9 de junio 2024 - 19:43hs

La gran sorpresa la dio la ultraderechista Agrupación Nacional (RN) de Marine Le Pen en Francia, que arrasó en la elección con 34,5 % de los votos, doblando al partido del presidente Emmanuel Macron, que obtuvo 14,44%, seguido muy de cerca por el Partido Socialista (PS), con 13,20%, con un poco más del 85,8 % escrutado.

Así, la ultraderecha lepenista alcanzaría 30 de los 81 eurodiputados en liza, muy por delante los 14 del campo de Macron.

Más noticias

El terremoto electoral llevó a Macron a anunciar el adelanto de las legislativas para el 30 de junio y envalentonó a Le Pen, quien dijo estar preparada "para asumir el poder".

"Estamos listos para asumir el poder si los franceses nos dan su confianza", aseguró Le Pen ante sus seguidores.

Italia

En tanto, la primera ministra italiana, la utraderechista Giorgia Meloni, y su partido, Hermanos de Italia (FDI), ganaron las elecciones europeas en ese país al obtener 28,6% de los votos, según los primeros resultados.

Con en torno al 10 % de los votos escrutados, su partido es el triunfador de los comicios por delante del progresista Partido Democrático (PD), con 25,70%, que se mantiene e incluso mejora los últimos pronósticos, en sus primeras elecciones bajo el liderazgo de Elly Schlein.

El Movimiento 5 Estrellas (M5S) tuvo un fuerte traspié al obtener un 9,59%, muy lejos de sus resultados de 2019 (17,06%), y le fue peor al ultraderechista Matteo Salvani, vicepresidente de Meloni, que consiguió un 8,62%, muy lejos de 2019 (17,06%).

Meloni, con la que tanto la derecha y la ultraderecha querían pactar, deberá desvelar ahora si ofrece sus votos a los conservadores del PPE y a la presidenta de la Comisión Europea (CE) saliente, Ursula von der Leyen, o si decide apostar por un pacto con otros partidos de extrema derecha.

Austria

En Austria la jornada electoral terminó con un resultado histórico para la extrema derecha. El opositor partido ultranacionalista FPÖ ganó con 27% de los votos, por delante de los populares (23,50 %) y de los socialistas (23 %).

Hungría

Otro avance, aunque previsto, se dio en Hungría, donde el Fidesz, el partido del primer ministro ultraderechista Viktor Orbán, obtuvo 43 % en las europeas, nueve puntos porcentuales menos que en 2019, mientras que su nuevo rival político, el conservador Peter Magyar, logró con su partido Tisza un 31 % de los votos.

Según el 50 % del recuento de los votos, la tercera fuerza fue la coalición progresista y verde, con el 8 % de los votos, mientras que la extrema derecha de "Nuestra Patria" se hizo con el 6%, informó la Oficina Nacional Electoral (NVI).

Alemania

La ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD) fue la segunda fuerza en las elecciones europeas, con un 14,5% de los votos, detrás de "la Unión", compuesta por la Unión Cristianodemócrata (CDU) y su formación hermana Unión Socialcristiana (CSU) de Baviera, que ganaron con 30,8% de los sufragios, con el 86,75 % de los distritos electorales germanos escrutados.

Allí el gran derrotado fue el canciller Olaf Scholz, cuya coalición queda en tercer puesto. El Partido Scialdemócrata de Alemania (SPD), la formación de Sholz, registró su peor resultado en unas elecciones europeas, con 14,4%.

Victoria de los populares

Pero los grandes ganadores de esta jornada fueron los partidos populares, o derecha tradicional, que obtendrían un bloque de 191 eurodiputados del total de 720, lo que mejoraría en quince escaños su marca de la legislatura anterior.

Se impusieron en Alemania, Grecia -- donde el partido conservador Nueva Democracia (ND) del primer ministro griego, Kyriakos Mitsotakis, ganó las europeas con entre el 28 y 32 % de los votos, por debajo del objetivo que se había fijado de alcanzar al menos 33%, el mismo porcentaje que había obtenido en las europeas de 2019.

La ultraderechista Solución Griega había conseguido entre 8 y 10%, por detrás del izquierdista Syriza, los socialistas de Pasok-Kinal y el Partido Comunista.

Algo similar ocurrió en España, donde el Partido Popular de Alberto Núñez Feijóo se impuso con 34,18% y 22 escaños, mientras los socialistas del presidente de Gobierno, Pedro Sánchez, obtuvieron 30,19% y 20 eurodiputados, según datos oficiales.

Pero la ultraderecha de Vox consiguió seis bancas, muy por debajo de sus socios europeos.

Países Bajos

En Países Bajos, donde la ultraderecha de Geert Wilders (PVV) ganó las elecciones legislativas el año pasado, su formación quedó segunda en apoyo en las urnas, con un total de 6 escaños de los 31 que corresponden al país, según el recuento oficial. El Partido por la Libertad (PVV) ganó cinco escaños más con respecto a 2019.

El bloque de izquierdas de los verdes y socialdemócratas GL-PvdA se impuso en la contienda, con 8 eurodiputados electos, uno menos que hace cinco años.

Bélgica

El partido ultraderechista Vlaams Belang logró la victoria en Bélgica, donde logró el 14,6 % de los votos, mientras que el nacionalista flamenco N-VA se quedó en el segundo puesto con el 14,1 %.

La formación de extrema derecha separatista, dirigida por Tom Van Grieken, no logró sin embargo triunfar en las elecciones federales y regionales celebradas también este domingo en Bélgica, pese a partir como favorita según los sondeos.

La ultraderecha en el Parlamento Europeo

Con este mapa del 9J las fuerzas de ultraderecha, hasta ahora divididas en dos grupos políticos, obtendrían 71 diputados en el caso de los Conservadores y Reformistas Europeos (ERC), donde se sientan partidos como el español Vox, y otros 57 eurodiputados en Identidad y Democracia (ID), bancada de la formación de Marine Le Pen, según las estimaciones agrupadas por el Parlamento Europeo.

No obstante, esos números pueden aumentar con contribuciones de los eurodiputados hasta ahora alineados como "no inscritos" (46) y los nuevos europarlamentarios que aún no han elegido familia política (52).

Temas:

Europa ultraderecha Elecciones Europeas Europa 9J Francia Austria Alemania Países Bajos

Seguí leyendo

Las más leídas

Más noticias

Te puede interesar

Más noticias de Uruguay

Más noticias de Argentina

Más noticias de Estados Unidos