Economía y Empresas > entrevista al presidente del PIT-CNT

"Lacalle Pou es inteligente para interpretar las señales del pueblo"

Fernando Pereira señaló que la postura de la central sindical en el próximo gobierno será de diálogo, pero defendiendo los derechos alcanzados; se comunicará con el presidente electo en las próximas horas 

Tiempo de lectura: -'

27 de noviembre de 2019 a las 05:04

El presidente del PIT-CNT tiene pensado comunicarse con Luis Lacalle Pou en las próximas horas y reunirse con el mandatario electo luego que sea proclamado por la Corte Electoral, como puntapié inicial de un diálogo que se extenderá en los próximos cinco años. Afirmó que la central sindical es una construcción de izquierda social y, por tanto, no fue indiferente ni neutral con los gobiernos del Frente Amplio y los logros alcanzados. A continuación un extracto de la entrevista realizada por El Observador a Fernando Pereira.  

¿Cuál es la postura del PIT-CNT respecto a la elección del domingo? ¿Esperar la proclamación de la Corte Electoral o asumir ya el triunfo de Lacalle Pou?

Hay un problema que tiene que laudar la Corte Electoral y los partidos políticos. El PIT-CNT no proclama a un presidente. Para mí gusto la diferencia es lo suficientemente importante como para asegurar que la elección la ganó Lacalle Pou. Por un margen mucho menor a lo esperado y eso muestra señales claras de un país que tiene en principio dos posiciones completamente distintas que van a tener que dialogar si queremos construir un país sin grietas, que atienda a los más débiles. De ese diálogo político deben participar las organizaciones sociales. Y ni bien nos invite a dialogar vamos a ir, aceptando que ganó la elección. ¿Eso nos quita de la no neutralidad que teníamos antes de la elección? No. El PIT-CNT no cambió su matriz ideológica en el 2005 cuando llegó la era progresista, ni la cambia ahora con un gobierno de Lacalle Pou, multicolor. Con los riesgos que tiene ese multicolor. Hay que ver las cosas que han pasado estos días con allegados o personas cercanas a Manini (Ríos) para sentir miedo.  ¿Cómo podemos concebir que alguien llame a armar un escuadrón de la muerte para terminar el recreo? ¿Y el recreo de los que desaparecieron a nuestros compañeros cuándo se termina? ¿Cuándo invitan desde la voz del excomandante en jefe (del Ejército) a decir la verdad de lo que pasó en la dictadura? Ahí hay que terminar el recreo. Hay cuestiones que dijo Manini en el video que son reprobables y que faltan a la verdad. Pero por suerte en Uruguay las películas empiezan y terminan: el 1° de marzo Tabaré Vázquez le va a entregar la banda presidencial a Lacalle Pou.

¿Creías en las diferencias que daban las encuestas antes de la elección?

Las encuestas tienen que poder medir qué sucedió, las diferencias que dieron fueron erráticas. Y también fueron muy erráticos los boca de urna. Los que a mí me dieron a mitad de la tarde eran de 10 puntos de diferencia. Y resulta que la mayor parte de las encuestadoras no podían afirmar quién ganó a las 10 de la noche. Algunos más arrojados, y creo que al límite de la irresponsabilidad, plantearon un resultado. Si hay varias que hablan de empate o diferencias con decimales y a otro le da 3% de diferencia, el que no tenía razón fue el que aseguró un triunfo claro. Todos tenemos que tener responsabilidad cuando se construye un modelo democrático. Esa locura que nos viene de tener el primer resultado no es del todo positiva.

¿Cómo se va a parar el PIT-CNT en el próximo gobierno?

Sin levantar muros, sin impedimentos de diálogo. ¿Qué hizo bien, desde mi punto de vista, el movimiento sindical? Levantó la bandera de sus derechos. ¿Qué va a defender el movimiento sindical? Todo el mundo ya lo sabe: los Consejos de Salarios, que allí se lauden los ajustes generales de los salarios; la defensa de las empresas públicas. Hubo una campaña del PIT para defender sus derechos. El empleo, el desarrollo productivo, la justicia social, los Consejos de Salarios y la defensa de las empresas públicas. Cuando nos dicen: ustedes perdieron la independencia de clase, al contrario. Jugamos nuestro partido y lo jugamos bien.

Te referiste a la defensa de los Consejos de Salarios y las empresas públicas. ¿Piensa el PIT-CNT que en un gobierno de Lacalle Pou pueden estar en riesgo?

