Cargando...

Economía y Empresas > Turismo

Alojamiento informal facturó casi US$ 25 millones en verano y "destruye" a la industria hotelera

Solo en la zona de la península de Punta del Este se alcanzaron ingresos de US$ 13,5 millones. Hoteleros piden que se regule y se paguen impuestos 

Tiempo de lectura: -'

21 de junio de 2022 a las 09:30

El alojamiento informal en todos los balnearios desde Punta Ballena hasta José Ignacio, en Maldonado, obtuvo una facturación de US$ 24, 8 millones durante el verano pasado y esos números encendieron las alarmas en el sector hotelero.

La cantidad de vivienda ofrecida que logró colocarse a turistas por fuera del sector formal solamente en la península de Punta del Este fue de 3.285 en mayo. Durante la temporada de verano la disponibilidad estuvo entre 1.594 propiedades en marzo, pero había sido mayor en enero con 2.847. Facturaron más de US$ 13,5 millones alquilando 93.159 noches con tarifas promedio de entre US$ 115 y US$ 159, sin pagar impuestos. La situación preocupa al sector hotelero que se ve fuertemente afectado por lo que considera una competencia desleal.

El avance del comercio electrónico y de plataformas como Airbnb, Vrbo o Booking - que permiten a usuarios alquilar desde una habitación hasta una casa con varios dormitorios - ha generado dificultes tanto al sector hotelero como al inmobiliario.

Distribución de los alojamientos informales en Punta del Este

Según explicó a El Observador Analía Suárez, presidenta del Centro de Hoteles de Punta del Este (CHPE), existe “una nueva forma de tomarse vacaciones” que ha ido creciendo “con las inversiones en apartamentos con todo tipo de servicios” y las “plataformas que te simplifican y te hacen posible publicarlos sin tener que tener una cantidad mínima de unidades”.

Suárez indicó que este tipo de alojamiento “no paga impuestos” y no se encuentra registrado ante la Dirección General Impositiva (DGI). Además, no informan a los vecinos ya que “no hacen de público conocimiento que del apartamento entre y sale gente y que eso genera las revisiones de los consorcios”.

Otro de los puntos que marcó la empresaria es que, a diferencia de los hoteles, las personas que alquilan a través de estas plataformas no informan sobre la población flotante. “Los hoteles informamos todas las noches sobre toda la gente que se aloja. Se informa al Ministerio del Interior y a Interpol porque si hay alguien buscado, por ejemplo, con esa información lo detectan, viene la Policía y se lo llevan”, señaló.

No tener estos datos sobre población flotante también repercute en las estadísticas de temporada que se presentan, ya que hay determinada población que se sabe qué ingresó al país pero no a dónde fue y dónde se alojó.

Para Suárez, exigir hacer este tipo de cosas “equilibraría un poco el negocio, además que lo podría fiscalizar”. En esa línea, ejemplificó que, en España, hay lugares donde se permite solo un porcentaje de apartamentos o de propiedades en alquiler que no superen determinado porcentaje de camas hoteleras.

No podés competir con algo que lo pagan entre 200 propietarios como podrían ser las instalaciones de un apartamento gigante contra una unidad hotelera que tiene que renovarse, sacar para reinvertir más todos los costos de fiscalización que hay”, sostuvo.

El Ministerio de Turismo (Mintur) se encuentra trabajando en un proyecto que busca la regulación de este tipo de alojamiento. El ministro Tabaré Viera, en entrevista con El Observador, había dicho que el tema “se va transformando en un verdadero problema” lo que obliga a “estar trabajando en una reglamentación de vivienda turística para separarla y definirla. Separarla de lo que es un régimen de alquiler, por ejemplo, de vivienda permanente o de otros usos”.  

“Este proyecto no es sencillo porque lo que quiero dejar claro es que acá no se trata de impedir el derecho de propiedad, del derecho que tiene un propietario de alquilar 15 días o un mes su casa o apartamento para pagar los gastos del año, cosa que es común. Esto trata de reglamentar el alojamiento comercial turístico que está publicado todo el año, que hay verdaderos hoteles o aparthoteles en edificios con servicios de hoteles que incluso se alquilan comercialmente”, explicó el jerarca.

