Fútbol > ENTREVISTA A DECURNEX

Nacional y el contrato de Santiago Rodríguez: "Fue muy importante dar un mensaje bien claro a los representantes"

El presidente albo habló de "un antes y un después" tras la firma de la extensión del vínculo con el juvenil; dijo que no piensa pedir disculpas a los árbitros y que en julio analizará por qué no tuvieron éxito con Domínguez

Tiempo de lectura: -'

02 de mayo de 2019 a las 05:03

El presidente de Nacional, José Decurnex, analizó con Referí el conflicto con los árbitros, la extensión del contrato con Santiago Rodríguez y la salida del técnico argentino Eduardo Domínguez.

La gremial de árbitros expresó en un comunicado que los problemas que derivaron en la paralización del fútbol comenzaron con sus dichos. ¿Comparte esa afirmación?

No creo que mis dichos hayan sido los que comenzaron los problemas. Además, sobre mis expresiones hice llegar una nota a la AUF con una documentación que la acompaña. Tenemos más documentación y datos, pero no se puede presentar todo de una. También asumo que las pulsaciones te hacen generalizar algunos conceptos que no son tan así, pero en esencia pienso lo mismo y en ningún momento incité a nadie a que hiciera nada, mucho menos a un acto violento. Nunca fue el proceder de Nacional ni el mío particular, ni en mi vida personal ni en la profesional. Lo que hicieron estos individuos pertenecientes a Guardianes de Nacional, que repudiamos inmediatamente, no tiene nada que ver con Nacional ni conmigo. Le recordé a todos quienes me quisieron escuchar que los Guardianes habían manifestado el 14 de marzo, seis semanas antes de mis declaraciones tras Nacional-Fénix, que se iban a juntar para ir a manifestar a la AUF y mostrar su malestar en contra de los árbitros.

No estoy de acuerdo con el punto 3 del comunicado de Audaf (“Repudiar enfáticamente las manifestaciones del presidente y vicepresidente del Club Nacional de Football que generaron en la opinión pública situaciones de violencia como las que originaron esta medida”). Lejos de aportar, ese punto 3 distancia las partes. Entonces, creo que todos tenemos que hacer una autocrítica, como la hice yo. Porque sería muy fácil poner el foco en otra persona y no hacer un análisis de todo lo que sucede en el fútbol. Yo reflexiono y aprendo de mis errores. Hubo cosas que generalicé con las pulsaciones altas, y reconozco que no estuvo bien, pero bajo ningún concepto voy a aceptar que alguien esté diciendo que mis dichos incitaron a la violencia. Eso es un disparte. No estoy de acuerdo.

¿Le inquieta que a raíz de todo esto los jueces puedan cometer más errores?

Espero que sirva para lo contrario, para hacer una autocrítica, para reflexionar y para que nos juntemos todos para mejorar en distintos aspectos del fútbol, y en particular en el tema del arbitraje. Creo en la tecnología, en el VAR, en la profesionalización del trabajo, en tener la posibilidad de que cada vez más los árbitros se puedan capacitar y educar de manera distinta, que tengan el ambiente de trabajo adecuado. Todos tenemos que pelear por eso y puedo asegurar que en ese camino van a encontrar en Nacional un aliado para hacerlo. Lo único que vamos a pedir es que haya ecuanimidad. Solo eso. No vamos a pedir más nada. Por esa razón insisto en que mi expectativa es que todo lo que pasó nos ayude a juntar las partes, reflexionar, hacer autocrítica y construir.

En su momento fue Peñarol el que estaba en el lugar de los que reclaman, ahora le toca a Nacional. ¿Es la expresión de la derrota?

La situación deportiva de Nacional no tiene nada que ver con mis declaraciones. Las hice cuando una gota desbordó el vaso después de un sábado fatídico. Entonces, no tiene que ver una cosa con otra. Todos somos personas pensantes e inteligentes. Hice mi análisis de la situación deportiva, para la cual tomaré y ya tomé otras decisiones. Quienes intentan mezclar eso no hacen la autocrítica del caso y van por el camino más fácil. Y para mí es un error. Lo que sí puedo decir es que el espíritu de todo esto es tratar de construir en un ambiente complicado, en una AUF que se está reconstruyendo, que tendrá cambios con el nuevo Estatuto y que entre todos tenemos que poner a las personas en cada una de las posiciones para asegurarnos que haremos crecer al fútbol uruguayo. Ese es el objetivo que tengo atrás de todo esto.

¿Se va a reunir con los árbitros?

Estimo que sí. No hay agendado nada, aún, pero nos reuniremos en estos días. Entiendo que el diálogo es fundamental. Nosotros ya habíamos tenido un diálogo con ellos a través de algunos dirigentes, y mi intención es seguir por ese camino tratando de construir un fútbol mejor para todos.

¿Debe pedir disculpas a los jueces por sus expresiones?

No. Para nada. Ya dije públicamente que con las pulsaciones del momento generalicé algunas cosas que no debí generalizar, lo reconocí, pero en esencia lo que dije está correcto. Tengo forma de demostrarlo. Tengo datos. Y esa es la discusión de fondo, que tengan mejores herramientas para profesionalizarse y toda la tecnología, porque de esa manera nos ayudamos todos. Errores vamos a cometer todos, y vamos a aprender de eso.

¿Qué dejó la firma del contrato con Santiago Rodríguez?

