Nacional > investigación

Qué dicen los políticos sobre la auditoría del Antel Arena

El directorio encabezado por el presidente Gabriel Gurméndez dice que no tiene certezas de cuánto costó la edificación

Tiempo de lectura: -'

14 de agosto de 2020 a las 05:04

La decisión de auditar la construcción del Antel Arena despertó críticas y elogios en las filas del oficialismo y de la oposición. El directorio de la empresa de telecomunicaciones anunció este jueves que está pronto el pliego de condiciones del concurso para contratar a la empresa consultora que se encargará de la investigación, como adelantó Búsqueda.

El último dato sobre el costo del estadio y centro de eventos, publicado en junio por El País, señalaba que esa cifra era US$ 110 millones. Sin embargo, el directorio encabezado por el presidente Gabriel Gurméndez dice que no tiene certezas de cuánto costó la edificación, que comenzó a construirse cuando la presidenta de Antel era Carolina Cosse, que proyectó que el costo total sería de US$ 40 millones. 

El ministro de Industria, Omar Paganini, señaló que desde el gobierno se quieren dejar “las cosas claras” y que “los números del Antel Arena no están del todo claros”, aunque se sabe que la inversión rondó los US$ 100 millones. “Hemos visto variaciones en lo que se ha manejado, pero falta un número final. Por eso queremos una auditoría externa que mire todo, porque si bien en la contabilidad hay mucho número registrado, pueden existir cosas registradas con otros rubros por alguna de las empresas subsidiarias”, apuntó en rueda de prensa este jueves. 

Cosse, ahora senadora y candidata a la Intendencia de Montevideo por el Frente Amplio, atribuyó la iniciativa a una "campaña" del gobierno. "El Antel Arena es cultura, deporte y trabajo. Manipulan las cifras para hacer campaña y atacarme. Mientras el gobierno está dedicado a la campaña aumenta el desempleo y los costos de vida. No soportan que Antel (que no supieron manejar y quisieron vender) sea exitosa", expresó en Twitter

En la misma línea argumentaron otros dirigentes de la coalición de izquierda, como el senador comunista Óscar Andrade. "Si Antel no fuera la demostración más importante del valor de las empresas publicas como factor de desarrollo productivo no generaría tanto problema. Si el Antel Arena se hubiera realizado en Carrasco frente a la rambla no habría tanto alboroto", dijo. 

Daniel Olesker, el senador del Partido Socialista, también defendió la gestión de su compañera de bancada. "Quieren ensuciar la cancha; quieren desprestigiar a nuestros compañeros. Mienten. Defenderemos la enorme gestión de Antel, líder en el mundo. Defenderemos a Antel Arena porque defendemos el deporte y la cultura y sobre todo defendernos a nuestra gran compañera Carolina Cosse", sostuvo. 

"Detrás del ataque sistemático al Antel Arena hay, además de la más que evidente chicana electoral, una visión que dice que las empresas públicas no pueden innovar", señaló el ingeniero Guillermo Moncecchi, que asumió como ministro de Industria cuando en 2019 Cosse renunció para dedicarse a su precandidatura a la Presidencia. 

Dirigentes del oficialismo negaron que se tratara de una "campaña" contra Cosse y algunos celebraron la decisión de iniciar una auditoría externa. Robert Bouvier, el vicepresidente de Antel, dijo que la investigación es lo que "está reclamando la ciudadanía". "No voy a entrar en una polémica con la ingeniera Cosse. Tomamos una decisión totalmente técnica y los resultados son los que vamos a evaluar", afirmó en rueda de prensa. 

"Esto está enmarcado en la política del gobierno que es mostrar transparencia, información y por supuesto también está enmarcado en nuestra responsabilidad de evacuar las consultas y acceso de la información de los pedidos de informes de los representantes", subrayó Bouvier. 

Citando el tuit de Cosse, el senador suplente Sebastián Da Silva (Partido Nacional) ironizó que el Antel Arena "es también una cocina para un privado que costó US$ 600 mil". El mensaje del dirigente apuntaba al valor de esta cocina de 500 metros cuadrados –publicado por El País– y a que la empresaria gastronómica Elena Tejeira instaló allí su compañía privada, según informó Así nos va.

Las idas y vueltas en torno al Antel Arena

La historia del Antel Arena comenzó con el incendio del Cilindro Municipal, el 21 de octubre de 2010. Si bien no hubo fallecidos ni heridos, la estructura se vio comprometida. El 2 de abril de 2013, Antel y la Intendencia de Montevideo firmaron un convenio en el que se comprometieron a reconstruir el viejo edificio.

Pese a ello, el Tribunal de Cuentas observó las compras y contrataciones de Antel vinculadas al proyecto a partir de agosto de 2013. El organismo de contralor evaluó que al embarcarse en este proyecto, el ente estaba violando el principio de especialidad, es decir, que la construcción del estadio excedía las competencias del ente.

No obstante, el proyecto continuó y el 12 de noviembre de 2013 la entonces presidente del ente, Cosse, anunció que había sido elegido el proyecto arquitectónico ganador de los 73 que se habían presentado.

En mayo de 2014, se derrumbó la vieja estructura del Cilindro y las obras siguieron hasta el 2 de julio de 2015. Ese día el directorio de Antel recibió una orden del Poder Ejecutivo que puso en suspenso la construcción. El ministro de Economía, Danilo Astori, entendía que las proyecciones de gastar el doble de lo que inicialmente se había previsto (US$ 40 millones), no era sensato teniendo en cuenta el contexto económico, en el que el déficit fiscal alcanzaba el 3,5% del PBI.

Las críticas, tanto de la oposición como de ciertos sectores del oficialismo, no se hicieron esperar. Por ejemplo, el exintendente de Montevideo Mariano Arana (de Vertiente Artiguista) declaró a Montevideo Portal que le parecía “un desastre” la decisión del Poder Ejecutivo. Y otros sectores frenteamplistas (como el Partido Comunista, el MPP y la lista 711) presionaron para que no se frenara la obra.

Tras la interrupción, unos 180 obreros volvieron a la carga el 16 de febrero de 2016, luego de que el Poder Ejecutivo resolviera levantar el freno al proyecto, aceptando la creación de un fideicomiso para estos fines. 

El Antel Arena fue inaugurado en 2018, sin estar exento de polémica. La Intendencia de Montevideo evaluó multar al centro de espectáculos por vender entradas pese a no tener la habilitación emitida por la comuna.

Y luego de que en noviembre de 2018 el capataz de la obra cayera de una altura de cinco metros, Andrade (el entonces precandidato presidencial y secretario general del Sunca) afirmó que denunciarían penalmente a los responsables.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...