Fútbol > HISTORIAS

Alan Medina, el futbolista de Liverpool que sufrió convulsiones y tiene la carrera en suspenso

El volante de Liverpool sufrió convulsiones el 23 de julio y aguarda, con tranquilidad y esperanza, una segunda opinión médica para intervenirse

Tiempo de lectura: -'

14 de agosto de 2020 a las 05:04

En los potreros de Piedras Blancas, Alan Medina creció jugando al fútbol. De origen humilde, se crió con su madre, su abuela y sus hermanos y en el baby fútbol comenzó a destacar en Potencia jugando como lateral izquierdo. De tanto correr atrás de la pelota, las notas de la escuela le bajaban y la penitencia era no ir a jugar los fines de semana. Por eso, más de una vez Sergio, el papá de su compañero Facundo, debió interceder ante la madre de Alan para lograr que una de las figuras del equipo no faltara los domingos. 

Independiente desde chico y en convivencia desde los 19 años con una futbolista, Medina, volante de Liverpool, sufrió el 23 de julio -en la recta final para la vuelta a las canchas tras el parate por la pandemia de coronavirus- un imprevisto giro. En la madrugada sufrió convulsiones y debió ser internado. Se le practicaron estudios, se le detectó una patología congénita y tuvo que dejar de entrenar. 

Sin embargo, lejos de bajonearse, Medina vive estas horas de incertidumbre con aplomo y mente positiva. "Me agarró durmiendo y no tenía conciencia de lo que me había pasado cuando mi novia me despertó. Lo único que sentía era cansancio y ganas de seguir durmiendo. Pero me llamaron una ambulancia y cuando me llevaron al hospital en la emergencia ahí me di cuenta de lo ocurrido", recordó a Referí en su casa de Piedras Blancas, allá por Carlos A. López, a unas cuadras de Belloni. 

Los estudios practicados, una ecografía y una resonancia, revelaron que Medina padece una malformación venosa congénita en la cabeza. "Me mandaron medicamentos para prevenir las convulsiones, pero mi representante (Gerardo Arias) mandó los estudios a Argentina como para tener una segunda opinión. El viernes 28 me voy a hacer todas las pruebas de nuevo para mandarlas allá". 

"Acá me dijeron que con una intervención podía perder por un tiempo la movilidad del brazo y el habla. De allá me dicen que hay posibilidad de operarme despierto. Pero de todos modos estoy tranquilo porque me dijeron que es benigno y que no es grave", afirmó. 

"No se sabe cuál es el tiempo de recuperación. Va mucho en la cabeza, en lo que esté pensando, si pienso en negativo va a ser más larga. Capaz que puedo estar en tres meses, capaz que en ocho. Charlo del tema con psicólogo, pero no estoy pensando en la fecha ni en volver. Estoy tranquilo, vivo el día a día, normal, y cuando tenga que llegar la operación me operaré y luego le pondré más mente positiva para volver lo antes posible", expresó Medina, que tiene 22 años. 

El jugador al que Paulo Pezzolano hizo debutar el 16 de setiembre de 2018 en Belvedere contra Fénix, sonríe. Aprendió a ser independiente de chico. "Cuando mi familia no podía llevarme al baby fútbol iba solo con los padres de algún compañero. A Líverpool me sumé en Séptima e iba con un amigo a Belvedere donde salía el ómnibus que nos llevaba al Oeste. Cuando él dejó de ir ya me sabía el camino e iba solo". 

Desde hace seis años está en pareja con Julieta Cassina, con quien convive hace dos años. La novia es futbolista y juega de lateral en River Plate. "Nunca pude ir a verla porque juega los fines de semana. Este sábado tiene amistoso y me toca ir a verla. Juega muy bien y me gusta darle algún consejo para que mejore, como que se frene un metro antes de llegar a la marca porque si no les pasa por arriba o la pueden pasar", comentó. 

En Liverpool arrancó de lateral pero en Sexta Julio Loustau lo convirtió en volante externo. También jugó como volante central y a Tercera subió como enganche. "Gabriel Oroza me ayudó mucho, fue el técnico que más me marcó". 

"Ya desde Séptima, Liverpool nos daba viáticos y después de cada práctica un colet o un jugo y dos cereales; cuidan mucho a los jugadores", dijo con orgullo de pertenencia. 

Tuvo que esperar hasta febrero de 2019 para empezar a tener continuidad en el negriazul. "Me sirvió seguir jugando ese tiempo en Tercera para agarrar más ritmo. Pezzolano me pidió jugar de lateral y le dije que sí, sin problemas". Sumó 17 partidos esta temporada, 15 por el torneo local (en el que Liverpool conquistó el Intermedio) y dos por la Copa Sudamericana contra Caracas". 

Contra Cerro Largo, habilitado por Leonardo Pais en el Ubilla, anotó su primer gol. 

Este año volvió al medio en el arranque del año y jugó un partidazo en la final de la Supercopa contra Nacional. Fue el autor del segundo gol del partido: una obra de arte que comenzó eludiendo a Ayrton Cougo para clavar la pelota en el ángulo con un zurdazo. 

"Dudé en encararlo, pero no me quedaba cancha porque si iba para afuera se me iba larga o me sacaba con el cuerpo o con su pierna hábil, y como en el área no entraba nadie me dije: 'me la tengo que jugar', entonces enganché y le di de primera", contó sin poder evitar una amplia sonrisa. 

Tras jugar dos de los tres primeros partidos del Apertura como titular y los dos de la Copa Sudamericana contra Llaneros, además de la Supercopa, llegó la pandemia. Y tras cartón su problema de salud. Pero Medina está tranquilo

 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...