Cargando...
El homicida mató con un arma de fuego a su víctima, un hombre al que conocía

Nacional > Familias amigas

“Yo no quería matarlo”: la declaración del homicida en baby fútbol, y su idea suicida ante la Justicia

El hombre que mató a otro a la salida de un partido de baby fútbol el domingo se arrepiente y pide asistencia por “miedo” de “acabar” con su vida en la cárcel; la fiscal investiga “engaño amoroso” como móvil del asesinato que fue producto de un conflicto entre familias amigas

Tiempo de lectura: -'

24 de mayo de 2022 a las 20:45

El homicida no tiene antecedentes penales. De 50 años, no conoce de juzgados, ni de imputaciones, ni de sedes de fiscalía, ni de audiencias penales. Quedó a la vista este lunes, un día después de haber matado a un amigo de su familia, durante una audiencia en la que no debía declarar. “Yo no quería matarlo”, dijo ante la Justicia en una instancia donde la fiscal Adriana Edelman simplemente había pedido una prórroga para su detención (primera audiencia).

Su abogada, Jennifer Saavedra, usaría luego ese argumento para que no sea enviado a una celda como parte de las medidas cautelares. Luego, por conveniencia, insistió con que su cliente –haciendo uso de sus derechos– no hablaría una palabra acerca de los hechos por los que fue imputado este martes. Fue por homicidio muy especialmente agravado, respecto al hecho que el domingo marcó al barrio Las Acacias (Montevideo).

Al menos disparó cinco veces contra un hombre que conocía. Los hijos de ambos jugaban al baby fútbol, y varios testigos están pendientes de declarar ante la Fiscalía por la “conmoción” que manifiestan a los investigadores, por la muerte del hombre de 50 años. Las familias eran amigas. La fiscal investiga un “problema serio vinculado a algún tipo de engaño amoroso”, según dijo Edelman en una segunda audiencia judicial, que se realizó la mañana de este martes en Ciudad Vieja, a cuyos audios accedió El Observador.

“Había habido un problema con la persona fallecida, no con su entorno familiar. No hay por qué pensar que el señor incidiría sobre los testigos”, dijo la defensa, en respuesta a la fiscal, quien había pedido prisión preventiva por la posibilidad de que el hombre “presione” a integrantes de las familias, que son testigos clave.

La cancha donde se jugó el partido pertenece a un predio militar del barrio Las Acacias

Asimismo, la “conmoción del hecho” por la cercanía de los testigos con el hombre y las familias “está dificultando llevar adelante” la investigación, apuntó Edelman. En estos 180 días que la jueza María Noel Tonarelli concedió para la investigación (formalización), la Fiscalía buscará probar al detalle, el móvil del crimen, y profundizar acerca del vínculo que “la víctima mantenía con la esposa del imputado”, expuso la fiscal.

El día del homicidio, el agresor se acercó a su víctima cuando el partido ya había terminado y todos se iban, e impidió que su víctima se fuera del lugar. Según la investigación fiscal, le pidió que se baje del auto porque tenían una conversación pendiente. La víctima le pidió que le deje llevar a su hijo de 14 años en el vehículo, y que luego podía conversar.

Eso no sucedió, y los disparos ocurrieron frente al adolescente, así como a varios menores, y ante 200 personas.

Sobre la actuación del imputado, Edelman describió: “Evidentemente cuando se le puso esa idea, no pudo autorregularse en esa violencia que despertó, poniendo en riesgo la vida no solo de quien la perdió, sino del adolescente y de los cientos de personas que estaban alrededor de él”.

El adolescente luego contó de primera mano a la fiscal y en compañía de su abuela, cómo sucedió el hecho que luego le marcaría la vida por completo.

"Fui yo"

Un grupo de personas salió tras los pasos de quien había matado a un hombre conocido por la mayoría de los presentes. Padre de uno de los chicos. El partido de baby fútbol había terminado hacía 30 minutos, cuando la policía detuvo al acusado en unas calles cercanas, sobre la hora 12:30. Y le incautó un arma calibre 38 que poco tiempo antes había descubierto entre sus ropas.

El hecho ocurrió en un predio militar de las calles Rancagua y avenida General San Martín, donde a su vez funcionan canchas utilizadas para partidos de fútbol. Cámaras del lugar no registraron el episodio, pero sí al hombre y a varias personas que trataban de detenerlo para que huyera de la búsqueda policial.

El hombre fue detenido el domingo al mediodía, poco después de haber cometido el crimen

Fue detenido 12:30 horas, y no se resistió. Fue un procedimiento policial habitual. Sin embargo, reconoce haber disparado contra aquel hombre. Ahora, 48 horas después del hecho, se arrepiente, se emociona, y pide ser asistido ante eventuales ideas suicidas.

—¿Yo podre hacer alguna tarea? Porque tengo miedo de acabar conmigo— preguntó a la jueza, con voz temblorosa.

Su defensa pidió asistencia por médicos y psiquiatras, y reafirmó el miedo de su cliente sobre que “si no hace algo, pueda terminar con su vida”.

Fueron las únicas palabras del ahora imputado, durante la segunda audiencia, solo porque explicó con anterioridad de que no se refería al hecho concreto. Ante una postura incómoda del hombre, y con referencias a que quería tomar la palabra, pasó esto:

Así transcurrió un diálogo entre la jueza, y la defensa del imputado.

—Quería decirle que el señor quiere hablar, pero, no quiero pasar por…— dijo Tonarelli.
—Yo le vuelvo a sugerir al señor que no haga ninguna apreciación respecto de sus hechos; él va a tener oportunidad de conversarlo bien con su defensa, en otra oportunidad, de forma reservada. Y después verá, si él quiere manifestarlo. Lo va a poder hacer en una etapa más avanzada del proceso— insistió Saavedra.

El ahora imputado fue funcionario policial, y ahora hacía trabajos de herrería, que luego vendía.

“Tiene arraigo, vive en Piedras Blancas, tiene tres hijos, es un buen padre de familia. Es sustento de su familia, trabaja desde su casa. Vende antigüedades, también es herrero y mantiene su casa, junto a su esposa”, detalló su abogada. Sus hijos tienen 19, 21 y 23 años.

No hubo antes “ningún episodio de violencia ni entre las familias, ni en el seno de la familia”, había dicho a la prensa la fiscal Edelman tras la audiencia.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...