Nacional > POLÉMICA

¿Qué dice la carta de los obispos y por qué molestó a Roballo?

La Iglesia presentó un documento sobre fragmentación social que generó malestar en el dirigente frentista y católico

Tiempo de lectura: -'

21 de abril de 2018 a las 10:03

La Conferencia Episcopal del Uruguay (CEU) –la institución que reúne a los obispos de todo el país–presentó este miércoles el documento "Construyamos puentes de fraternidad en una sociedad fragmentada" apuntando a contribuir al diálogo sobre la fragmentación social, tema que entienden se ha profundizado en los últimos años.

En la primera sección, dedicada a analizar la situación actual de la sociedad en varios aspectos donde la fragmentación está dejando huella, muestran sus principales preocupaciones, entre ellas, la pobreza.

"A pesar de las mejoras de los últimos años en los indicadores económicos y del impulso dado a políticas redistributivas, que crearon condiciones para disminuir el número de familias en situación de pobreza, aún subsisten sectores que no han podido acceder a niveles de vida digna", explican en el comienzo de la sección y agregan que les "inquieta que los más afectados continúan siendo los niños".

Lea también: Carta de Roballo tiene "cosas cómicas" y habla de una "confabulación que no existe", dice obispo

Más adelante vuelven sobre este tema y explican que la proporción de niños en situación de pobreza en Uruguay es "la más alta de todo el continente".

Durante la presentación del texto ante los medios, el arzobispo de Montevideo, el cardenal Daniel Sturla dijo que "de cada 1.000 niños menores de seis años, 174 son pobres, mientras que de cada 1.000 personas entre 18 y 64 años, 64 son pobres".

Este se debe a que la mayoría de los niños nacen en los hogares pobres, mientras que las familias con mejores posibilidades económicas postergan la paternidad y tienen menos hijos.

Según los obispos "este es un problema que tiene hondas raíces espirituales" y sumado al alto índice de suicidios y la cantidad de abortos exhorta a los religiosos a "seguir destacando y promoviendo el valor de vivir una vida con sentido".

Otro de los puntos centrales de la carta es lo referido a educación, donde los obispos son críticos, sin mencionarla, con la administración actual.

"En la educación, a las dificultades que genera trabajar con una población que mayoritariamente sufre carencias de diverso tipo, se suma la lentitud de gran parte de nuestro sistema para hacer reformas necesarias", dice el texto.

Durante la conferencia, el cardenal insistió con la idea de crear un sistema similar a los Caif, donde Estado y privados trabajen juntos. "Es una herramienta fantástica", manifestó y recordó los buenos resultados que han dado liceos como el Jubilar (Casavalle), Providencia (Casabó) y el centro educativo Los Pinos (Casavalle).

Lea también: Obispos uruguayos preocupados por cantidad de gente que vive en la calle

Otro tema que mencionaron los obispos que se reunieron en el mes de abril en Florida fue la dicotomía campo-ciudad, tema que ha estado en el tapete en los últimos meses por los problemas del sector rural.

"No es constructivo un espíritu de división que estigmatiza a quien esta 'del otro lado', a través de prejuicios o simplificaciones que engañan", justifica el documento.

La carta de los obispos dedica un párrafo a hablar de los inmigrantes y advierte que es necesario prevenir cualquier situación de abuso que se puede generar sobre "los hermanos venidos de otras tierras", tanto en el ámbito laboral como en cualquier otro "a causa de la vulnerabilidad que muchas veces presenta su situación".

El enojo de Roballo

El prosecretario de Presidencia, Juan Andrés Roballo, envío una carta personal a través de la red social WathsApp al arzobispo Sturla mostrando su molestia con el documento y sostuvo que no es un "señalamiento legítimo" de la institución lo expresado en el documento.

El dirigente del Partido Demócrata Cristiano, reconocido militante católico, mencionó que podría tratarse de una voluntad política y no de la verdadera expresión de la institución. Hay una "sospecha de operación política coordinadora con organizaciones políticas", dijo el prosecretario y explicó que el texto tiene denuncias muy similares a las promovidas por el sector Todos del Partido Nacional.

"Hasta el nombre del documento de los obispos coincide con la consigna del sector Todos del Partido Nacional", dijo Roballo mencionando la similitud entre el título del documento y el eslogan "Tendiendo Puentes" que utiliza el sector de Lacalle Pou.

En lo que refiere al contenido, Roballo cuenta que lo propuesto por la Iglesia es similar a lo del movimiento Un Solo Uruguay.

"Se denuncia una fractura social, división del campo y la ciudad, infantilización de la pobreza, relato muy parecido al de los autoconvocados, a una semana del informe del INE (Instituto Nacional de Estadísticas) que da cuenta, una vez más, de la baja de la pobreza", dice la carta firmada a su vez por su familia, informó Subrayado este jueves.

"A esta Iglesia se le está pasando por alto que al 2005 la pobreza era del 39,9% y más del 50% eran niños y adolescentes y ahora es de 7,9%. La indigencia al 2005 era del 7,9% y ahora es de 0,1%", agrega Roballo, que aseguró que las críticas vienen de varios sectores del cristianismo.

Pese a que el secretario de la CEU y arzobispo auxiliar de Montevideo, Milton Trócoli, explicó en entrevista con el programa Para empezar el día de Radio Oriental que el mensaje comenzaba diciendo que Roballo no leyó el documento, consultado por El Observador, Roballo explicó que una vez leído el documento no cambió su pensamiento.

Roballo explicó que "fue un WhatsApp que le envié a Daniel Sturla, como en otras ocasiones (...) que se terminó filtrando sin mala fe. Pero no fue una carta pública".

Comentarios