El comportamiento en la vida cotidiana > COMPORTAMIENTO EN LA VIDA COTIDIANA

¿La denominada ley de la derecha sigue vigente?

Tiempo de lectura: -'

19 de junio de 2020 a las 05:02

El título de esta nota semanal está vinculado al Protocolo. No obstante, dejaremos a un lado a la tan noble disciplina que está presente en la vida cotidiana y la vivimos con sencillez y casi sin darnos cuenta. Hemos tenido ocasión y de la buena, en la reciente asunción del Presidente de la República. Fueron muchos los momentos en los cuales con conocimientos previos o sin ellos, disfrutamos con el orden, el buen gusto y la parsimonia requeridas. Sé que me conocen bien y por eso me atrevo a transcribir los versos de una muy conocida obra musical: “Los caminos que van a la gloria son para andarlos con parsimonia”.

Después de una introducción un poco solemne, deseo detenerme para responder con sencillez la pregunta que da título a esta nota semanal.  Me parece importante recordar lo aprendido desde la niñez: “Tú vas a la derecha de tu hermano” o “camina por la derecha”. Los romanos establecieron normas jurídicas que abarcaron su vida misma. Quedé admirado –lo debía haber sabido-- ante la majestuosidad del Coliseo y verdaderamente apabullado cuando el guía turístico explicó el sistema que habían ideado para que el público llegase a la salida de los espectáculos por medo de ascensores accionados por agua.  Es evidente que la “derecha” y la “izquierda” estaban en sus mentes.

No me he ido hasta Tacuarembó aunque todavía no me he detenido en concreto en el tema de esta nota. La ley de la derecha sigue vigente.  A lo mejor la afirmación necesita una explicación. Vayamos entonces a nuestra niñez y recordaremos los actos patrióticos. Nuestro pabellón nacional tenía asignado el lugar de mayor honor, es decir a la derecha. Pero, ¿si había un pasillo con asistentes a izquierda y derecha, la bandera debía cambiar de sitio? La respuesta es negativa.

Derecha e izquierda confunden, pero la norma es clara. Vayamos al “Solís”. Ha terminado una ópera y los cantantes salen a saludar por el lado derecho del escenario. “Arte difícil es...” pero nada ha cambiado.

Todo tiene una explicación. Se hizo famosa una anécdota en el hundimiento del “Titanic”. Cuentan que por los altavoces se escuchaba durante el salvamento: “Ladies and women first”. Un caballero muy educado interpretó la orden y animó a otros a seguirlo: “Women first”. Verídico o no, podría relatar algo que acaeció en la puerta de una iglesia.  Era un casamiento. Novia y padrino descendieron de un automóvil. Una persona hacía de maestro de ceremonias y les indicó la izquierda y la derecha, El espléndido coro de Martin Bergengruen sonó magnífico y solemne pero la contrayente y su padre avanzaron de acuerdo a la orden recibida: “Usted a la derecha y tú a la izquierda”. Quien dio la indicación había tomado, sin darse cuenta, su propia izquierda y su propia derecha.

Es verdad que las ceremonias de condecoraciones no son frecuentes. No obstante, me sirve para recordar que se colocan sobre el pecho y del lado del corazón. El tema de las condecoraciones merecería una nota. “Amerita” se dice también. 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...