20 de mayo 2024
21 de marzo 2024 - 13:20hs

La compañía eléctrica Endesa ha efectuado este jueves la voladura de la chimenea de 200 metros de altura de la central térmica Litoral de Carboneras (Almería) y avanza en el desmantelamiento de esta instalación, que se encuentra al 42%, gracias a la labor de casi 200 personas y una inversión de 83 millones de euros.

Para la voladura de la chimenea, se han empleado 151 kilos de explosivo que se han colocado a doble altura para lograr el pliegue de la infraestructura. El desmantelamiento completo de la instalación que culminará en 2025.

Más noticias

Además de la chimenea, que presentaba casi 20 metros de diámetro en su base, también se ha demolido una estructura metálica de soporte de los conductos del absorbedor del Grupo 2, de 48 metros de altura.

Ambas detonaciones han generado alrededor de 13.000 toneladas de residuos que serán completamente valorizados, según ha trasladado la compañía en una nota.

Para esta demolición se han utilizado 380 detonadores electrónicos que han activado la carga de explosivo que se han colocado en la estructura mediante taladros distribuidos para dirigir la caída en la dirección planificada. En el proyecto se ha fijado un radio de seguridad de 400 metros.

En el mismo radio de seguridad, y un segundo antes de la voladura de la chimenea, se ha producido, la voladura de la estructura metálica de soporte de los conductos del absorbedor del Grupo 2, de 47,8 metros de altura y seis pilares, para lo que ha sido necesaria una carga de 15 kilos de dinamita, 34 cargas de corte lineal y 49 detonadores.

Para minimizar la afección del polvo derivado de la explosión, además de la irrigación previa de la superficie sobre la huella de caída, se ha instalado una red de cortinas de agua y un cañón de nebulización en la dirección de caída.

El desmantelamiento de la central térmica Litoral está participando en un proyecto europeo (Iceberg) en el que están involucradas 35 empresas europeas de diez países diferentes, y que tiene como objetivo maximizar la recuperación de residuos gracias a estudios y análisis previos que permiten anticipar los procesos de valorización y su eficiencia antes de que éstos se produzcan.

"Este proceso de deconstrucción que estamos llevando a cabo, no es un momento de despedida sino el comienzo de una nueva etapa ilusionante que creará empleo y riqueza para la zona. Este espacio que ahora ocupa la central se destinará a asegurar un futuro sostenible para Carboneras", ha comentado el director general de Endesa en Andalucía, Extremadura, Ceuta y Melilla, Rafael Sánchez Durán, quien ha presenciado la voladura.

La Central Térmica Litoral ha estado más de cuatro décadas operativa creando un vínculo muy arraigado con la zona. Una vez que Endesa desconectó la central en 2021, inició su proceso de desmantelamiento y la elaboración de un plan de futuro para el entorno.

Europa Press

Temas:

España

Seguí leyendo

Más noticias

Más noticias