Fútbol > NACIONAL

"Acá está el campeón": Rafa García encabezó el festejo tricolor

El volante no jugó la final pero fue la voz cantante en los festejos tricolores luego de una final en la que varios jugadores estuvieron a la altura de las circunstancias para lograr el título

Tiempo de lectura: -'

16 de diciembre de 2019 a las 05:01

"¡Acá está el campeón, acá está el campeonato!”. Rafa García llegó al vestuario con la copa del Uruguayo en la mano y paró frente a los periodistas y allegados para mostrar el trofeo. El volante se perdió la final, pero dijo presente junto al plantel desde su rol de referente, uno de los líderes silenciosos, de los capitanes que no precisa llevar la cinta, y que en el partido definitorio apoyó desde donde pudo.

Entre risas y gritos, juntó a él fueron ingresando al camarín los jugadores que, luego del festejo en la cancha, querían encerrarse en su lugar para la celebración íntima, para los abrazos con los que siempre están y para seguir cantando.

Así fueron pasando. Sebastián Fernández más sonriente que nunca, Gustavo Lorenzetti con su medalla colgada en el pecho y la remera especialmente diseñada para los festejos en cuya espalda tenía el “tour” que había hecho el tricolor por las distintas canchas en este año, Matías Zunino a los abrazos, Brian Ocampo con otros de los trofeos y Thiago Vecino a las corridas para retomar los festejos junto a sus compañeros.

Fue el broche de oro para una tarde que comenzó con el ómnibus del plantel llegando al Centenario y moviéndose a paso de hombre al ser rodeado por los bolsos que se acercaron a alentar a los futbolistas y pedirle el título.

Los hinchas querían que el campeonato se concretara este domingo y así fue.

El partido comenzó con lluvia. Antes del inicio, Felipe Carballo se cambió los zapatos para tener mayor estabilidad.

También antes del pitido inicial hubo un abrazo con palabras de Luis Mejía con Zunino cuando el arquero debía ir al otro arco y un saludo con diálogo entre Gonzalo Castro y Fabián Estoyanoff.

Cuando rodó la pelota, Nacional salió a hacer su juego y varios de sus jugadores comenzaron a mostrar que pese a la tormenta y el lodo en el campo de juego, estaban en buen nivel.

Con Zunino y el Chory como los más claros a la hora de armar juego, el equipo de Álvaro Gutiérrez se fue acercando.

Pero Peñarol también llegó y puso a prueba a Luis Mejía, el arquero que respondió en gran forma y que fue una de las figuras del partido y del año, y que para tranquilidad de los bolsos renovó por dos años más.

En la defensa, Armando Méndez puso su fuerza y su entrega y cumplió, siendo una de las apuestas del DT para las finales.

Guzmán Corujo sacó jugo de su experiencia pese a tener solo 23 años y su socio, Mathías Laborda, otra de las carta del Guti en la definición, jugó como un veterano   con sus 20 primaveras a cuestas.

Matías Viña, la revelación tricolor en este 2019, comenzó en modo ofensivo y tuvo algunos errores poco frecuentes en él, quizás producto del estado del piso. Pero luego se afirmó.

La final también tuvo la reaparición de Gabriel Neves, otro de los destaques albos en la temporada pero que en el cierre había tenido problemas en el pie que lo habían sacado del equipo. Ayer entró por Mathías Cardacio y se fue adueñando de la pelota en el medio de la cancha, con algún lujo, algo que ya es su caractarística, y tomando el rol que hacía Felipe Carballo, quien se encargó más del desgaste en la marca.

Arriba, el Chory Castro volvió a demostrar su gran momento a los 35 años con corridas y apiladas, Zunino volvió a dar muestras de su gran vocación ofensiva con el gol y siempre cerca del peligro, Papelito Fernández entró muy bien y Gonzalo Bergessio puso la entrega habitual, siendo clave para la expulsión de Kevin Dawson, lo que le dio tranquilidad a los albos, y con la mala fortuna de que Guzmán Pereira le tapara su ansiado primer gol clásico oficial.

Pero al argentino poco le importó. Recibió la copa en sus manos y celebró el título con sus compañeros, con los hinchas en la Olímpica y con la barra de la Colombes, la que coreó el “Bergessio, Bergessio”, en reconocimiento.

Totalmente empapados y en una tarde que se puso fresca, los bolsos celebraron un nuevo título, que a principios de año pareció estar muy lejos, pero que junto a sus jugadores y al Guti fueron remando hasta conquistarlo.  

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...