitud a los que fueron sometidos los negros en Estados Unidos fueron "una elección" por parte de ellos. "Estuviste así durante 400 años y ¿eso es todo? Es como que estuvieron dentro de una prisión mental", comentó, ignorando las revueltas que se sucedieron a lo largo de los años.

Cinco momentos claves para entender This is America

Jim Crow

This is America
La posición con la que Gambino dispara ha sido comparada con Jim Crow, un personaje que representaba las leyes de segregación racial en EEUU a mediados del siglo XIX.

Crítica a la venta libre de armas

This is America
Comete asesinatos y en las dos ocasiones un joven acude con un paño rojo para recoger la pistola. Los cadáveres son ignorados. Las armas son más importantes que las personas.

La masacre de Charleston


En 2015, el supremacista blanco Dylann Roof asesinó a nueve personas negras en una iglesia metodista. Gambino ametralla a los cantantes, lo que recuerda la matanza.

El móvil: alienación o arma

This is America
Niños miran sus celulares. Esto puede ser leído como un distractor que los aleja de la realidad, pero también como una llamada a utilizarlos para grabar la brutalidad policial.

La fuga

This is America
En la imagen final, Gambino corre por un pasillo oscuro, lo cual podría simbolizar la persecución que han sufrido las personas negras durante siglos en EEUU.

Comentarios