Cargando...

Nacional > ELECCIONES

Una historia de votantes en dos orillas

Varios uruguayos que viven en Argentina contaron cómo hicieron para votar el domingo en las dos elecciones 

Tiempo de lectura: -'

28 de octubre de 2019 a las 05:03

La posibilidad de ejercer el voto no se da todos los días y en algunos países del mundo ni siquiera es posible que los ciudadanos se expresen a través de las urnas. Las elecciones movilizan a la sociedad y marcan un rumbo para los próximos años. Por lo general, nadie quiere quedar por fuera. Más de 15 mil uruguayos llegaron desde el exterior en las últimas 48 horas para ejercer ese derecho cívico, que también es obligación.

Este año, por primera vez en décadas, las elecciones en Argentina y Uruguay coincidieron en la fecha. Esto supuso que la diáspora de uruguayos que viven del otro lado del río tuviera que desplegar una logística especial. Según el caso, esa planificación tuvo más o menos complejidad, aunque todos destacaron el "deber" de cumplir con el derecho constitucional. 

La "ola esperanza" cruzó el charco

Los votantes del Frente Amplio (FA) son una comunidad numerosa en Argentina y, según los cálculos de la coordinadora en ese país, fueron unos 3 mil los uruguayos que cruzaron la orilla en barco. Otro tanto lo hizo por vía terrestre, aunque en esos casos es difícil llevar la cuenta, según contó a El Observador Emilio Fuentes, integrante de la coordinadora en Argentina en representación del Movimiento de Participación Popular (MPP). 

Previo a la elección, la coalición de izquierda gestionó con la empresa Busquebus una rebaja en los pasajes de ida y vuelta en el Papa Francisco, con un descuento de más de 60% respecto al precio original. En concreto, quienes accedieron a este boleto subvencionado pagaron alrededor de $2.000 argentinos, cuando normalmente el pasaje cuesta $5.600. Otra opción más económica era la de viajar vía Colonia, mientras que por vía terrestre el FA dispuso de ómnibus que salieron desde Retiro hacia diferentes departamentos de Uruguay. 

Fuentes explicó que desde la organización en Argentina estuvieron varios días estudiando las alternativas para que los militantes pudieran votar en ambas elecciones. De esta manera, llegaron a la conclusión que la mejor manera de que dieran los tiempos era votar "muy temprano" en Montevideo y volver a primera hora a Buenos Aires. 

Eso fue lo que hizo él, así como muchos otros militantes que volvieron a Argentina en el buque de las 11 de la mañana. 

Fuentes llegó a Argentina con 18 años el 19 de febrero de 1974, en plena dictadura uruguaya (1973-1985). Su exilio fue fundamentalmente por "razones políticas", ya que era una "cara conocida" para los militares por su militancia desde adolescente en la coordinadora estudiantil. Como muchos de los uruguayos que viven en Argentina, rearmó su vida en ese país y formó una familia. Sin embargo, a sus 64 años se considera un "ciudadano de ambas orillas" y considera que es una "obligación moral" decir presente cada vez que hay una elección, sea en el país que sea. 

Este domingo cruzó el Río de la Plata para dar su voto al FA porque entiende que es la "única herramienta" con la que cuentan los uruguayos. Y como ejemplo pidió mirar lo que pasa en los demás estados de la región, Argentina incluido. En ese país votó al Frente de Todos, con Alberto Fernández y Cristina Kirchner a la cabeza. 

Tanto Fuentes como Alicia Barboza, otra militante del MPP que reside en Buenos Aires, afirmaron que el sistema de votación uruguayo es "discriminatorio" para los orientales que viven en el extranjero, ya que dependen del bolsillo para ejercer su derecho. La apuesta está en que, en algún momento, se cumpla el sueño del voto epistolar o consular. 

Al igual que Fuentes, Barboza, de 65 años, votó a primera hora en Uruguay para después viajar a Buenos Aires. En su caso, al no tener la ciudadanía argentina, solo pudo votar la jefatura de gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. También eligió la lista del Frente de Todos.  

