Opinión > Opinión

Uruguay: una bomba de tiempo demográfica

Los economistas llaman así a las naciones que combinan las siguientes dos tendencias de largo plazo: decrecimiento de la fertilidad y crecimiento de la longevidad

Tiempo de lectura: -'

27 de julio de 2020 a las 05:01

Los economistas llaman "bombas de tiempo demográficas" a las naciones que combinan las siguientes dos tendencias de largo plazo: decrecimiento de la fertilidad y crecimiento de la longevidad. Esta combinación produce un envejecimiento de la población, que a su vez causa muchos problemas económicos y sociales graves. Actualmente muchas naciones, incluyendo a Uruguay, son bombas de tiempo demográficas.

Japón es el caso más extremo. El "milagro económico japonés", que asombró al mundo entre 1960 y 1990, es ya una cosa del pasado. Japón sufre una seria crisis económica desde los años '90. De 1997 a 2018, exceptuando 2010, el crecimiento de su PBI osciló de -5,4 % a +2,8 % anual, con cinco años de índices negativos. La población de ese país decreció todos los años de 2010 a 2020, bajando de 128 a 126 millones de habitantes. Las Naciones Unidas proyectan que la población de Japón seguirá decreciendo y alcanzará los 75 millones en 2100. Algunos expertos predicen que Japón se extinguirá hacia el año 3800.

Uno de los problemas más obvios de las bombas de tiempo demográficas es la crisis previsible de sus sistemas de seguridad social. La "transición demográfica" hacia una población cada vez más envejecida hace que un número o porcentaje cada vez mayor de personas ancianas dependa económicamente del apoyo de un número o porcentaje cada vez menor de personas más jóvenes. Los sistemas de jubilaciones basados en el reparto intergeneracional se volverán cada vez menos eficientes y al final serán inviables. Si se opta por financiar sus déficits con subsidios estatales, la presión fiscal sobre los contribuyentes se volverá cada vez más pesada.

En Uruguay, los estados financieros del BPS muestran resultados negativos todos los años de 2011 a 2019. Además muestran que en ese período el resultado negativo en pesos uruguayos se multiplicó por 11,45: de 1.528 millones en 2011 a 17.494 millones en 2019. Eso no es todo. Los ingresos del BPS incluyen un renglón llamado "recaudación afectada", que abarca: 7 de los 22 puntos del IVA, una porción del Impuesto a los Premios de Lotería, el Impuesto de Asistencia a la Seguridad Social (IASS) y el Sustitutivo de COFIS (¡un impuesto que ya no existe!). La recaudación afectada (en pesos) creció de 35.253 millones en 2011 a 75.726 millones en 2019. Por lo tanto, el aporte total del Estado al BPS, o sea la suma de la recaudación afectada y el resultado negativo, se multiplicó por 2,53 en pesos en el período, pasando de 36.781 millones en 2011 a 93.220 millones en 2019. En dólares corrientes, el déficit total del BPS creció un 34 % en 2011-2019, ascendiendo a US$ 2.438 millones en 2019: un monto enorme para la economía uruguaya.

Las bombas de tiempo demográficas tienden a generar círculos viciosos: la baja natalidad y el envejecimiento de la población tienden a causar una crisis económica; las crisis económicas tienden a reforzar la tendencia a tener menos hijos; esto agrava las crisis demográficas y económicas; y así sucesivamente.

Una de las grandes ventajas de ser cristiano es que los cristianos creemos en el libre albedrío y por lo tanto en la indeterminación de la historia humana. En ésta nada es inevitable, en tanto depende de los actos conscientes y libres de los seres humanos. No es fácil salir del mentado círculo vicioso, pero es posible. En Uruguay, seguramente será necesario reformar el sistema de seguridad social. Empero, limitarse sólo a eso sería como atender a una de las consecuencias de una enfermedad grave y no a sus causas.

Las políticas públicas pro-familia y pro-natalidad pueden ser de mucha ayuda para desactivar una bomba de tiempo demográfica. Por ejemplo, el gobierno cristiano conservador de Viktor Orbán, en el poder en Hungría desde 2010, se está esforzando en ese sentido y está obteniendo resultados muy interesantes: más matrimonios, menos divorcios, menos abortos y más nacimientos. La cantidad de matrimonios, que siguió una línea marcadamente descendente entre 1975 y 2010, ascendió de 36.000 en 2010 a 62.000 en 2019, la mayor cantidad en 30 años. El índice de divorcios bajó de 2,4 a 1,7 divorcios por cada 1.000 habitantes en el período 2010-2018. La tasa de divorcios (divorcios / matrimonios) bajó del 67 % en 2010 al 33 % en 2018. La cantidad anual de abortos, que tuvo un récord de 207.000 en 1969 (durante el régimen comunista), bajó a 43.000 en 2009 y a 26.000 en 2019. Por último, la tasa de fertilidad, después de alcanzar un mínimo de 1,295 nacimientos por cada 1.000 mujeres en 2003, ha crecido lentamente año tras año hasta 1,511 en 2020.

Una de las medidas del gobierno húngaro para promover el matrimonio y la natalidad es un préstamo subsidiado de US$ 33.000 para las parejas que se casan antes de que la mujer cumpla 41 años. Si luego el matrimonio continúa y llega a tener dos hijos, un tercio del préstamo es condonado; y si tiene tres o más hijos se le condona toda la deuda. Además las familias disfrutan de importantes beneficios fiscales y de otros programas que las favorecen.

En el Uruguay, la defensa y promoción de la familia no es algo opcional para el gobierno, sino un mandato constitucional: "La familia es la base de nuestra sociedad. El Estado velará por su estabilidad moral y material, para la mejor formación de los hijos dentro de la sociedad." (Constitución de la República, Art. 40). Que así sea.

 

*) Otros escritos del autor en: https://danieliglesiasgrezes.wordpress.com.

 

 

 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...