Hay una señal clara del pueblo uruguayo que le dice a Lacalle Pou: tenga cuidado con lo que va a hacer. No le estamos dando garantías para que pueda hacer cualquier cosa. Porque no va a poder. Porque tiene una coalición con problemas, tiene una oposición muy fuerte y también organizaciones en el Uruguay dispuesta a garantizar sus derechos. ¿Eso quiere decir amenazar? Para nada. Quiere decir defender nuestras conquistas. Parto de la base que Lacalle Pou es lo suficientemente inteligente para interpretar estas señales adecuadamente. De hecho, lo vi hacerlo en la noche de la elección. Las señales son de dialogar, de buscar los máximos acuerdos posibles. Lo voy a llamar en las próximas horas y luego que sea proclamado nos vamos a reunir. Hay que intentar encontrar puntos de acuerdo. Tenemos buen vínculo con Beatriz Argimón, con Álvaro Delgado. Tenemos un vínculo de mucha confianza con Jorge Larrañaga, lo hemos cultivado durante 20 años. Tenemos construidos vínculos con la gente más avanzada del Partido Colorado. Con (Julio María) Sanguinetti también hablamos, pero él siente un rechazo casi genético por el PIT-CNT. Le gustaría que no existieran ni los sindicatos ni las huelgas. Cuando lográs vencer a los trabajadores, lo que vencés es la posibilidad de que se distribuyan mejor los ingresos. Y eso fue lo que lograron hacer entre 1990 y 2004. Y ahí hay una autocrítica que hasta ahora no se han hecho ni Lacalle padre ni Sanguinetti. Y se la deberían hacer. Como tampoco han reconocido el papel responsable que tuvo el movimiento sindical en la crisis de 2002.

Reconociste que la central sindical adoptó una postura de no neutralidad en la campaña.

¿Qué va a ser neutral? Si en estos 15 años logramos Consejos de Salarios, negociación colectiva en el sector púbico, ocho horas para el sector rural, cuatro convenios en el sector domésticos, Ley de responsabilidad penal empresarial, Ley de empleo para personas con discapacidad, licencia para los trabajadores privados. ¿Qué neutralidad vamos a tener contra todas esas conquistas? Se reformó el Sistema Nacional Integrado de Salud, que permite que los hijos de los trabajadores estén en el Fonasa. No somos neutrales.

¿Pero entonces el mensaje no es confuso? Porque el PIT-CNT dice que es independiente.

Compartimos las políticas aplicadas por un gobierno. ¿Independientes qué significa? Ni consultar a los partidos ni a los gobiernos para tomar nuestras propias decisiones. Pero no ser neutrales de las decisiones. ¿Si hay una que es favorable a los trabajadores tengo que decir que es mala porque la aplica la izquierda? ¿Y acaso nosotros qué somos? Provenimos del anarco sindicalismo, del sindicalismo cristiano progresista, del wilsonismo vinculado a las mejores tradiciones de la Comisión de Asuntos Sociales del Partido Nacional, del socialcristianismo. De las corrientes marxistas. ¿Esta suma no te da izquierda a vos? A mí sí. Esta es una izquierda social. ¿No hay blancos y colorados? Sí, si los acabo de nombrar. Hay de todos los partidos. Ahora no quiere decir que su matriz no sea de izquierda. Fuimos fundados por Héctor Rodríguez, por (José) “Pepe” D´Elía, por León Duarte,  por Gerardo Gatti, por Jorgelina Martínez. ¿Qué eran estas personas? En todo caso, la forma en la que se expresa hoy el PIT-CNT en referencia a cómo se expresaba en 1971 es extremadamente cuidadosa.

¿Por qué el Frente Amplio perdió la elección?

Creo que es casi milagroso que un partido que gobierna 15 años no tenga un desgaste. Mayor al que tuvo incluso. No deja de haber gobernado los últimos cinco años en una peripecia global. La guerra comercial entre China y Estados Unidos, el declive de la economía argentina, la crisis brasileña y lo que significa (Jair) Bolsonaro en el poder con sus políticas anti todo. El Frente Amplio gobernó en un mundo convulsionado, muy diferente a los primeros 10 años de la era progresista. Sin embargo, en estos últimos cinco años se logró avanzar en salarios, en el Sistema Nacional de Cuidados, en el fortalecimiento de las empresas públicas. Se construyó el Antel Arena. Supongo que dentro de 10 años cuando se mire la ridícula discusión sobre si era bueno o no el Antel Arena será parte del anecdotario de cómo uno puede decir barbaridades en función de un fanatismo político provisorio. Lo mismo que me pasó a mí con la Torre de las Telecomunicaciones. Tenía una posición necia en contra de esa torre y hoy la vida me demostró que Uruguay es vanguardista en comunicaciones. Si se mira la cantidad de metros de carretera construidos no se puede decir que no hubo obras en Uruguay. Hay que reconocer los avances. Creo de verdad que Tabaré Vázquez va a ser recordado como un gran presidente de Uruguay.

Vuelvo a la pregunta anterior entonces. ¿Con todos los avances que has mencionado, por qué perdió la elección? ¿No transmitió bien el mensaje?

