Agro > ENTREVISTA / DANIEL DUTRA

“La exportación en pie ayudó a que se produzcan más terneros”

Entrevista al presidente de Pantalla Uruguay y director de Escritorio Dutra

Daniel Dutra.

Tiempo de lectura: -'

23 de enero de 2020 a las 22:03

–¿Cómo fueron los inicios de Pantalla Uruguay? 

–El inicio tiene su historia. En 1999, por un problema sanitario, la fiebre aftosa, la Sociedad de Criadores de Hereford resolvió hacer un remate virtual que se llamó Ganadera Kiyú. Fue realizado el 22 y 23 de abril de 1999. La directiva de ese momento, viendo la dificultad de concentrar haciendas en un local feria, que era como se vendían los ganados, propuso realizar un remate virtual al lado de la Central de Pruebas de Kiyú, en San José, en la Fomento de Puntas de Valdez. Este remate tuvo gran volumen y mucho suceso económico. Diría que fue el lanzamiento de los remates virtuales de Uruguay, porque a raíz de esto fue que al poco tiempo inició las actividades Plaza Rural. Luego nosotros formamos  un grupo que denominamos Pantalla Uruguay y realizamos nuestro primer remate el 8 de setiembre de 2001, en la Fomento de Flores, en Trinidad. Fue un remate que tuvo un muy buen resultado económico y en el que se comercializó toda la hacienda. Fue administrado por banco La Caja Obrera. La Ganadera Kiyú tiene gran relevancia en el desarrollo que han tenido los distintos emprendimientos que hoy existen en Uruguay. En aquel momento salieron los directivos a certificar los ganados: “Robertito” Irrigori, “Yiyo” Bonomi, “Cuqui” Pereira y Luis Ignacio Bordaberry. Recuerdo que el día del remate tuvo una gran convocatoria de productores de todo el país. Ese día se realizó la exposición de vientres de la raza, pero lo que más llamó la atención fue que era una idea nueva, poco conocida en Uruguay y creo que adoptada en muy pocos países. Había inquietud y expectativa para ver qué resultado podía tener la venta de ganado que no estuviese in-situ, lo normal para aquella época. Ya en los primeros lotes vimos que ese remate iba a ser un suceso. Y así ocurrió. La gente, dada la jerarquía de los certificadores, daba credibilidad a lo que decía el catálogo. Terminado el remate hubo un convencimiento total de que el remate fue un éxito rotundo. 

–¿Y cómo evolucionó Pantalla Uruguay? 

–En lo que se refiere exclusivamente a Pantalla Uruguay, iniciamos la actividad en Flores y luego seguimos rematando en Montevideo. Cuando La Caja Obrera no tuvo más actividad, seguimos la financiación con BankBoston y actualmente trabajamos con banco Itaú, a pesar de que somos un emprendimiento que vende sus ganados al contado. Con el paso del tiempo, Itaú tiene cada más implicancia en el consorcio, porque sacan herramientas nuevas e instrumentos especiales que ayudan al buen desempeño del remate. Es importante valorar que desde el arranque contamos con la certificación de Estudio 3000. Estudio 3000 trabaja de manera independiente, de modo que los escritorios no tenemos ingerencia en el informe de los ganados. El comentario es totalmente independiente a Pantalla Uruguay. Somos 15 firmas participantes y hace mucho tiempo que venimos realizando un remate mensual. En momentos en que hay poca oferta de ganado, el remate se realiza igual. Siempre damos la oportunidad al productor, que sabe que a fin de mes tiene la opción de poder vender sus animales con ventas al contado y sin descuento financiero. Cubrimos prácticamente todo el país, por lo que hay ganado de distintas zonas. 

Daniel Dutra.

–¿Cómo fue la receptividad de los productores con relación a esa modalidad de venta? 

–Fue algo muy rápido. La incógnita era cuando la Hereford realizó ese remate en Puntas de Valdez, porque nunca se había hecho una venta así. Es importante que la gente haya acompañado la idea porque fue un volumen importante de ganado que se anotó y, además, el resultado fue exitoso, de esos que cuando termina todos se quedan contentos. Creo que es un sistema de venta muy bueno, que tiene una participación importante en la comercialización de haciendas para el campo. Reconocemos la importancia de las ferias ganaderas tradicionales, que aparte de su fin principal que es vender ganado sirven para cubrir una parte social, es una manera que tienen los productores de reunirse. Personalmente he hecho mi carrera de rematador mucho más haciendo ferias ganaderas en distintas zonas del país que en remates virtuales. Conozco el tema del significado social de la feria y es un sistema válido para comercializar las haciendas. 

