Economía y Empresas > Decisión

Un ajuste moderado de tarifas públicas en la antesala del año electoral

El gobierno dispuso correcciones a la par y por debajo de la inflación; combustibles sin cambios pese a desplome del petróleo

Tiempo de lectura: -'

29 de diciembre de 2018 a las 05:03

 No estaba ni el ministro de Economía y Finanzas, Danilo Astori, ni la ministra de Industria y Energía, Carolina Cosse. Tampoco autoridades de empresas públicas como sí había pasado en otras ocasiones. Esta vez fue el director de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP), Álvaro García, el encargado de hacer uno de los anuncios más esperados en cada diciembre: las nuevas tarifas públicas que regirán desde enero. En la antesala del año electoral el gobierno dispuso correcciones que están a la par o por debajo de la inflación. Además, mantuvo sin cambios los precios de la nafta y el gasoil.

Nada de esto había pasado en 2016 cuando se aprobó un alza promedio de casi 10%  para el año siguiente –superior a la inflación–. Y, por ejemplo, en 2017 aunque UTE argumentó que tenía margen para una rebaja en 2018,  la tarifa igual se corrigió. También la suba de Ancap fue superior a la inflación en esa oportunidad. La única prioridad era hacer caja para evitar un empeoramiento de las cuentas públicas que todavía lucen muy deterioradas.

Esta vez la suba parece algo más alineada a la estructura interna de cada una de las empresas y pesaron en el análisis las expectativas sobre inflación, la evolución de los salarios y del tipo de cambio, según supo El Observador.

Combustibles

Los precios de los combustibles que comercializa Ancap  no tendrán modificaciones por lo que llenar el tanque seguirá costando lo mismo.

En las últimas semanas el precio internacional del petróleo se desplomó a sus menores niveles en más de un año y se ubicó hasta casi un 30% por debajo de la paramétrica de costos definida por Ancap para el semestre julio-diciembre. Eso había generado expectativas entre distintos agentes de la producción sobre una posible rebaja que finalmente no se concretó. El supergas es el único producto que será corregido al alza, alrededor de 8%.

En ese sentido, García explicó que la prioridad es mantener la situación patrimonial de Ancap.  “Teniendo en cuenta que el precio depende del petróleo y del tipo de cambio, y teniendo en cuenta la volatilidad del petróleo, nos pareció lo más adecuado no incrementar ni bajar el precio”, dijo García.

Había margen para una rebaja, según Labat

La resolución sobre los precios de los combustibles tuvo el voto negativo del representante del Partido Nacional en el Directorio de Ancap, Diego Labat. Según explicó, los actuales precios del petróleo, tanto contado como futuros marcaban la posibilidad de aprobar una baja de precio. Hoy el futuro a diciembre de 2019 está cotizando a US$  54,5 el barril, esto es casi un 28% por debajo de la referencia de 2018 de US$ 75.

“El tipo de cambio que proyecta la encuesta de expectativas del Banco Central del Uruguay da un promedio para 2019 de aproximadamente $ 34. Esto lleva a que el valor del  petróleo medido en pesos que se proyecta para 2019 esté cerca de un 18% por debajo de las referencias de Ancap de 2018”, afirmó Labat.

A comienzos de año aumentarán otros costos de la empresa.  Los salarios deben ajustarse en enero, los costos de la distribución también tendrán aumentos y por último el IMESI será ajustado por el Poder Ejecutivo.  Según Labat, todos estos aumentos son menores que la baja mencionada en el precio del petróleo, por lo cual considera se podría hacer una disminución de tarifas, que aunque no llegue a la paridad de importación permita mejorar la competitividad.

“Los mercados de la región que operan con mayores flexibilidades que en Uruguay vienen procesando hace ya varias semanas rebajas de precios acordes a la baja internacional del precio del crudo, empeorando aún más los precios relativos frente a esos países”, expresó.

UTE, Antel y OSE

La tarifa de UTE tendrá una suba general de 5,7%. En este caso 115.000 clientes de pequeñas y medianas empresas (pymes) que tienen la tarifa general simple tendrán un 20 % de descuento a partir de enero.

Se mantienen beneficios para los sectores productivos, como el descuento de las tarifas para el sector lechero, arrocero y riego con fines productivos, y la devolución del IVA en la compra de gasoil a pequeños productores agropecuarios.

De todas formas hasta ahora los ingresos por exportaciones de los últimos años (fue récord en 2017 con más de US$ 100 millones) junto con la reducción de los costos de generación no han repercutido en una disminución significativa de las tarifas que pagan los consumidores uruguayos. El precio de la energía residencial es el más caro de la región y la tarifa industrial está apenas por debajo de Brasil, según el comparativo que publica SEG Ingeniería.

El desempeño operativo sustentado en tarifas caras respecto a la región y a los costos de generación ha llevado a que en los últimos años UTE sea una de las principales fuentes de financiamiento entre los entes estatales –a costo cero– que el MEF utiliza para cubrir las necesidades de gasto público y buscar reducir el déficit fiscal.

Las tarifas de agua potable y saneamiento tendrán una corrección de 7,8 %. Según supo El Observador en base a fuentes de la empresa, OSE había solicitado inicialmente una corrección cercana al 8,5% para cubrir su presupuesto. En primera instancia el gobierno había propuesto casi dos puntos menos. Finalmente se determinó un ajuste casi a la par de la inflación.

En el caso de las tarifas de Antel ajustarán en promedio 7% desde el mes próximo. El detalle de las correcciones para los planes de telefonía y datos se conocerán una vez se emita el decreto oficial.

“En esta decisión, consideramos los elementos de competitividad que fueron planteados por diferentes gremiales, a lo cual el gobierno es sensible, y la situación patrimonial de cada empresa pública. Además, es una decisión que demuestra la cautela y responsabilidad que el gobierno tiene”, dijo García en la conferencia  que duró poco más de 10 minutos.

Críticas desde la Ursea

El director de la Unidad Reguladora de Servicios de Energía y Agua (Ursea) en representación del Partido Nacional, Fernando Menéndez, dijo a El Observador que desde enero viene planteando la importancia de hacer “un informe serio” sobre tarifas para elevar al Poder Ejecutivo.

“Lamentablemente no hemos recibido toda la información que solicitamos hace meses a UTE y OSE. Y el dato más importante que es el porcentaje de ajuste nos enteramos por la prensa”, señaló.  “Se nos pide que el 31 (de diciembre) tengamos prontos los informes técnicos. No es serio. Así es imposible cumplir con las leyes y decretos reglamentarios que regulan, sobre todo, la tarifa eléctrica. Veremos qué sucede el lunes 31”, afirmó Menéndez.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...