En la cancha no hay solo jugador. En este caso había seis. Cinco de un lado y uno del otro. Hubo un relato de que la alternancia era una necesidad democrática. Después, en el balotaje no quedó tan claro que la gente estuviera totalmente comprometida con la alternancia,  porque entonces el porcentaje tendría que haber sido el que se planteaba previo a la elección. Y no fue capaz la izquierda de hacer los cambios junto con la gente, en interrelación  con las organizaciones sociales y populares. No solo con los sindicatos, porque tuvimos diálogo abierto con este gobierno Pero hay otras organizaciones sociales vinculadas a los derechos humanos, al feminismo, al cooperativismo, al trabajo con la minoridad, al trabajo con la pobreza y también al trabajo territorial. Y ese diálogo del que gobierna con la territorialidad es absolutamente sustancial. Una parte se ejecutó con los gabinetes abiertos en el interior. Pero hay otra parte, que es más de la diaria, de la cotidiana, que creo que tuvo dificultades. Pasa en Uruguay y en todo el mundo. Parecería que es difícil gobernar y articular con la sociedad al mismo tiempo.

¿Faltó ese gobierno en los últimos cincos años?

No hubiera  tenido casi el 50% de los votos si hubiese faltado. Faltó un poco. Hay un sector de la sociedad, sobre todo en el interior, que no comprendió, que no entendió las obras del gobierno nacional, los avances que se han tenido en este tiempo. Con ese resultado  (el del domingo) ningún gobierno debería perder. Si perdió es porque hay un problema de interpretación de un sector de la sociedad que no pudo comprender los cambios que hubo y la importancia que tuvo. Pero no hay que echar la culpa a los demás. Si uno no logra que el otro entienda, hay un problema de mensaje. 

¿Haces alguna autocrítica como sindicalista?

Todos los días. Creo que hicimos todo lo posible y eso te deja tranquilidad de espíritu. Pero la gente laudó. Las organizaciones laudan. Fijate si habrá poca neutralidad. El jueves después de la elección de primera vuelta salió una nota en el semanario Búsqueda con la celebración de los principales miembros de las cámaras empresariales. ¿Por qué festejaban? Porque sienten que el gobierno de Lacalle Pou tiene más cercanía con las cámaras.

¿Pero por qué estaría mal eso en todo caso?

No, es lo que estoy diciendo, que es lo que esperable.

El mensaje que parece que se transmite desde el PIT-CNT es: mirá estos cómo festejan porque ganaron.

No, es lo esperable. Me hubiera dado un infarto si me decían que las cámaras empresariales estaban sufriendo por el resultado. Si (Julio María) Sanguinetti dice: 'se van a terminar las relaciones laborales donde el PIT-CNT sea el locatario y los empresarios visitantes'… ¿Quién es el locatario? ¿Los 400 mil trabajadores que ganan $ 20 mil o menos? ¿A esos los llama locatarios Sanguinetti? Yo a ellos los llamo visitantes, porque todavía no lograron las condiciones mínimas para vivir de su salario. Sanguinetti seguramente no tiene que vivir con $ 20 mil. Ni yo tampoco. Pero a los que les toca vivir con eso naturalmente están siendo visitantes hace mucho tiempo. Y esos $ 20 mil suponen haber duplicado el salario que tenían en el 2004. En el fin del gobierno colorado, o de coalición mejor dicho. El movimiento sindical ahora tiene el desafío de defender los derechos que conquistó. A eso se tiene que abrazar con lucha cuando sea necesario. ¿Es pronosticando conflictos? No. Los conflictos, como la esperanza, no son pronósticos. Son construcciones. Un conflicto se da cuando dos partes no llegan a un acuerdo. Nuestra primera intención es llegar a un acuerdo.

Sos dirigente desde hace mucho tiempo, viviste los anteriores gobiernos de los partidos tradicionales, pero hay muchos formados en estos últimos años. ¿Crees que tienen el mismo concepto que vos del diálogo? ¿No fueron malcriados, por decirlo de alguna manera,  en los gobiernos del Frente Amplio, con viento a favor?

En este país tendemos a subestimar a los jóvenes. Los jóvenes tienen claro que hay que dialogar, que conversar; pero que también que hay que defender. Y ser apasionado con lo que uno hace. No hay ninguna lucha revolucionaria por el cambio que no esté acompañada por amor. No hay ningún dirigente sindical que se abrace a la bandera, por más difamación que se le haga, si no siente amor por sus compañeros. Y el día que lo deje de sentir tiene que dejar de  ser sindicalista. Lo primero que le surge a un trabajador sindicalizado es defender al de al lado. Ese espíritu sindical está en las generaciones más jóvenes. Creémelo.

 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...