–¿Pueden desaparecer las ferias?  

–Creo que no. Las ferias tradicionales van a seguir funcionando. Es cierto que hay locales que ya no trabajan más, pero hay zonas que precisan la feria por distintas situaciones. Es un sistema que tiene cabida en Uruguay y lo va a seguir teniendo. Quizás los remates virtuales le han sacado más participación a los negocios particulares de ganado, considero que antes se vendía más ganado particular y esos negocios se fueron volcando a las ventas por pantalla. De todas formas, es un sistema vigente y va a seguir funcionando por mucho tiempo más. 

 

"Quizás no tendremos los valores excepcionales para los ganados gordos en Uruguay, pero no van a ser malos precios”

 

–¿En qué medida influyó la baja de la exportación en pie en 2019 y qué se espera para 2020? 

–La venta para la exportación tuvo mucha importancia y le brinda una defensa al criador, que generalmente es quien tiene menos rentabilidad. Históricamente la venta de terneros era una venta residual. El criador era quien recibía menor valor siendo una de las producciones más largas del país en lo que refiere a ganadería. La exportación ayudó a que los productores se dedicaran más a criar, a producir más cantidad de terneros. En un momento en el que había una baja importante en los valores de ese mismo ternero, creo que la exportación fue muy importante para los productores. Obviamente, siempre se pone en duda el volumen de la exportación, como ocurrió hace dos años cuando se exportaron más de 400 mil cabezas. Creo que fue algo coyuntural y no creo que vuelva a ocurrir, salvo alguna situación puntual. Es una herramienta válida que sirve al productor y fundamentalmente al criador. Ha bajado el volumen de hacienda, porque al haber buenos precios en Uruguay los negocios son más difíciles de cerrar. Me da la impresión que en los próximos meses, y quizás años, no vamos a ver una exportación en pie con el volumen que tuvimos años atrás. Sí es importante mantenerla como una defensa del productor. El criador es la base fundamental de la ganadería porque es el que más invierte, es el que demora más, el que invierte más en toros, en seleccionar los vientres, tiene que esperar el destete y después salir a vender. Es un negocio largo y, por lo tanto, tiene que tener rentabilidad, de lo contrario en vez de tener más terneros, vamos a tener menos. La exportación en pie, en definitiva, ayudó a que se produzcan más terneros en Uruguay. 

–¿Cómo observan al sector en este 2020? 

–Quizás los precios históricos que vimos en 2019 no los volvamos a ver, al menos en lo inmediato. Creo que fueron precios extraordinarios, en circunstancias extraordinarias. Desde el momento en que apareció la peste porcina en China hubo un cambio totalmente en el mercado cárnico mundial. Al inicio parecía que no iba a tener la relevancia que tuvo. Uruguay, dado su status sanitario y la calidad de sus ganados, aprovechó las circunstancias para salir en primera línea a colocar sus carnes y lograr los valores que se alcanzaron. Hoy hubo un cambio. China tenía un stock estratégico fundamentalmente de carne de cerdo. Eso hizo que su demanda fuera menor y los valores también fueran más bajos. De todas maneras, quizás no tendremos los valores excepcionales para los ganados gordos en Uruguay, pero no van a ser malos precios. De cualquier manera vamos a llegar a un punto de equilibrio y los valores van a seguir siendo buenos para el productor. 

–¿Y qué esperan para Pantalla Uruguay durante 2020? 

–Esperamos seguir poder realizando un remate mensual y esperamos mantener la vinculación con banco Itaú y Estudio 3000, porque son instituciones clave para nosotros. Se ha ido innovando en herramientas y tecnologías para brindar un mejor servicio al vendedor y comprador y quizás salga alguna novedad a lo largo del año de mejora de las condiciones.

 

El perfil
Datos: Daniel Dutra Pazos nació el 14 de julio de 1942 en Montevideo. 
Familia: Está casado con Mercedes Lanza. Tiene seis hijos y –“por ahora”– 13 nietos. 
Profesión: Desde los 18 años se desempeña como rematador. Comenzó trabajando en la firma Ponce de León & Dutra y hasta hoy trabaja como consignatario rural. 
Fútbol: Es hincha de Nacional. 

 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...