Marcó un antes y un después en Nacional. Es una piedra fundamental en el proyecto que trajimos, que apunta a confiar y potenciar a nuestros talentos de formativas. También marca un antes y un después porque brinda señales fuertes, brinda la confianza de todos, del club, del jugador, de su familia, y en este caso del empresario Pablo Boselli que ayudó a que sucediera en un proyecto de largo plazo. Es muy importante para todos los chicos de formativas para que vean que Nacional está dispuesto a invertir en sus talentos jóvenes, con contratos a dos y tres años, en los que apostamos a disfrutarlos durante algunos años y a que en el futuro logremos transacciones económicas muy importantes para todas las partes. Esto fue fundamental porque muestra que el ícono de todas estas generaciones que viene surgiendo, que de alguna forma es Santiago, como revelación del equipo, estuvo dispuesto a esto y fue un lindo ejemplo para los que vienen desde abajo.

¿Cómo se desarrolló la negociación?

Buena, rápida y fluida. Arreglamos rápidamente tiempos, plazos de contrato, montos y sin cláusula de rescisión. Quedé contento porque entendieron la intención del proyecto de Nacional rápidamente. Que no exista cláusula de rescisión es un muy importante. Esa es la política que queremos para Nacional. Si viene una oferta que le sirve a las tres partes, se aceptará. Las cláusulas de rescisión llevan a discusiones y peleas, como sucedió en el pasado porque algo que le sirve a una sola parte termina generando una ruptura. Tenemos que generar confianza, y el proyecto que Nacional pone arriba de la mesa se la generó a Santiago, a su familia, a Boselli, y es muy importante para marcar el camino.

¿Nacional se para fuerte en un tema en el que los clubes a veces se muestran tan débiles?

Se para cómo se debe parar. Defendiendo lo suyo y brindándole las condiciones al jugador. Tampoco sería justo decir me paro firme pero no le doy lo que merece el jugador, que en este caso es la revelación de Nacional y que es un chico que se formó en Nacional. Esas cosas hay que premiarlas. En estas negociaciones siempre hay dos partes, o tres (el empresario), y todos tenemos que poner algo para que salga de la mejor forma. Eso será lo que haremos con los juveniles que quieren apostar a su carrera en Nacional.

Eso parte del trabajo en formativas.

Está empezando a permear lo que están haciendo Taramasco (coordinador de juveniles) con Iván Alonso, que se juntan con las familias y hablan sobre todos estos temas. O con Antonio Palma, el nexo de la directiva con las formativas, que hizo un trabajo muy bueno involucrándose personalmente con la familia de los chicos y con los jugadores, a quienes hace entender el proyecto. Eso rindió sus frutos, y no empezó ahora. Había un buen trabajo en las formativas que nos permitió potenciar ese espacio. Por otro lado, creo que fue muy importante desde Nacional dar un mensaje muy claro a los representantes. ¿Cuál es la expectativa? ¿Qué vamos a hacer? ¿Cómo entendemos que se debe trabajar en conjunto? Esto lo hacemos para que luego el representante también le diga al jugador que vale la pena apostar por Nacional. Es un trabajo silencioso. Personalmente me junté con muchos representantes para contarles lo que queremos hacer y hasta ahora la respuesta fue muy positiva.

¿Ya analizó el proceso Domínguez? ¿Repasó por qué no funcionó?

La locura de los hechos brinda poco tiempo para pensar, aunque me hice el espacio para analizarlo. Tuvo aspectos muy positivos, como haber apostado a varios juveniles. Un ejemplo es el caso de Santiago Rodríguez, que es una realidad que Eduardo planteó como una pieza importante de su equipo. Tal vez, en esa lectura que se empieza a hacer, un aprendizaje puede ser habernos apresurado al traer a una persona que no conocía tanto el fútbol uruguayo. No le tenía miedo a ese aspecto, pero en este tiempo estoy analizando si tuvo o no impacto. Si se pueden adaptar a un sistema diferente. De lo que no existen dudas es que hay unanimidad que la forma de trabajar de Eduardo y su equipo fue extraordinaria. Te lo dicen los jugadores. En ese sentido, fue un acierto. Creo que hay que esperar un poco más, que decante, para saber cuáles fueron los aspectos que no pudimos resolver para que Eduardo se quedara. Hoy estamos en otra etapa, con Álvaro Gutiérrez en el mismo foco, para establecer un equipo que forme a nuestros chicos, que apueste a ellos, con referentes que los hagan crecer.

En julio me sentaré a evaluar cuáles fueron los aciertos y los errores, y corregirlos para tener un segundo semestre que ojalá sea bueno en lo local, que es lo que nos faltó en esta etapa, y podamos seguir en la Libertadores.

¿Es difícil andar por los caminos del fútbol?

Está más movido en el día a día. Muchas de las urgencias de cada día te sacan del foco de lo importante y terminás tapando agujeros, solucionando urgencias y dejás de dedicar el tiempo a las cosas más estructurales y profundas. Tengo expectativa de que estamos saliendo de la tormenta económica, financiera, porque hay muchos frentes en Nacional, y espero un segundo semestre mucho más focalizado en solidificar algunas cosas y avanzar al ritmo que queremos avanzar. Esperaba que pudiera ser así. Imaginaba un primer año complicado por la situación del club… ¡y está siendo realmente muy complicado! Esperemos salir de esta tormenta para la segunda parte del año y enfocarnos en los temas fundamentales.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...