Mundo > Argentina

"Mata el covid y la desidia": la historia de un anciano que murió solo y el descargo de su hijo

Enterrado en el Cementerio Municipal de Moreno, ahora la familia enfrenta nuevas disposiciones que pudieran retrasar por años el traslado de sus restos

Tiempo de lectura: -'

24 de septiembre de 2020 a las 13:43

Roque Gordillo, de 77 años, nació en Tucumán y murió en completa soledad en un hospital de Moreno, en la provincia de Buenos Aires, en una historia que mezcla crisis sanitaria y burocracia. Así lo cuenta, en medios y redes sociales, su hijo Hernán Gordillo.

Pero aún después de fallecido el calvario no cesa: la familia Gordillo puede tener que esperar hasta ocho años para recuperar los restos del padre y trasladarlos a su tierra natal.

"Mata el Covid, y también la desidia que gobierna", escribió en Facebook Hernán Gordillo el pasado 7 de setiembre, más de dos semanas después de la muerte de su padre, que ocurrió el 20 de agosto.

Todo había comenzado mucho antes, cuando Gordillo fue internado en el Hospital Privado Mariano Moreno para una operación de vesícula. Permaneció meses hospitalizado, según cuenta Infobae, mientras esperaba la autorización del Programa de Atención Médica Integral (PAMI), que nunca llegó, porque retrasaban la intervención para después de la pandemia.

En plena pandemia, solo en casa, estuvo tres días tirado sin poder ir al baño ni asearse. La familia consiguió que el médico de cabecera lo volviera a internar, aunque ya había sido dado de alta para, después de la pandemia, hacerle la cirugía.

"Cuando vimos que todo empezó a complicarse, dijimos que lo íbamos a traer a Tucumán para poder cuidarlo y atenderlo acá, donde vivimos sus seis hijos", cuenta el hijo. Ellos contratarían una ambulancia privada y asumirían el costo del traslado.

A fines de julio, iniciaron el trámite para que le permitieran llevar a Gordillo en ambulancia a Tucumán. Consultaron con el Comité Operativo de Emergencia (COE) de la provincia y mandaron los correos correspondientes. "Cuando hablo con el COE y le digo que solo necesitábamos que permitieran el ingreso de la ambulancia para que quedara internado en una clínica, me dicen que cargara el trámite en la página web. Le adjunté el pedido médico e hice hincapié en la urgencia del caso. Eso fue el 6 de agosto pero recién me respondieron el 18 de ese mes, pidiéndome la historia clínica de mi padre, que mandé de inmediato", relata Gordillo hijo.

Pero a los padecimientos derivados de sus dolores por la operación postergada se agregó el positivo al contagio de Gordillo, tras tantos días internado. El 13 de agosto, entró en terapia intensiva y perdieron el contacto directo con él, porque le sacaron el celular. "La única información que recibíamos era cuando lográbamos contactarnos con un enfermero o un médico de guardia".

Sin embargo, seguían en las gestiones para el traslado. El padre murió el 20 de agosto, mientras la familia seguía cumpliendo trámites.

"Dos días antes, nos habían dicho que lo iban a pasar a sala común y que aún no lo habían hecho solo por falta de lugar…Y el 20 de agosto nos dicen que murió. Esto no hubiera pasado si el 6 de agosto el COE nos hubiera dado el OK para que la ambulancia lo trasladara hasta Tucumán", insiste Gordillo.

“Queríamos que nos autorizaran ingresar a la provincia, hasta la ciudad de Aguilares, donde tenemos una casa y mi hermana se ocuparía de sus cuidados, pero no entiendo por qué el COE nunca nos respondió y mi papá se murió solo, lejos nuestro”, lamentó el hijo.

Luego les volvió a escribir para decirles que no hacía falta autorizar el ingreso porque su padre ya había muerto, pero les preguntó cómo hacer para trasladar sus restos.

"Me respondieron que lo sentían mucho y que tenían que mandar un mail a la misma dirección de siempre, donde jamás me respondió una persona", señala Gordillo.

El hombre resume la situación de esta manera: "Por hacer lo que la normativa nos pedía, nos quedamos aguardando la autorización y, en el medio, la desidia y la impericia de la clínica lo terminan matando".

Una normativa, asegura Gordillo, que está fuera de la Constitución y de los tratados internacionales.

La familia Gordillo autorizó a que su padre fuera enterrado en el Cementerio Municipal de Moreno pero ahora vuelven a chocar con otras disposiciones para recuperar sus restos. "La normativa es que, con una orden judicial, el cuerpo se puede retirar a los 4 años, pero sin ella, hay que esperar 8 para poder exhumarlo y trasladarlo. Nosotros lo queremos traer a Tucumán y nos dicen que no se puede", cuenta Gordillo.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...