Tenis > TENIS

Uruguay apunta a un paso histórico con Cuevas como líder: llegar al Grupo Mundial

Los celestes enfrentan viernes a partir de la hora 11 de Uruguay y el sábado desde a las 9 a Austria con la aspiración de ingresar a la elite del tenis

Tiempo de lectura: -'

02 de marzo de 2020 a las 05:01

El tenis uruguayo vuelve a soñar con acceder al Grupo Mundial de la Copa Davis y entre el viernes 6 y el sábado 7 de marzo, enfrentará a Austria en Graz. Esta vez el sueño está a tres partidos de concretarse porque en caso de ganar el playoffs, Uruguay accederá a un sitio histórico, la elite del tenis mundial.El triunfo sobre República Dominicana el pasado mes de setiembre puso a las raquetas celestes en la antesala de esa instancia nunca alcanzada. 

El día que quedó en la puerta

Hace 26 años exactos Uruguay tuvo esta misma oportunidad, también ante el equipo de Austria. En 1994, en cambio, el choque decisivo tuvo como escenario el polvo de ladrillo del Carrasco Lawn Tennis, el ámbito natural de los representantes uruguayos, Marcelo Filippini y Diego Pérez, dos de los mejores tenistas que dio este país. Por esos días Filippini se encontraba en el puesto 59 del ranking, en tanto Pérez, que alguna vez estuvo en el lugar 27, en ese momento había bajado hasta el 478. El capitán era José Luis Damiani, otro referente de este deporte.

Joselo tiene fresco en su memoria esos tres días a todo tenis. “Fue un año histórico para Uruguay, no solo por haber derrotado a Argentina, sino por haber jugado por única vez en la historia cuatro encuentros por Copa Davis como locales en un mismo año. Habiendo jugado ya dos playoffs para ascender al Grupo Mundial como visitantes (1990 en México y 1992 en Holanda), nuestro anhelo era tener la oportunidad de jugar en Montevideo y en polvo de ladrillo. Pero el sorteo no nos ayudó, porque jugamos en Montevideo pero con uno de los equipos más fuertes que había para jugar en polvo de ladrillo: Austria, con el ex número 1 de ATP, Thomas Muster y con él venían Schaller (ATP 23), Skoff (ATP 45) y Antonisch (ATP 75)”, recordó.

Este equipo había caído ese año en el Grupo Mundial contra Alemania por 3 a 2, con Muster ganando los dos singles ante los legendarios Boris Becker y Michael Stich.

Uruguay vendió cara su derrota por 3 partidos a 2, habiendo ganado el punto de dobles y Diego Pérez ante Schaller.

En el primer partido Muster le ganó a Diego por un rotundo 6-3, 6-2 y 6-3.  A continuación, Filippini se midió con el número 2 austríaco, Gilbert Schaller, otro tenista destacado. El uruguayo ganó con solvencia los dos primeros sets y parecía encaminarse a una victoria. Pero al realizar un saque en el tercero sufrió un tirón en la pierna derecha y empezó a sentir molestias. Y se vino abajo: perdió ese set 6-0 , el siguiente por idénticas cifras y su último esfuerzo en el quinto solo alcanzó para un 3-6.

“Fue un encuentro durísimo. Austria vino con todo su potencial, con Muster a la cabeza. Los partidos fueron durísimos y lo que más lamento es haberme acalambrado el primer día, en el quinto set, estando  3/2 30/15 arriba. Ganamos el dobles pero con Muster enfrente era dificilísimo.  Me ganó 13 veces. Imaginate. ¡Solo le pude ganar una vez!”, recordó Filippini.

Pese a esa contratiempo el segundo día renació la esperanza: la dupla celeste alcanzó un gran triunfo sobre Alex Antonitsch-Horst Skoff (7-5, 7-5, 3-6 y 6-3) y mantuvo la chance hasta el día siguiente.

Claro, había que ganarle a Muster. Filippini le dio pelea en el primer set, que el austríaco se terminó llevando por un ajustado 7-5, pero luego este se quedó con el partido gracias a un doble 6-1.

Para cerrar la serie, Pérez le ganó a Schaller ( 6-7, 6-4 y 7-5) y dejó en el aire la pregunta de qué hubiera sucedido si Marcelo no se hubiera lesionado en su primer partido. Pero el clasificado era Austria, que en 1995 avanzó hasta los cuartos de final de la Davis. Uruguay volvió a las batallas habituales contra rivales americanos.

El frío de Graz

Una helada Graz, la segunda ciudad de Austria, con cerca de 270.000 habitantes, recibió este sábado a la tarde a la delegación uruguaya de Copa Davis. 

Uruguay permaneció cerca de dos horas en el estadio que ya está prácticamente listo salvo algunos pequeños detalles. 

Martín Cuevas, Francisco Llanes y Franco Roncadelli reconocieron la cancha que según uno de los jugadores “es rápida y la pelota pica poco”. 

Pablo Cuevas entrenando en Graz este lunes

El equipo se completó con Pablo Cuevas, a quien se lo observa entrenando este lunes en Graz, y Ariel Behar, ambos provenientes de Santiago, tras su participación en el ATP 250 de Chile.

El encuentro de los celestes se jugarán viernes y sábado, tendrá dos partidos individuales y un dobles que se jugarán a tres sets.

El viernes la actividad comenzará a la hora 11 de Uruguay (15 local) y el sábado a partir de las 9 (13 local).

Si Uruguay gana, avanzará por primera vez en su historia al Grupo Mundial. 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...