Barboza explicó que fuera de fronteras suele entenderse que los frenteamplistas son "kirchneristas o peronistas", algo que, según señaló, "no es tan lineal". "Hay muchos uruguayos que son frenteamplistas pero no votan al kirchnerismo ni a los Fernández (...) Lo vemos cada vez que hacemos un operativo de esta índole para ir a votar, que aparecen blancos, colorados e independientes. De Manini por suerte no", dijo a las risas. 

Consultada sobre la motivación que siente al votar en Uruguay, Barboza, que es parte de la directiva del MPP en Argentina, explicó que aunque vive fuera de Uruguay "no hay nada" que la mantenga alejada del país, donde conserva a parte de su familia, entre ellos varios hijos y nietos. 

"Hay algo que tenemos que marcar –y remarcar– y es que el uruguayo que está fuera del país que tiene dinero para pagarse el pasaje puede votar, pero el que no tiene no puede. Hay una discriminación económica", lamentó, aunque confió que para 2024 los uruguayos que residen en el extranjero tendrán la opción de votar desde el país donde residen. 

La "independencia" blanca

La logística para votar desde el exterior de los nacionalistas no está tan aceitada como la del FA, aunque también hay referentes en Argentina que están en permanente contacto con sus compatriotas, como el caso de Sergio Yusef, que vive en Zárate y milita para Luis Lacalle Pou. En su caso viajó el viernes rumbo a Colonia para trabajar desde allí por el Partido Nacional. Yusef explicó que hay "mucha gente" que viaja por vía terrestre o marítima para votar, pero que en el caso de los nacionalistas los traslados son más "independientes" y cada cual elige su rumbo. 

Rodrigo Giuria es uno de ellos. Viajó el viernes en Buquebus junto a su hija mayor, de 18 años, que por primera vez votó en Uruguay. Giuria, de 43 años, llegó con 20 años a Buenos Aires para generar experiencia como cocinero. Una vez instalado, agrandó su familia, formó una empresa de transporte y ahora siente que en Buenos Aires está su casa. Sin embargo, siempre que puede viaja a Uruguay para votar, sea en las internas, las nacionales o el balotaje. 

"Es el único momento en el que nos preguntan algo (...) Me parece que hay que estar", dijo en diálogo con El Observador. En su caso, votó por la lista 40 del Partido Nacional. "Hago el esfuerzo y debo ser de los pocos votos del Partido Nacional que gastan plata para ir a votar. Debe haber otros casos, pero el que está allá (en Uruguay) no gasta un peso", apuntó. 

Consultado sobre la posibilidad de poder votar desde el país de residencia, Giuria dijo que cree que eso sería conveniente siempre y cuando quienes vivan afuera también paguen impuestos. "Ahí sí estaríamos habilitados para poder votar en cualquier parte del mundo (...) Porque después no sufrís nada, los impuestos, la seguridad, la salud... Estás en otro país. Por lo menos, esforzate y andá", aseguró. 

El "derecho" y la "responsabilidad"

Fernando Yusef, hijo de Sergio,  dirige una empresa brasileña en Argentina. A diferencia de su padre, se define como "apolítico", aunque votó en las elecciones de Uruguay porque siente que esa es su "responsabilidad" como ciudadano. Temprano a la mañana preparó un mate, votó en Zárate, llevó a su familia a hacer lo mismo y luego partió rumbo a Carmelo. El color de su voto, sin embargo, prefirió guardárselo . 

Roberto De León también viajó en los últimos días desde Argentina para votar en Uruguay. Por temas laborales y familiares hace 20 años que se instaló en Argentina. "El ejercicio democrático me encanta. Lo hago con gusto", dijo a El Observador. Consultado sobre lo que lo lleva a votar en ambos comicios, De León explicó que tiene "inversiones" en ambos países por lo que se siente con el "derecho" de expresarse en ambos lugares. En su caso, viajó en Buquebus y una vez en Montevideo partió rumbo a Gregorio Aznárez, en Maldonado. Por razones laborales prefirió no contar a qué partido votó. 

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...