Distribución de los alojamientos informales en Piriápolis

Los números que duelen a la hotelería 

Según datos de la plataforma de investigación de alquileres AirDNA, sólo en la península de Punta del Este fueron 3.285 los alojamientos informales disponibles en mayo, último mes relevado. El precio promedio de alquiler en mayo fue de US$ 120 y se alquilaron 6.491 noches de alojamiento.

Por su parte, en junio, hay 26 hoteles abiertos con 1.057 habitaciones disponibles en Punta del Este a una tarifa promedio de US$ 92, según datos del CHPE.

Si vamos a la temporada de verano, en diciembre había 2.487 alojamientos informales disponibles que se alquilaron por 18.597 noches a una tarifa promedio de US$ 151. En enero fueron 2.847 los alojamientos disponibles y 40.311 las noches alquiladas a una tarifa promedio de US$ 159. En febrero la disponibilidad bajó a 2.087, se alquilaron 22.048 noches a una tarifa de US$ 132. Finalmente, en marzo, la disponibilidad de alojamiento fue de 1.594 y se vendieron 12.203 noches a un precio de US$ 115.

La gran diferencia se da cuando la comparación se hace con todo el departamento de Maldonado, principalmente con la zona costera. Si a la península de Punta del Este se le suman los datos de Punta Ballena, José Ignacio, Maldonado, San Rafael, Manantiales y Pinares, los hoteles en junio llegan a las 1.547 habitaciones disponibles mientras que a través de Airbnb y Vrbo se ofrecen 5.567 propiedades.

En el caso de los hoteles, de los socios del CHPE hay 60 abiertos durante la temporada de verano, con una disponibilidad de entre 2.500 a 3.000 habitaciones. Por su parte, a través de plataformas digitales se ofrecieron entre diciembre y marzo 14.856 propiedades y se vendieron 150.910 noches.

Entre diciembre y marzo, tomando como referencia las tarifas promedio, los alojamientos informales facturaron US$ 24,8 millones.

Suárez explicó que los precios promedio de alquiler – que son mayores en los alojamientos informales– se deben a que son alquileres de casas grandes con muchas habitaciones. “No hay solamente habitaciones de hotel, cada una de esas propiedades alberga a cuatro, seis u ocho personas. Esa es la tarifa promedio por unidad, comparada con la tarifa de hotel que te da solo la habitación”, indicó.  

La realidad es que si no bajás mucho la tarifa, la gente prefiere alquilarse un apartamento. La habitaciones del hotel están castigadas porque aún siendo muchas menos, hay disponibilidad”, agregó.

En Montevideo en mayo, según AirDNA, había 2.207 alojamientos informales mientras que entre Playa Verde, Playa Hermosa, Playa Grande, Piriápolis, Punta Colorada y Punta Negra había 817.

Distribución de los alojamientos informales en Montevideo

Gestión de alojamientos

Otra de las preocupaciones del sector hotelero es el de la aparición de distintos servicios, como son Tu Anfitrión y deppto, donde aprovechan el contexto para ofrecer a propietarios gestionar sus viviendas o maximizar su rentabilidad.

Este tipo de aplicaciones “te reciben la gente, se ocupan de tu limpieza y de posicionarte mejor en Airbnb o cualquier otra red”, dijo Suárez. Y agregó: “Me parece que este es un país donde todo el mundo paga sus impuestos, por lo tanto, esto tiene que ser claramente regulado porque son actividades que generan muchos ingresos y hasta cuadriplican los de la hotelería”.

Según la presidenta del CHPE, este tipo de empresa y de alojamiento deben estar regulados y pagar impuestos porque así “deja de canibalizarse la tarifa”. “Un hotel de dos o tres estrellas no puede sobrevivir con el dólar como está a los precios que por ahí a un propietario le alcanza para no pagar las expensas. Un hotelero no puede sostener los impuestos, el personal, el edificio, el servicio y demás con tarifas tan bajas”, apuntó.

“Se está produciendo un deterioro de la industria hotelera porque nadie puede sobrevivir y hay claramente una injusticia respecto a todas las otras actividades que están reguladas y pagan”, concluyó. 

 

 

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...