Economía y Empresas > MOVILIDAD ELÉCTRICA

Alquilar un utilitario eléctrico sin costo por un año, el señuelo para promover su uso

El Poder Ejecutivo ofrece a las arrendadoras de vehículos comprar unidades con beneficios impositivos para luego alquilarla a empresas 

Tiempo de lectura: -'

12 de febrero de 2019 a las 14:28

El Ministerio de Industria, Energía y Minería (MIEM) tiene abierta una convocatoria que otorga incentivos para la compra y alquiler de vehículos utilitarios eléctricos. El llamado está dirigido a las arrendadoras de vehículos, para que adquieran unidades, que luego serán alquiladas mensualmente a empresas interesadas en conocer y probar esta tecnología, sin costo y por el plazo total de un año.

La medida forma parte del proyecto Movés,  que tiene por objetivo la promoción de un modelo de transporte bajo en carbono y eficiente en Montevideo, para luego ser replicado en otras ciudades de Uruguay, basado en la mejora de las capacidades institucionales, el desarrollo de una regulación adecuada y la aplicación de tecnologías innovadoras, según el MIEM.

También están abierto el llamado para las empresas que hoy tienen vehículos utilitarios convencionales y quieran inscribirse para la prueba  gratuita de un utilitario eléctrico. Así podrán evaluar el cambio de sus unidades.

Las arrendadoras deberán presentar una propuesta de compra de los utilitarios y sus respectivos cargadores, en donde se indique marca y modelo,  de acuerdo a una serie de requisitos fijados por el programa. Luego el MIEM evaluará las propuestas y adjudicará en esa oportunidad la adquisición de hasta 8 unidades en total.

El proyecto Movés habilita incentivos para la compra por hasta US$ 3.000 por unidad y un subsidio al alquiler por US$ 500 más IVA cada vez que uno de estos vehículos sea arrendado a una empresa. Los vehículos que se adquieran deberán tener una autonomía mínima de entre 100 y 130 kilómetros, y contar con una capacidad útil mínima de carga de 450 kg, entre otras especificaciones técnicas.

Las empresas que resulten seleccionadas darán en alquiler las unidades a las empresas beneficiarias seleccionadas por el ministerio. La firma arrendadora podrá cobrar a las beneficiarias costo por concepto de seguros y otros, con un monto máximo de hasta US$ 100 por mes por beneficiario, y el deducible del seguro en caso de que el utilitario resulte dañado. Ese deducible no podrá superar los US$ 500. También serán las encargadas de realizar el mantenimiento de las unidades y de tener contratado un servicio de auxilio, entre otros puntos.

El llamado se habilitó el 25 de enero y el plazo para la presentación de propuestas finaliza este viernes 15 de febrero, según la convocatoria oficial.

Ventajas a considerar

Las actuales exoneraciones tributarias y menores costos de consumo y mantenimiento son aspectos centrales que las empresas deberían tomar en cuenta a la hora de comprar un vehículo utilitario eléctrico.

Ya hay disponibles en el mercado modelos utilitarios en su versión eléctrica e incluso UTE tiene algunos que forman parte de su flota. Y las exoneraciones existentes para la adquisición de esas unidades con fines de transporte para empresas pueden volcar la balanza a favor de ese tipo de vehículos, según cálculos efectuados por la consultora energética SEG Ingeniería durante el último Congreso Latinoamericano de Energía Eólica.

Por ejemplo, el precio promedio de un utilitario eléctrico es de unos US$ 40 mil, mientras que otro a nafta con las mismas características vale aproximadamente US$ 20 mil. Pero conviene hacer un desglose de beneficios para el primer caso.

Cada empresa puede recibir una quita de 30% sobre el valor del vehículo por concepto de exoneración del Impuesto a la Renta. Eso equivale a US$ 12 mil. Además, percibe, sobre ese valor de compra del utilitario eléctrico en promedio US$ 3 mil a través de un Certificado de Eficiencia Energética que se extiende en dinero y lo otorga por la Dirección Nacional de Energía del Ministerio de Industria, siempre que se cumpla con determinadas condiciones.

Con esos beneficios el costo pasa a ser de US$ 25 mil y la diferencia con un vehículo de similares características pero a combustión queda en US$ 5 mil. Esos US$ 5 mil son equivalentes al ahorro anual promedio que tiene un utilitario eléctrico frente a un naftero por el menor costo de la energía para su utilización.

De esa manera, al año de adquirido el eléctrico llega al valor del utilitario a combustión. Y ese ahorro se mantendrá durante cada año de vida útil del vehículo. Además, los autos eléctricos están exonerados del pago de patente, medida que año a año es analizada y aprobada por el Congreso de Intendentes.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...