Cargando...
Mario Stefanoli.

Remates > Mercado

Un año “post pandemia” que reafirmó el aumento de los remates presenciales

Mario Stefanoli, secretario general de la Asociación Americana, cree que la buena dinámica en la actividad de subastas de esta temporada se mantendrá en la siguiente

Tiempo de lectura: -'

30 de diciembre de 2022 a las 21:30

Este 2022, “si pudiéramos definirlo de alguna forma, ha sido de post pandemia en lo que respecta a la actividad de remates”. Así piensa el martillero Mario Stefanoli, actual secretario general de la Asociación Americana de Rematadores, Corredores Inmobiliarios, Tasadores y Balanceadores. La vuelta progresiva a la normalidad, hizo que se incrementaran “en forma bastante importante la cantidad de remates presenciales”, sobre todo en el “ámbito judicial”, que solo permite esta modalidad.

“El hecho de poder circular libremente y que no existan restricciones, hicieron que se pudieran llevar a cabo una serie de remates que estaban pendientes en el ámbito judicial y también remates particulares que lograron volver a hacerse en forma presencial”, ahondó Stefanoli.

Este rematador tiene un “perfil definido” cosechado en 36 años de actividad, vinculado a las subastas judiciales. De cualquier tipo de bienes, pero fundamentalmente, inmuebles. “También pueden tocar vehículos, maquinarias y equipos; o la parte de papeles, es decir, rematar acciones, como por ejemplo, marcas. O sea así ha sido a lo largo de estos años, todo muy variado. Aunque siempre con una preponderancia en cuanto a los inmuebles, propiedades tanto urbanas como rurales”, detalló.

De ese modo, “en el área judicial es donde se concentra mi actividad, si bien he llevado a cabo remates particulares para empresas, y para personas que eligen el remate como una forma alternativa de venta de su propiedad”, continuó Stefanoli.

En relación a los automóviles, ha desarrollado varios remates de “todo tipo”, así como también –en este último tiempo– convocatorias respecto a partes de vehículos de una empresa. “Se han hecho tanto en forma física en el lugar donde está la planta, como en la Asociación de Rematadores a través de fotografías o videos, que es otra modalidad que se ha usado. Hacer la exhibición en un lugar y rematar en otro”, dijo.

“Esa también es una opción que se ha tomado en los remates oficiales. Por ejemplo, los remates del Banco de Seguros, por decir algo: se hace la exhibición en un lugar y luego el remate se efectúa directamente en la parte del banco que se ubica en bulevar Artigas y Burgues, mediante pantalla gigante. Se van mostrando fotografías de lo que se remata y que la gente ya vio en la exhibición. Esto ha tenido muy buenos resultados también”, se explayó Stefanoli.

De cara a 2023, el martillero cree que esta buena dinámica “se va a mantener”. “Tengo armado varios remates” con fechas a definir a la espera de la conclusión de la feria judicial (que finaliza el 31 de enero). De cualquier forma, adelantó que tiene un remate de un campo en Durazno y otro “por orden” del Banco Hipotecario.

A nivel regional

Como secretario general de la Asociación Americana de Rematadores, Corredores Inmobiliarios, Tasadores y Balanceadores, Stefanoli indicó que se encuentran terminando un año “muy productivo”, con la satisfacción de haber incorporado un nuevo país, Paraguay, con su Asociación de Rematadores.

“También resulta importante destacar que hemos tenido, como en toda la vida, algún revés, porque falleció quien llevaba adelante la presidencia, que era un colega argentino”, destacó. A su vez, en este 2023 que comienza, la asociación regional celebrará sus 50 años de fundación (es de 1973), con lo cual “está previsto que hagamos una serie de eventos como congresos, y la celebración el 12 de agosto del aniversario, que coincide con el Día del Rematador”.

Stefanoli aprovechó para ponderar la buena reputación del rematador uruguayo en la región. “Por lo que he visto a nivel internacional, Uruguay es, a mi juicio, el país donde los rematadores están mejor posicionados frente a la sociedad, desde el punto de vista de la importancia que el remate tiene en nuestro país”, aseveró.

“Entonces hago una valoración muy positiva del sentido de la gente respecto a la profesión de rematador. Es muy valorada y es reconocida, y tiene una larguísima historia en Uruguay, porque comienza directamente antes de que Uruguay fuera un país. Ya en la época de la Banda Oriental existían rematadores que llevaban adelante subastas de, por ejemplo, restos de naufragios, de mercadería en general. O sea que tienen una riquísima tradición y a lo largo del tiempo se ha consolidado, y el rematador es una figura reconocida y valorada en Uruguay”, agregó.

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...